Publicidad
Tema del dia 29 Abr 2012 - 10:29 pm

En caso del periodista Roméo Langlois

Mensajes contradictorios en desaparición del periodista francés

Mientras Gobierno colombiano dice que el reportero está desaparecido, el Ejecutivo francés asegura que las Farc lo secuestraron.

Por: Redacción Judicial
  • 45Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/temadeldia/mensajes-contradictorios-desaparicion-del-periodista-fr-articulo-342599
    http://tinyurl.com/ljku37c
  • 0
insertar
Los soldados heridos fueron trasladados el sábado en la noche a Florencia para ser atendidos. / EFE

La desaparición —¿o secuestro?— del periodista francés Roméo Langlois y la muerte el sábado pasado de cuatro uniformados a manos de las Farc tras una emboscada del Frente 15, tienen revuelto el mundo judicial, político y diplomático de Colombia. Desde diversos frentes el Ejecutivo ha tenido que capotear no sólo las críticas por este nuevo revés militar o los yerros por el mal uso de las redes sociales que terminaron confundiendo a la opinión pública, sino los mensajes que desde ayer se cruzaron con el gobierno de Nicolás Sarkozy.

En desarrollo de una operación contra el narcotráfico que empezó a primeras horas del sábado en la vereda Buena Vista, en Unión Peneya (Caquetá), el Ejército destruyó cinco laboratorios para el procesamiento del alcaloide y se incautó de 400 kilos de pasta básica de coca. Cuando se disponía a moverse del lugar se iniciaron los combates, que dejaron como saldo la muerte del sargento segundo José Cortés Viveros, los soldados profesionales Eduar Rodríguez Rueda y Ubaldo Manuel Camaño Serpa, así como del patrullero de la Policía Andrés Felipe Rodríguez Suescún.

Aún es un misterio la suerte del corresponsal de guerra de la cadena France 24 y el prestigioso diario Le Figaro, de quien se supo estaría herido.

“Lo que me narra el personal que estuvo con él hasta el último instante es que Roméo fue impactado por una bala en su brazo izquierdo y que en medio de la tensión y la presión seguramente tomó la determinación de quitarse su chaleco y su casco para desplazarse hacia el área desde donde disparaban los guerrilleros”, explicó el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

En contraste, el canciller francés Alain Juppé dio como un hecho que el reportero fue plagiado por el grupo guerrillero. Pinzón insistió en que la información oficial es que está desaparecido, pero que, de haber sido otra su suerte, su vida debe ser respetada y ser liberado cuanto antes.

Uno de los seis soldados heridos le contó a Caracol Radio que vio cuando Langlois fue herido y que el Ejército enfrentó la embestida de no menos de un centenar de subversivos. “Nos llovían muchas balas”, relató. Aún hay mucha confusión sobre lo ocurrido. Y el comandante de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas, puso su cuota. A las 8 p.m. del sábado lanzó un trino en el que lamentaba la muerte de “15 héroes de nuestro Ejército asesinados en Caquetá”. Tres horas más tarde fue rectificado por un comunicado oficial.

Las redes sociales se convirtieron en un rosario de críticas contra el gobierno Santos y voceros del uribismo insistieron en que poco queda ya de las banderas de la seguridad democrática. Varios tuits del expresidente Uribe acentuaron esa tesis. Uno de ellos reprochaba la supuesta expectativa de negociar con las Farc “sobre la sangre de los soldados”. El ministro Pinzón les salió al paso a estos señalamientos: “El presidente Uribe, a quien apreciamos y él así lo sabe, conoce como nadie el sacrificio que en Colombia hacen los soldados y policías al servicio del pueblo colombiano (...). No tiene sentido que los enemigos del Gobierno utilicen el sacrificio de nuestros hombres de nuestras Fuerzas Armadas para hacer política”.

Este revés militar, sufrido por el gobierno Santos a manos de las Farc, trae a la memoria dos críticos momentos afrontados en el mandato de Uribe, como el carro bomba que esa guerrilla detonó en el club El Nogal, el 7 de febrero de 2003, con un saldo de 37 muertos y al menos 167 heridos. O el ataque del 25 junio de 2005, cuando una ofensiva de cerca de 500 guerrilleros contra la base militar de Teteyé (Putumayo) dejó 21 muertos.

Al margen de la controversia política interna, el gobierno francés adelanta gestiones para establecer qué ocurrió con Langlois, quien hacía un reportaje sobre la erradicación de cultivos ilícitos en Caquetá.

Este episodio podría convertirse en un importante ingrediente electoral en la segunda vuelta presidencial en Francia, en la que Sarkozy busca su reelección.

Cinco extranjeros en cautiverio

De las 405 personas que aún permanecen secuestras en Colombia por parte de grupos armados al margen de la ley, hay cinco extranjeros en poder de las Farc de los cuales no se conocen pruebas de supervivencia. Entre ellos hay tres ciudadanos chinos (Zhau Hong, Yang Jing y Tang Guo Fu) que estarían privados de la libertad en San Vicente del Caguán, desde junio del año pasado.

En marzo de 2009 el sueco Eric Ronald Larsson fue el último extranjero liberado por esa guerrilla, tras casi dos años de cautiverio. Otros, en cambio, no tuvieron la misma suerte, como ocurrió con el ciudadano japonés Chikao Muramatsu, cuyo cadáver fue hallado el lunes 24 de noviembre de 2003 en zona rural del municipio de San Juan de Ríoseco (Cundinamarca), tras más de años en manos de las Farc. El mismo descenlace tuvo el caso de los indigenistas norteamericanos Ingrid Washinawatok, Lahenae Gay y Terence Freitas, cuyos cuerpos fueron encontrados el 4 de marzo de 1999, en el estado venezolano de Apure (Venezuela). Una semana antes, habían sido secuestrados por las Farc.

Relacionados

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 25
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
  • La capa de ozono comienza a recuperarse
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio