Publicidad
Wikileaks 11 Sep 2011 - 12:24 am

Colombia en Wikileaks

El plan B uribista

Un cable de la Embajada de EE.UU. detalló cómo Uribe y su gente empezaron a pensar en una salida ante el inminente fracaso del referendo.

Por: Elespectador.com
  • 314Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/wikileaks/el-plan-b-uribista-articulo-298380
    http://www.elespectador.com/noticias/wikileaks/el-plan-b-uribista-articulo-298380
  • 0
  • 306
Foto: Presidencia

El 3 de febrero de 2010 los medios de comunicación dieron a conocer el proyecto de fallo del magistrado de la Corte Constitucional Humberto Sierra, en el que planteaba la inconstitucionalidad del referendo que pretendía una nueva reelección del entonces presidente Álvaro Uribe. La noticia causó revuelo y la Embajada de Estados Unidos en Colombia remitió un cable detallando cómo el jefe de Estado y sus partidarios empezaron a diseñar un plan B para garantizar su continuidad.

El cable manifestó que 24 horas después de la noticia de la ponencia negativa de Sierra Porto al referendo, el entonces presidente Uribe se reunió por separado con los precandidatos del Partido Conservador, Andrés Felipe Arias, y del Partido de la U, Juan Manuel Santos, en las cuales les hizo saber que uno de ellos era el plan B si fracasaba su opción de ser candidato. Por eso, a cada uno lo instó a unir fuerzas para que alguno saliera elegido y así continuaran sus políticas.

El 8 de febrero la jefa de campaña de Arias, Beatriz Uribe (hoy ministra de Ambiente y Vivienda), estuvo en la Embajada y reconoció que Uribe le pidió a Santos que hiciera lo posible para que Andrés Felipe Arias ganara la consulta interna del Partido Conservador, porque las encuestas las estaba liderando la exministra Noemí Sanín, tras el escándalo de Agro Ingreso Seguro. La interlocutora dejó claro que si Arias ganaba, unido a Santos serían imbatibles. Pero si Sanín ganaba, la oposición podría unirse y derrotar a Santos.

En tal sentido, Beatriz Uribe recalcó que lo mejor era que hubiera un candidato único del uribismo para las elecciones presidenciales y ésta opción sólo era clara si Arias ganaba la consulta interna del conservatismo. No obstante, admitió que Santos, con más experiencia, seguramente se negaría a obedecer las órdenes de Arias y que en tal caso, sin tiempo para una consulta interpartidista, las encuestas daban a Santos por delante de Arias. De esta forma, era necesario que Arias ganara la consulta conservadora.

Tres días después, el entonces candidato Juan Manuel Santos se reunió con el embajador y, después de ratificar su aspiración presidencial, admitió que seguramente el referendo no iba a pasar y que de ser así él daría a conocer oficialmente su candidatura. De hecho, Santos le comentó confidencialmente al embajador que ya había contratado al asesor político James Carville, pero que no lo había hecho público. De paso dejó claro que en el caso de que él y el candidato conservador llegaran a la segunda vuelta, buscaría el apoyo del liberalismo para ganar. Categóricamente, él se declaró el favorito.

En el mismo cable diplomático, la asesora de Arias aceptó que temía que los candidatos Rafael Pardo y Gustavo Petro se unieran a Noemí Sanín o Germán Vargas, al tiempo que predijo que las elecciones del Congreso iban a demostrar la debilidad de Sergio Fajardo como candidato independiente, por lo cual iba a declinar su opción a la Presidencia. En el mismo sentido, el entonces candidato Santos aseguró que los resultados electorales de Fajardo lo iban a ser ver como un candidato débil ante la opinión pública, con las consecuencias advertidas por los dos interlocutores.

Al margen de estos vaticinios entre los voceros de las campañas uribistas, el cable agregó los comentarios de un alto consejero presidencial, que comentó a la Embajada que de todas maneras la Casa de Nariño estaba usando todos sus recursos para conseguir que la Corte Constitucional aprobara el referendo y que incluso se habían dado conversaciones individuales con magistrados para alentar un resultado positivo. Aún así, el consejero asumió que lo más probable era que el referendo no pasara. Además, ya los tiempos afectaban la opción reeleccionista de Uribe.

La Embajada comentó en el cable que resultaba evidente que Uribe y sus colaboradores ya advertían que el referendo no iba a pasar y que entonces sus planes estaban encaminados hacia ganar la victoria del conservatismo con Andrés Felipe Arias y la opción de Santos. El 26 de febrero de 2010, como estaba cantado, la Corte Constitucional tumbó el referendo. La consulta conservadora la ganó Noemí Sanín e impidió la victoria de Santos en primera vuelta. Pero al final Santos resultó electo y probó que era el favorito.

  • 306
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Así juega la estrella pretendida por Real Madrid
  • Renunció decano de Derecho de la U. Cooperativa en Neiva

Lo más compartido

  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
  • Hallan nueva especie silvestre en cerros orientales de Bogotá
  • "En mi nombre no, por favor"
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio