Publicidad
Tema del dia 8 Oct 2012 - 10:48 pm

Este martes arranca debate en Senado. Desde 1997 la Corte ordenó reglamentar el tema

Tres miradas de la eutanasia

El Espectador estuvo con una colombiana horas antes de que se practicara la muerte asistida.

Por: Alfredo Molano Jimeno
  • 233Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/temadeldia/tres-miradas-de-eutanasia-articulo-380108
    http://tinyurl.com/96pcy8o
  • 0
  • 225
insertar
En 2007 en Ciudad de México se presentaron duras manifestaciones en favor de la eutanasia. / EFE

“Córtame la sombra, leñador. Líbrame del suplicio de verme sin toronjas, leñador”. Canción del Naranjo Seco, de Federico García Lorca.

Desde muy joven lo tenía claro. Quería morir por sus propias manos, hacer su propia despedida, estar en su propio velorio, sonriente, agradecida. Y así lo hizo. Decidió vivir la muerte, no padecerla como le toca a la mayoría de los mortales. Y así lo hizo. No fueron días fáciles para sus allegados, muchos no entendieron su decisión, pero la acompañaron. Como ella quería.

Candelaria vivió rompiendo esquemas morales y sociales. Nunca rechazó la homosexualidad. El sexo fue un tema abierto en su casa. Jamás descalificó el consumo de sustancias psicoactivas. Estaba abierta a cualquier discusión: drogas, sexo, política, religión. Nada, para ella, era malo en sí mismo ni bueno per se.

“Desde hace muchos años dijo que cuando su calidad de vida física se desmejorara, ella quería suicidarse”, explica Martha*, su hermana. Desde hace tiempo empezó a buscar fórmulas para realizar un suicidio asistido, tal y como aparece en el proyecto de ley que comienza curso hoy en el Congreso. “En eso duró muchos años hasta que alguien le comentó sobre un médico que lo hacía”, relata Alberto, uno de sus amigos más cercanos.

Una vez consiguió el médico, estableció la fecha de su defunción. Un mes antes de que llegara el día elegido les contó a sus familiares y amigos. “Lo hizo en un almuerzo, nos dijo que tenía la fecha porque había conocido al médico. Y aunque sabíamos que ese era su deseo, ver el día en el calendario no causó sorpresa, expresó Elvira*, su nieta. A medida que la noticia se empezó a conocer su casa se fue llenando. Sus hijos, que viven en otros países, llegaron a la despedida.

“Desde que supimos la fecha, todas las tardes nos reuníamos a tomarnos unos tragos y a conversar. Era una conversadora inmejorable, divertida, elocuente, creativa. Y aunque era muy triste para todos, no se podía llorar al frente de ella. —No lloren que yo en este momento no puedo ser la psicóloga de nadie. Para mí es más difícil que para ustedes, así que por favor se aguantan el llanto—, nos dijo una tarde”, recuerda sobrecogida Martha*.

Los últimos días de vida de Candelaria su casa estaba repleta. Todos los días se hacía un almuerzo delicioso. Ella pidió comer todos los platos que le gustaban y cada día iba a cocinar el que se sabía la receta. “El día elegido llegó y esa tarde hubo un almuerzo delicioso. Era una mezcla de sensaciones: la tristeza de que se iba y la alegría de acompañarla”, agrega Ale*, otro de sus hijos.

“El doctor X llegó a las 9 de la noche. Iba acompañado por su asistente. El hombre se quedó maravillado con el ambiente que había y dijo que jamás le había tocado una eutanasia con tanta gente acompañándola y tanto amor alrededor de ella. Entonces le propusimos que se tomara un trago y lo hizo. Queríamos alargar unos minutos la situación, así que le pedimos que cantara un tango. Entonó Volver, una canción de Alfredo Le Pera. Luego de la canción ella dijo que no le alargaran más esto y se fue para la cama. Una vez le pusieron la primera inyección pronunció: —Los quiero mucho a todos, los amo. ¡Uy, qué delicia!, y se quedó profunda. Fue la muerte más bonita que me ha tocado. Despedirse, verla feliz de morirse, completa, sin dolores. Fue un honor. Vivió como murió: como quiso”, concluye Martha.

* Nombres cambiados.

Relacionados

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 225
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Quieren aprovecharse de situación de niñas de Carmen de Bolívar
  • Aeropuerto Eldorado presenta retrasos en vuelos por mal tiempo

Lo más compartido

  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio