Publicidad
Tema del dia 16 Dic 2011 - 11:11 pm

"Nosotros tenemos que contar la verdad, y punto"

La herencia de una estirpe

Recuerdos de un periodista que vivió tomándole el pulso al país a través de sus noticias:el director de El Espectador que hizo de la redacción un sitio de encuentro para nunca callar.

Por: Óscar Alarcón Núñez
  • 226Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/temadeldia/herencia-de-una-estirpe-articulo-317162
    http://www.elespectador.com/noticias/temadeldia/herencia-de-una-estirpe-articulo-317162
  • 0
insertar
Guillermo Cano Isaza (1925-1986), un periodista en la memoria de Colombia. /Archivo - El Espectador

Eran casi las siete de la noche y los noticieros radiales, a los que Guillermo Cano era adicto, hablaban del decreto que esa noche acababa de expedir el Gobierno, por medio del cual, ante la finalización de la legislatura, se convocaba al Congreso a sesiones extras por tres días. El propósito era evacuar proyectos que habían quedado pendientes, la mayoría de los cuales tenían que ver con la situación de orden público originada en la guerra contra el narcotráfico.

Cano conducía su automóvil, sin guardaespaldas. Salía de las instalaciones de El Espectador, en la avenida 68, y se dirigía al sur para hacer el retorno veinte metros después y tomar la ruta al norte que lo llevaba a su residencia. Era una rutina que no variaba, al tiempo que escuchaba los noticieros. La noche comenzaba a asomarse y las luces de Navidad ya anunciaban el inicio de la temporada ese 17 de diciembre. Quién sabe si logró escuchar una de las emisoras que hablaba de los nuevos decretos y de la estrategia que se estudiaba en Palacio para contrastar el fallo de la Corte Suprema que cuatro días antes había tumbado el tratado de extradición con Estados Unidos y que firmó el presidente Barco cuando se desempeñaba como embajador en Washington.

La guerra contra los carteles de la droga estaba en su punto más alto, mientras que ese día los colombianos, tratando de buscar una escapatoria, acudían prestos a sus casas para iniciar las novenas navideñas con la esperanza de que esa oración sirviera para combatir la delincuencia. Al director de El Espectador también lo esperaban su esposa, sus hijos, sus primeros nietos y otros miembros de la familia, con alegría y con panderetas, para cantar los villancicos frente al pesebre y el árbol de Navidad.

Al tiempo que la emisora divulgaba noticias, y cuando se preparaba a hacer el giro sobre la 68, los disparos del narcotráfico ponían fin a una de las personas que más los había combatido. Esa misma semana, en su oficina, él había recibido a la periodista Cecilia Orozco, quien, conocedora de su valentía y de su pluma cortante contra las injusticias del país, le preguntó para su programa de televisión cómo había hecho para que no le hubiera pasado nada a raíz de sus fuertes críticas, y don Guillermo, con la timidez que le era característica, le comentó que cuando salía de allí a su casa lo hacía sin ninguna seguridad y que si iban a atentar contra él por lo que escribía o por lo que aparecía en su periódico, eso se lo dejaba a Dios y a la suerte. Pero esa noche no contó con la ayuda de ninguno de los dos.

Periodista de estirpe

Tuve la fortuna no sólo de trabajar con él sino de ser uno de sus discípulos. Heredó de sus mayores no sólo el cabello cano —característica física de todos ellos, como si de allí proviniera el apellido—, sino también el olfato periodístico y ese amor por la patria que tuvo Fidel Cano Gutiérrez, el fundador del periódico, cuando a finales del siglo XIX combatió la censura de prensa que impuso el gobierno de la Regeneración y que lo llevó a bautizar como la Ley de los Caballos a aquella que atentaba contra el oficio; la misma de Luis Cano cuando fue el único de los liberales que el 9 de abril le pidió en Palacio la renuncia al presidente Mariano Ospina Pérez, y también la misma de su padre, Gabriel Cano, cuando ante la censura impuesta por la dictadura militar, prefirió cerrar El Espectador antes que atender los pedidos del Gobierno.

Había que verle la cara de satisfacción con que llegaba al periódico cuando habíamos chiviado a la competencia. Y, por el contrario, el rostro de dolor y el mal genio que mostraba cuando la exclusiva había sido de El Tiempo. Su salida de la oficina y su caminar por el amplio salón de la redacción eran una rutina que repetía varias veces al día. Pasaba por la mayoría de los escritorios preguntándole a cada uno de sus periodistas: “Hola, hola, hola. ¿Qué hay? ¿Qué hay de nuevo?”. En ese momento, uno le podía dar la noticia más importante, la noticia de última hora (la Corte tumbó la reforma constitucional de Turbay, la Junta Monetaria devaluó el peso, Franco está que se muere, se resbaló el Papa en el Vaticano, se lesionaron dos jugadores del Santa Fe), pero él seguía con la misma muletilla: “Hola, hola, qué bueno. ¿Y qué más? ¿Qué más?”.

Con igual pasión con la que defendía la justicia y la paz y los postulados del Partido Liberal, gozaba un triunfo de su amado Santa Fe y se emocionaba con una pelea de Pambelé o una buena corrida de toros.

Tenía humor y de ello hacía gala en breves notas ligeras que escribía en la columna ‘Día a día’. Cuando Álvaro Salom Becerra publicó su novela Don Simeón Torrente ha dejado de... deber, el diablillo tipográfico en vez de “deber” puso “beber”. El gazapo lo rectificó al día siguiente y anotó que el error debió ser de un corrector “pasado de copas”. También le encantaba jugar con el gracejo en los títulos. Cuando en una fotografía estaban Belisario Betancur y doña María Eugenia Rojas, la tituló “BB y la Nena”.

En una ocasión me tocó hacer la investigación sobre unos predios que el Gobierno estaba adjudicando con una clara violación de la ley. Cuando iba por el segundo informe, uno de los beneficiarios, quien con alguna frecuencia visitaba la redacción y saludaba con mucho afecto al director, me llamó y, haciendo gala de su buena educación y respeto, me inquirió sobre el tema que estaba desarrollando. Le di explicaciones y me pareció prudente comentarle a don Guillermo. En esa oportunidad me respondió:

—Él puede ser amigo nuestro, pero para el periódico no hay amigos. Nosotros tenemos que contar la verdad y punto.

Así pensaba y enseñaba a ejercer el hermoso oficio. Estaba en todo. A las diez de la mañana ya había leído los periódicos de la competencia, ya había hecho dos o tres llamadas a sus fuentes. Luego, esa figura jorobada, jorobada como la de su abuelo Fidel, se paseaba por la redacción, iba al salón de los teletipos, en esa época en que no había internet, a leer los cables que transmitían las agencias internacionales. También pasaba al archivo en la búsqueda de una que otra fotografía (así encontró una de Pablo Escobar cuando su memoria le hizo recordar que ese personaje —que sería el autor intelectual de su asesinato— hacía unos años había sido detenido por narcotráfico y la fotografía se había publicado). La volvió a publicar, destacada en primera página, para resaltar cómo el capo había comenzado su vida delictiva. Y, por supuesto, don Guillermo también iba a los talleres a leer las planchas, a coger los lingotes de plomo, tratando de acomodarlos en una página.

Veinticinco años de su cruel asesinato sirven no sólo para lamentar el horrendo ataque de que fue víctima sino para recordar su ausencia. Sin embargo, es mejor no llorar su muerte, sino recordarlo vivo.

Relacionados

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 39
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Arjen Robben espera regresar contra el Borussia Dortmund

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • La impactante broma de los 27 millones de reproducciones en YouTube
  • 'No le preste atención a la gente pobre': Robert Kiyosaki
39
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

dumbar

Lun, 12/26/2011 - 22:19
En Roma en la antiguedad se decia:Mirad a quien beneficia el crimen y alli hallarais al culpable.
Opinión por:

dumbar

Lun, 12/26/2011 - 22:14
Hay muchos Colombianos que siquen atrapados en las telarañas de las mentiras.Nuestros muertos tienen rostros,tienen nombre y apellido,al igual que aquellos son responsables de estas muertes sangrientas tambien tienen nombre y apellido.
Opinión por:

dumbar

Lun, 12/26/2011 - 21:48
Y 16 años despues estos Narcos-Criminales llegaron al poder con el CAPO de CAPOS y su asesor primo de Pablo Escobar
Opinión por:

Picapleitos

Sab, 12/17/2011 - 19:52
Con dolor se recuerdan estos hechos de una mafia que desafió al país y al gobierno de turno que no supo interpretar las voces como este adalid del periodismo colombiano. La impunidad de su crimen ocultado por quienes sacan provecho de la violencia que todavía pululan y que no quieren ver que reformas a la justicia como la actual es un retroceso a lo poco que habíamos logrado. Paz en su tumba y respeto por la independencia de criterio.
Opinión por:

suesse

Sab, 12/17/2011 - 18:49
Si de verdad este pais(ucho) recordara, y vivos, a gentes valiosas que se sacrificaron en aras de la decencia, no hubiera permitido la caida de un Galán, la muerte miserable de un Jaime Garzón, la subida de un AUV al poder. NO habria electo a los Garcia Romero al senado, no habria PIN ni U, ni Diian ni Roys ni esperpentos de ese estilo. No le permitiría a los narcos lavar divisas en terrenos estratos 5, 6 y demás, ni asistiria en masa a seguir con el "narco way of life" en sus salones de cirugias plásticas, narcomafionetas, narconovelas, etc,etc. Pero miremos lo que somos y no nos demos golpes de pecho falsos: somos un pais de mentiras, narcotizado,obnubilado y que adora a Pablos,Gachas y demas de hoy, mientras tilda de estorbos a jueces,p.eje. Para qué nos pedimos cosas imposibles?
Opinión por:

jjol

Sab, 12/17/2011 - 16:16
Es la voz que nunca debio irse, porque entregó su vida para que el pueblo reaccionará del flagelo de la droga. Hoy los que pensamos en el bienestar de Colombia, sentimos rabia de ver que la sociedad y las autoridades no han colaborado con este crimen, sabiendo que todavía existen lideres que siguen disfrutando, con este mal que le hacen a la sociedad y colombia entera.
Opinión por:

Contradictor

Sab, 12/17/2011 - 14:45
Alvaro Uribe Vélez sabe mucho sobre este crîmen.= Él sabe quienes son sus asesinos.=
Opinión por:

Contradictor

Sab, 12/17/2011 - 14:44
Los miembros de seguridad del Estado en contubernio con polìticos y narcos asesinaron a Don Guillermo. Razòn por la cual este crîmen no serâ esclarecido jamâs.
Opinión por:

Contradictor

Sab, 12/17/2011 - 14:40
Si Don Guillermo Cano aùn viviera Toronto se encargarîa de borrarlo del mapa.
Opinión por:

NIMROT

Sab, 12/17/2011 - 12:00
LA HERENCIA DE UNA ESTIRPE. UNA ESTIRPE LA CUAL ES LA DEL ATALAYA,ANUNCIAR LOS PELIGROS Y ASECHANSAS QUE HAY EN CONTRA DE LA NACION COLOMBIANA
Opinión por:

NIMROT

Sab, 12/17/2011 - 11:58
DON GUILLERMO CANO OFRENDO SU VIDA POR SER EL ATALAYA DE LA NACION COLOMBIANA,GRITO A VIVA VOZ EL PELIGRO TAN GRANDE QUE ESTABA EMBOLVIENDO LA POLITICA,LA SOCIEDAD Y LAQ NACION EN GENERAL POR LA MALDICION DEL NARCOTRAFICO, CON AUTORIDAD MORAL ENFRENTO EL DELITO Y LO DENUNCIO.HOY SU SANGRE VILMENTE DERRAMADA CLAMA JUSTICIA,Y SABREMOS QUE MUY PRONTO,COMO SUCEDIO CON LUIS CARLOS GALAN,QUIENES ESTUVIERON DETRAS DE ESA ORDEN, DISTINTOS A LOS NARCOTRAFICANTES YA CONOSIDOS. RECORDEMOS QUE ESTE FUE UN CRIMEN DE LESA HUMANIDAD,POR QUE FUE ATACADA LA LIBERTAD DE PRENSA,QUISIERON CALLAR LA VOZ DE LA VERDAD, PERO NO PUDIERON ,JAMAS LOS MALOS PODRAN VENCER Y RECORDEMOS "SOMOS MAS LOS BUENOS QUE LOS MALOS"COLOMBIA NO CALLES ,NO TEMAS ANTE LOS MALOS...
Opinión por:

NIMROT

Sab, 12/17/2011 - 11:48
ESTE ES UN CABALLERO DEL PERIODISMO NACIONAL Y POR QUE NO,DEL INTERNACIONAL.A SABIENDAS QUE SU VIDA CORRIA PELIGRO,SIGUIO SU VIDA NORMAL,DIRIGIENDO SU DIARIO,EJERCIENDO SU AMADA PROFECION DEL PERIODISTA,SU BOCA Y SUS DEDOS NO DEJARON DE HABLAR O ESCRIBIR LA VERDAD,MIENTRAS OTROS CALLABAN POR MIEDO O POR ESTAR UNTADOS POR EL MALDITO DINERO DEL NARCOTRAFICO,EL SEÑOR GUILLERMO CANO SE LEVANTO COMO EL ATALAYA PARA ANUNCIAR EL PELIGRO GRANDE QUE ESTABA ASECHANDO A LA NACION COLOMBIANA,POR CUMPLIR CON SU SAGRADO COMPROMISO DE ANUNCIAR LA VERDAD OFRENDO SU VIDA ,ESTA SANGRE DERRAMADA ES SIMBOLO DE HONESTIDAD,VALENTIA Y PROFESIONALISMO.AHORA LE TOCA A SUS DESENDIENTES MANTENER EN ALTO EL NOMBRE DE ESTE CABALLERO DEL PERIODISMO Y LO MISMO CON SUS APELLIDOS,LIMPIOS DE TODA SUCIESA.
Opinión por:

El Marciano

Sab, 12/17/2011 - 11:39
Hace 25 annios, Cecilia Orozco se entrevista con Don Guillermo para reconocer su valentia y entereza. 25 annios despues, la senectud ha llevado a esa mujer a hacer publi reportajes pagos por los padres de jovenes asesinas y mentirosas, para encubrir lo que toda la sociedad ya tiene claro.
Opinión por:

Contradictor

Sab, 12/17/2011 - 14:41
A Don Guillermo Cano lo asesinaron tipos como usted Marciano.
Opinión por:

El Marciano

Sab, 12/17/2011 - 11:37
Hace 25 anios, Don Guillermo cae asesinado por los narcoterroristas de la epoca. 25 annios despues, sus sucesores rinden diario tributo a los narcoterroristas de barba y camuflado. Pais de mierda
Opinión por:

El Marciano

Sab, 12/17/2011 - 11:36
Don Guillermo asesinado por los terroristas de la epoca, y hoy sus sucesores ponen esta tribuna al servicio de los narcoterroristas contemporaneos, las FART. Flaco homenaje hacen al Maestro en su diario quehacer periodistico (si vale ese termino) quienes hoy dirigen este panfleto. Estas columnas no pasan de ser el cumplimiento de una postura politicamente correcta. En proximos dias, este mismo periodicucho se sumara a la farCsa decembrina que organizan cierta ex senadora y sus pupilos en las "montanas de Colombia"
Opinión por:

Pensador de pensamientos

Sab, 12/17/2011 - 15:45
Saludos a todos en Marte, ojala y saque tiempo y viene, pone los pies en la tierra y conoce la realidad colombiana, para que inicie: Pablo Escobar Gaviria se la pasa a José Obdulio Gaviria Vélez y este la toca para Alvaro Uribe Vélez y eso que a Alberto Uribe Sierra ya se la habia pasado el Tuso Sierra...... en últimas un sólo grupo criminal que quiso gobernar a Colombia y luego de muchos años lo hizo durante ocho
Opinión por:

celtagalo

Sab, 12/17/2011 - 10:55
Colombia ignora lo que sucedió en Barranquilla después del partido Junior - Millonarios, cientos de automóviles fueron asaltados, golpeados, agredidos y atracados por turbas de pandillas en todos los barrios del sur occidente, el heraldo no ha hecho eco de esto por proteger la imagen de la ciudad y la de la policía y alcalde, parecía el fin del mundo, las turbas enloquecidas por la droga y el alcohol seguramente arrasando con todo el que pasará por las calles en es momento. Investiguen y denuncien esto señores del Espectador.
Opinión por:

JYEZIDD

Sab, 12/17/2011 - 10:19
Que ironias tiene la vida,este ilustre periodista como muchos otros fueron asesinados por Pablo Escobar,en una epoca de triste recordacion,de igual manera murieron lideres como Luis Carlos Galan tambien asesinado por orden directa de Pablo Escobar,y pensar que Alvaro Uribe estuvo asesorado todo su mandato por un familiar directo de este asesino,sera que que para gobernar hacen falta los consejos de un personaje como el primo de Pablo Escobar,seria por eso que los ocho años de ese gobernante fueron nefastos ya que hubo desplazamientos asesinatos selectivos que llamaron falsos positivos y una corrupcion nunca vista en este pobre pais.dijo el Dr. Guillermo Valencia pero no cossio sino el expresidente "Hay esclavos que al sentirse libres añoran las cadenas que los oprimian"
Opinión por:

chepe galeano

Sab, 12/17/2011 - 10:47
jeje, los amigo del Uribismo añoran a su verdugo, el mismo que les quito la extras y le puso el IVA a los bananos, pobres ilusos todavia sueñan con que Chavez, las far y piedad son los problemas de este pais mientras el Uribismo se lo robaba.
Opinión por:

Demoramohan

Sab, 12/17/2011 - 10:05
De don Guillermo Cano Isaza habra que decirse, no solo que fue aguerrido peridista de la verdad, sino uno de los más claros exponentes del pensamiento libre; como lo fueron también sus mayores . Su deceso en el preambulo de la navidad, enlutó todos los escenarios de la democracia en su momento, y dejo un vacío en el alma de todo el que a la libertad y la justicia se acoge.El torreón y escudo que fueron su ideal y su ágil pluma ,habran de vivir por mucho tiempo. Porque las ideas no se matan,se combaten.
Opinión por:

etinarcadiaego

Sab, 12/17/2011 - 09:57
aquí todo es droga y bomba, la pelea de los mamertos es por ver quién mató menos.... radicales maricas
Opinión por:

etinarcadiaego

Sab, 12/17/2011 - 10:05
por eso la FARCsa de revolución es una causa perdida y las bacrim no tienen ni pies ni cabeza....
Opinión por:

notador

Sab, 12/17/2011 - 09:45
El asesinato no se ha esclarecido porque seguramente fueron miembros de seguridad del estado. Cualquier otro ya habria sido encontrado y condenado. Otro ejemplo? Alvaro Gomez.
Opinión por:

toronto

Sab, 12/17/2011 - 09:22
LOS MISMOS QUE MATARON A GUILLERMO CANO SON LOS QUE LE PATROCINARON A LOS TERRORISTAS DEL M-19 LA TOMA E INCINERACION DEL PALACIO DE JUSTICIA!!!!!!!!!!!!!!
Opinión por:

toronto

Sab, 12/17/2011 - 09:23
Y PENSAR QUE UNA DE ESAS RATAS SE APRESTA A REGIR LOS DESTINOS DE BOGOTA!!!!!!!!!!!!! RIPLEY SE REVUELCA EN SU TUMBA!!!!!!!!!!!!!!!!
Opinión por:

toronto

Sab, 12/17/2011 - 09:21
POR AQUI DEAMBULAN VARIAS VIUDITAS DE LAS FARCrim, MISMAS QUE SIGUEN ARDIENDO POR LA HERIDA!!!!!!!!!!!!!!! JAJAJAJAJAJAJAJAJA
Opinión por:

toronto

Sab, 12/17/2011 - 09:22
LO QUE ESAS VIUDITAS PRETENDEN IGNORAR ES QUE LOS MISMOS QUE MATARON A GUILLERMO CANO SON LOS QUE LE PATROCINARON A LOS TERRORISTAS DEL M-19 LA TOMA E INCINERACION DEL PALACIO DE JUSTICIA!!!!!!!!!!!!!!
Opinión por:

JAIME PARRA DUEÑAS

Sab, 12/17/2011 - 08:49
Y PENSAR QUE AMIGOS Y FAMILIARES DE LOS ASESINOS DE DON GUILLERMO, EL MEJOR DE LOS MEJORES POR SIEMPRE, ESCRIBEN PARA EL OTRO DIARIO, SEGUNDO EN IMPORTANCIA DESPUÉS DE EL ESPECTADOR QUE SIEMPRE SERÁ EL PRIMERO.-
Opinión por:

MANACHO

Sab, 12/17/2011 - 08:58
CLARO QUE LO SABEMOS, SUS INICIALES SON J.O.G., ASESOR PERMAMENTE DE ALVARO URIBE
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio