Publicidad
Tema del dia 19 Ene 2012 - 10:00 pm

Gustavo Bell, embajador en Cuba, sería el hombre clave

¿Diálogos de paz en La Habana?

La exsenadora Piedad Córdoba y el delegado diplomático en el país caribeño ya se habrían reunido para analizar las posibilidades de acercamientos con las Farc. Gobierno reitera que seguirá la ofensiva militar.

Por: Redacción Política
  • 276Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/temadeldia/dialogos-de-paz-habana-articulo-322000
    http://www.elespectador.com/noticias/temadeldia/dialogos-de-paz-habana-articulo-322000
  • 0
  • 226
En marzo de 2011, el presidente Santos posesionó a Gustavo Bell como embajador en Cuba, quien hoy sería clave para buscar diálogos con las Farc. / Presidencia

Que el tema de la paz está en la agenda del presidente Juan Manuel Santos, de eso no cabe duda. Y aunque el primer mandatario haya rechazado recientemente la posibilidad de “retomar” lo que quedó pendiente hace diez años tras los fracasados diálogos del Caguán, como lo propuso el jefe de las Farc Rodrigo Londoño, alias Timochenko, y el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, haya negado que se estén adelantando conversaciones secretas con la guerrilla, los rumores en el sentido de que las cosas se siguen moviendo por debajo de la mesa persisten y, más aún, siguen tomando fuerza.

Las señales son muchas: el expresidente Andrés Pastrana dice que la mejor manera de alcanzar un diálogo con las Farc es que sea secreto y fuera de Colombia. Colombianos y Colombianas por la Paz proponen un cese al fuego o una tregua bilateral como primer paso para generar un acercamiento entre las partes. Simón Gaviria, director del liberalismo, habla de un período de prueba para la guerrilla en el que deben ser liberados todos los secuestrados y declarar un cese de hostilidades como muestra de voluntad para conversar y el historiador e investigador Medófilo Medina —quien en junio de 2011 le envió una carta al entonces líder de las Farc Alfonso Cano pidiéndole explicaciones del porqué de la necesidad de continuar con la lucha armada— advierte que el hecho de que se diga que no hay ninguna negociación no significa que no se estén haciendo contactos.

Y es precisamente aquí donde, al parecer, está el meollo del asunto. Según conoció El Espectador, el gobierno de Santos sí está explorando posibilidades de acercamientos, proceso en el que viene jugando un papel clave el actual embajador en Cuba, Gustavo Bell Lemus, un hombre muy cercano a Andrés Pastrana, como quiera que fue su vicepresidente y ministro de Defensa. La isla caribeña sería precisamente el sitio que se ha pensado para un primer contacto directo con la guerrilla, ya que el Ejecutivo tiene claro que Venezuela es un país que genera rechazo en la opinión pública nacional.

Lo cierto es que Bell Lemus ya se habría reunido con la exsenadora Piedad Córdoba, quien se encontraría en estos momentos en La Habana, buscando tantear el terreno, y la anunciada liberación de varios miembros de la Fuerza Pública hoy en poder del grupo subversivo podría ser utilizada para el cruce de información entre Gobierno y Farc. Y en medio de estas exploraciones iría también un claro mensaje al grupo guerrillero: la exigencia de liberación de todos los plagiados y la continuidad de las operaciones ofensivas por parte de las Fuerzas Militares. El Gobierno tiene claro que cualquier anuncio ante la opinión pública, reconociendo acercamientos, sólo se hará cuando las Farc muestren buena voluntad.

Incluso, para el mismo Pastrana, existe otra señal inequívoca de que las cosas podrían fluir mejor: “En los dos meses que lleva como jefe de las Farc (Timochenko) ya ha emitido tres comunicados y, por lo tanto, creo que ahí hay una señal”, dijo en una reciente entrevista al diario El Tiempo, reconociendo que, efectivamente, se necesitan “gestos de paz contundentes con el país” por parte de esa guerrilla.

Por ahora todo no es más que un ir y venir de rumores. En el alto Gobierno el tema se maneja con la mayor discreción y sólo el presidente Santos está autorizado a abordarlo en público. Y el jefe de Estado ha sido contundente: “Que se olviden (las Farc) de un nuevo Caguán”, escribió en su cuenta de Twitter. “El Gobierno no tiene en este momento ningún indicio, ninguna manifestación, que nos pueda convencer de la buena voluntad de la contraparte en materia de llegar a un acuerdo de paz (...) la acción de la Fuerza Pública será contundente y seguirá siendo contundente sin ninguna contemplación”, dijo el lunes pasado, en un consejo de seguridad en Florencia. Pero algo se está moviendo, no hay duda.

  • 0
  • 226
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Rafael Ramirez, de zar petrólero a canciller de Venezuela

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio