Publicidad
Tema del dia 9 Jul 2013 - 10:00 pm

General Gustavo Ricaurte anuncia medidas contra la extorsión carcelaria

Persiguen a presos extorsionistas

El director del Inpec dijo que habrá suspensiones por la fuga del exparamilitar Óscar Galvis , alias ‘Pantera’, ocurrida tras un ataque a la comisión que lo trasladaba a Cómbita (Boyacá).

Por: Sebastián Jiménez Herrera
  • 44Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/temadeldia/persiguen-presos-extorsionistas-articulo-432682
    http://tinyurl.com/k6kudov
  • 0
El general Gustavo Ricaurte cumple casi tres años al frente del Inpec. /Andrés Torres- El Espectador

Los dolores de cabeza persiguen al director del Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec), general Gustavo Ricaurte. Primero fue el hacinamiento carcelario, que supera el 53%, y a éste se suman los 10.000 derechos de petición y 550 tutelas que mensualmente se interponen contra el Inpec y las casi 400 amenazas que el uniformado ha denunciado. Sus más recientes jaquecas se las debe a la fuga del exparamilitar Óscar Mario Galvis , alias Pantera, ocurrida en Tarazá (Antioquia), tras un ataque a la comisión que lo trasladaba hacia Combita (Boyacá), y a las denuncias de que algunos reclusos serían los responsables de la ola de extorsiones que se vive en ciudades como Barranquilla y Cartagena. Para hacerle frente a este problema el general Ricaurte se trasladó con 90 de sus hombres a Barranquilla y el fin de semana pasado dirigió un gran operativo en las cárceles de esa ciudad. En entrevista con este diario, el alto oficial se refirió al operativo y a las demás medidas que se están tomando contra la extorsión desde las cárceles.

¿Qué se ha hecho para combatir la extorsión carcelaria?

Hemos realizado varios registros e implementado medios tecnológicos como sillas, escáneres, arcos detectores y otros elementos de detección de celulares. Además identificamos a los reclusos detenidos por el delito de extorsión y los reubicamos en centros carcelarios de alta seguridad y en establecimientos bloqueados; es decir, donde no entran llamadas. Por orden del presidente Santos hemos bloqueado 10 cárceles y hay planes con el Ministerio de Hacienda y las gobernaciones para bloquear 27 más. Por ello los reclusos judicializados por extorsión pasaron de 158 en 2011 a siete este año.

¿Y en relación a la extorsión en Barranquilla?

Intervenimos las cárceles de Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Valledupar y Montería. Hemos pedido a las autoridades que nos informen sobre los reclusos que estarían extorsionando, para trasladarlos inmediatamente. Yo he sido enfático en esto: la microextorsión se produce en las calles, en las tiendas, en los barrios, en las terminales de transporte, en las terminales de buses, en los mercados públicos, aunque uno no puede ocultar que hay extorsión desde las cárceles. Pero para eso estamos nosotros, para controlarla, porque no somos una rueda suelta. El fin de semana nos fuimos directamente a allanar esas cárceles. Trasladamos a 35 internos, entre ellos a los hermanos Juan Manuel y Brayan Borré Barreto.

¿Quiénes son ellos?

A ellos se los señala de ser los responsables de las extorsiones. Fueron enviados a Girón y a Valledupar y se encuentran bajo una estricta vigilancia. Con Brayan vamos a empezar a hacer audiencias virtuales. Yo no puedo arriesgar a mi guardia para estar trasladándolo cada que lo requiera un despacho.

¿Qué sucedió con alias ‘Pantera’?

Por este caso va a haber suspensiones. Uno no puede desconocer que no se cumplieron los protocolos porque con Pantera, por su perfil delincuencial, debía tenerse mucho cuidado. Lo que ocurrió fue que alguien dio la orden de subir a Pantera en una remisión en la que se encontraban otros cuatro reclusos. Les pareció muy fácil hacerlo. Pero para el traslado de Pantera debieron usarse, como mínimo, dos carros y ocho guardianes o, eventualmente, un carro protegido por la Policía de Carreteras, por lo menos, mientras salía de la zona de influencia del interno. Es que Pantera se fugó, precisamente, en su zona de influencia. Es como si la directora de Picaleña me hubiera mandado al Loco Barrera por tierra y con cuatro escoltas. Eso se cae de su peso.

¿Cómo fue el traslado de ‘El Loco’?

Nosotros tenemos de aliados a la Policía y a las Fuerzas Militares. En el traslado de Daniel El Loco Barrera contamos con el apoyo de la policía helicoportada. Ahora, ¿qué tenemos en mente? Nosotros tenemos dos pabellones de alta seguridad: en Girón y en Ibagué. Tenemos la idea de cinco nuevos pabellones de alta seguridad para que no queden tan concentrados estos criminales de alto perfil. Porque estos criminales, no hay que desconocerlo, nos han traído problemas de corrupción al interior de los centros. Además aumentamos la guardia, ascendimos a 660 guardianes, incorporamos 750 dragoneantes y aspiramos incorporar otros 700 a la guardia a finales de agosto. Ahí le damos un respiro a la guardia.

¿Cuántas remisiones se hacen al año?

Hacemos 402.000 remisiones anualmente. Eso no le cabe a uno en la cabeza. Eso implica toda una guardia. Y el problema es peor si se tiene en cuenta que tenemos 400 Pablo Escobar. A mí me denunciaron los internos porque dije eso. Lo que yo quería decir es que hoy en día tengo internos que ameritan una vigilancia especial, como Barrera. Pero las fugas anteriormente eran en los mismos establecimientos. Como ya se dan cuenta de que no se pueden fugar de los centros penitenciarios, están recurriendo a permear la guardia o a estudiar las rutas de los traslados de los internos.

¿Cómo va el plan de deshacinamiento?

Hemos ocupado cupos vacíos. Ocupamos, cerca de 18.000 cupos en cárceles nuevas entregadas por el Gobierno. El otro plan fue atender las solicitudes de libertad o de detención domiciliaria de los internos. Hemos hecho 40.000 peticiones de libertad. Yo creo que nos quedan pendientes, apenas, unas 5.000. También hicimos un plan estratégico con el Sena. De los 79.000 condenados creería que hay unos 77.000 ocupados: 44.000 estudiando, 27.000 trabajando y los demás enseñando. Esto les permitiría redimir su pena y ayuda a combatir el hacinamiento.

¿Y las nuevas cárceles?

Estamos trabajando con la ministra para la ampliación de cupos y para la construcción de colonias agrícolas. También se van a destinar cerca de $27.000 millones para unos arreglos urgentes que necesitan las cárceles viejas. Nosotros tenemos 106 cárceles de más de 50 años que se están cayendo, como la Modelo de Barranquilla, que se encuentra a un metro bajo el nivel del río y se inunda cada invierno.

¿Y cómo ve el trámite del nuevo Código Penitenciario para el segundo semestre?

Tenemos mucha fe en que algunas normas que se modifiquen con el nuevo Código nos permitan administrar el sistema penitenciario como es debido, y que uno que otro artículo ayude a los jueces a resolver la situación de los imputados en una forma objetiva. Pero yo he dicho que la reforma al sistema penitenciario debe ir acompañada por una reforma penal.

jjimenez@elespectador.com
@juansjimenezh

  • 4
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio