Un error en la premiación de la campaña Bibo