Publicidad
Tema del dia 30 Dic 2012 - 9:00 pm

Este lunes, último día para evitar el abismo fiscal

A un paso del desastre

Los desacuerdos entre republicanos y la Casa Blanca tienen a EE.UU. al borde de sufrir un aumento de impuestos y recorte de presupuesto que impactarían al mundo.

Por: David Mayorga
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/temadeldia/un-paso-del-desastre-articulo-394627
    http://tinyurl.com/ajsdbg2
  • 0
Barack Obama tras la más reciente rueda de prensa en EE.UU. / EFE

Una mueca de decepción se dibujó en el rostro de los miles de seguidores de la teoría maya que juraban, a pies juntillas, que el mundo se iba a acabar el pasado 21 de diciembre. Ese apocalipsis, de huracanes, terremotos y otros desastres naturales, nunca ocurrió. Pero en su lugar, el pánico se profundizó entre los analistas financieros: en su opinión, el inicio de aquel final estaba a punto de materializarse.

Para ellos el fin no llegará en la forma de un cataclismo, sino en la de una cuenta de cobro. Una muy abultada: los US$600.000 millones que Estados Unidos deberá asumir a partir del miércoles, cuando se venzan las exenciones tributarias pactadas durante el gobierno de George W. Bush (2001-2009) y entren en vigor los recortes a los programas sociales.

Así, de golpe, el sistema de salud dejará de recibir una financiación cercana a los US$19.000 millones mientras que la clase media, aquellos hogares que declaran ingresos anuales de por los menos US$50.000, sufrirán un incremento en sus impuestos de más de US$1.600. “Tenía previsto un presupuesto de inversión de US$600.000 para el próximo año. Creo que gran parte no ocurrirá”, le dijo Chris Bates, gerente de un centro para esquiadores en Carolina del Norte que planeaba ampliar sus pistas, a la cadena británica BBC.

Una decisión sencilla que puede desatar un auténtico cataclismo si más personas deciden adoptarla. De esa manera, si nadie decide invertir, el consumo se resiente, los comercios y empresas no tendrán oportunidad alguna para aumentar sus ingresos y tendrán que despedir a sus empleados ante el incremento de impuestos.

Esta escalada suicida sumiría a la principal economía del mundo en recesión, destino confirmado por la Oficina de Presupuesto del Congreso de EE.UU., que, en un estudio publicado la semana pasada, auguró que el crecimiento del país se encogería 0,5% en 2013 y la tasa de desempleo pasaría de 8,3 actual a 9,1%.

Pero el horror no se detiene allí. Si la economía más fuerte del mundo entra en crisis, ésta se transmitirá en cadena a sus socios comerciales. Y en primera fila se encuentra Colombia, que en mayo pasado puso en marcha el Tratado de Libre Comercio con el país del norte. “Por un lado, sufriríamos un coletazo por la vía del comercio (es el comprador del 40% de nuestras exportaciones) y la inversión externa (provee el 12% de los capitales que llegan); por el otro, se produciría una oleada de aversión al riesgo que desanimaría a los inversionistas para llegar a mercados emergentes como el nuestro”, explica Daniel Velandia, director de Investigaciones Económicas de la firma Correval.

Todo este panorama se desvanecería si hoy, cuando los legisladores republicanos se reúnan con el gobierno demócrata del presidente Barack Obama, llegan a un acuerdo que salve a EE.UU. y al mundo de caer en el abismo fiscal. De no suceder, el horror se desencadenará en unos cuantos meses.

Relacionados

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio