Publicidad
Tema del dia 16 Jun 2013 - 9:00 pm

Fondos habrían perdido $8 billones

Mala jugada de los TES a las pensiones

Durante las últimas semanas el alza en las tasas de interés de los bonos nacionales afectó a los fondos de pensiones y cesantías, que tienen el 47% de los títulos.

Por: David Mayorga
  • 89Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/temadeldia/mala-jugada-de-los-tes-pensiones-articulo-428179
    http://tinyurl.com/m8cf9ff
  • 0
insertar
La volatilidad en el mercado de los TES durante las últimas semanas llegó al 10%. / Archivo

Cuando reciba el próximo extracto de su cuenta de ahorro pensional, emitido por el fondo de pensiones y cesantías en el cual está inscrito y que lo mantiene al tanto del dinero que viene reuniendo de cara a su pensión, es probable que se lleve una sorpresa desagradable: la disminución tanto del capital como de los intereses.

Ese será el resultado de uno de los tantos reveses que ha venido viviendo el mercado bursátil colombiano en el último mes, caracterizado por caídas en los precios de las acciones y, ante todo, en el mercado de los bonos nacionales, conocidos como TES.

Este mercado ha sufrido en los últimos 15 días una de las caídas más fuertes desde 2010, cuando las tasas de interés del bono a 2024, uno de sus referentes, sufrieron una volatilidad de 10%, pasando de ofrecer un retorno de 4,9 a 6,37%. Esto ha motivado que muchos de los tenedores de estos papeles (bancos, aseguradoras, fiduciarias, entidades públicas y demás) salgan al mercado a venderlos.

A diferencia de lo que ocurre con las acciones, en que la subida de su precio beneficia al propietario del título, el aumento de interés del TES supone que el Estado que respalda la operación (en este caso, el colombiano) debe pagarles más dinero a sus tenedores. Así aumenta el riesgo de que el pago se haga efectivo en la fecha de su vencimiento, por lo que los compradores le exigen al vendedor una prima que los cubra a futuro, por si sus retornos bajan.

Por ser un instrumento que generalmente no sufre grandes variaciones, es uno de los preferidos por los inversionistas institucionales, especialmente por los fondos de pensiones y cesantías que tienen que garantizarles a sus clientes que el dinero ahorrado no sufrirá graves fluctuaciones. Se estima que alrededor del 47% de los activos pensionales están invertidos en TES, lo cual, de acuerdo con las cifras de la Superintendencia Financiera, ascendió a poco más de $56 billones en el primer trimestre de 2013.

Pero esa posición se vio afectada por la subida de las tasas de los últimos 15 días. “En conjunto, el sistema tiene hoy una participación de alrededor de $60 billones en TES, de los cuales perdieron cerca de $8 billones en ese lapso”, explica José Roberto Acosta, gerente de Inversiones de la firma comisionista Asesores en Valores.

Aunque abultadas, estas cifras son el producto de una coyuntura especial. Desde 2008, debido a la ruptura de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos, a la crisis financiera global que estalló en ese año y al desajuste fiscal en la Eurozona que llevó a Grecia, Irlanda, Portugal y España a pedir salvavidas financieros, Colombia se convirtió en uno de los mercados bursátiles más atractivos del mundo debido al buen crecimiento de su economía y a las sucesivas emisiones que despertaron el interés de los ahorradores locales. Fue así como el índice IGBC, el principal del mercado accionario, pasó de los 9.200 puntos con que inició junio de 2009 a las actuales 13.143 unidades.

Claro que las prioridades de estos inversionistas externos comenzaron a cambiar a medida que la economía estadounidense mostraba signos de recuperación. Prueba de ello es la decisión de Pimco, el mayor gestor de bonos del mundo con inversiones por US$285.200 millones, de reducir su participación en estos instrumentos al juzgar que la deuda de los estados se ha multiplicado. “La economía global experimenta recesiones cada seis años y su frecuencia tiende a incrementarse cuando el nivel de deuda aumenta”, señaló Bill Gross, su fundador. El fondo se deshizo de 3% de sus posiciones globales de bonos en abril.

A esto se sumó la posibilidad de que la Fed, el banco central de EE.UU., suspenda su plan de estímulo económico de compras mensuales de bonos por $85.000 millones, lo cual aumentó la rentabilidad de sus acciones, atrajo capitales de los mercados emergentes, incrementó el interés de los bonos en el mundo (las tasas de los respaldados por Perú, Brasil y México subieron 30%) y afectó a los fondos de pensiones y cesantías en Colombia.

En estos momentos no es posible determinar el impacto que esta caída les genera a los colombianos. Al ser interrogados por El Espectador, los directivos de Asofondos, gremio que reúne a la industria, argumentó no poder referirse al tema hasta que la Superfinanciera publique los balances trimestrales del sector a fin del mes; de lo contrario, cualquier opinión sería calificada como influencia en el mercado y sería sancionada.

“El nivel de inversiones en TES de los fondos de pensiones y cesantías está definido por la estrategia de cada uno de sus departamentos económicos. En este momento son el principal tenedor de bonos porque son inversiones a largo plazo que garantizan un bajo riesgo”, explica Alejandro Salamanca, estructurador de renta fija institucional de la firma Serfinco.

Algunos actores del mercado consideran que, más allá del actual revés, sería inútil entrar a criticar esta política de inversiones. “Esa caída es escandalosa, pero hay que mirar el mercado en su contexto. Antes de esta revalorización de las tasas de interés, los fondos de pensiones generaron ganancias de más de $20 billones, y todo el mercado tuvo rentas anuales de 14%. Esto hay que entenderlo como un ciclo”, dice Felipe Gómez Bridge, vicepresidente de Administración de Activos de Valores Bancolombia.

[email protected]

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio