Publicidad
Wikileaks 11 Mayo 2011 - 6:19 am

Los cables de Wikileaks antes de la crisis con el vecino país

La última evidencia de 'Raúl Reyes' en Ecuador

En noviembre de 2007, el Ejército ecuatoriano supo que 'Raúl Reyes' estaba en un lugar que fue ocupado. Tres meses después, fue abatido por el Ejército colombiano en zona de Ecuador.

Por: Elespectador.com
  • 144Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/wikileaks/ultima-evidencia-de-raul-reyes-ecuador-articulo-268880
    http://www.elespectador.com/noticias/wikileaks/ultima-evidencia-de-raul-reyes-ecuador-articulo-268880
  • 0
insertar

Desde la puesta en marcha del Plan Colombia en la era Pastrana y especialmente durante la administración Uribe, por cuenta de la confrontación de las Fuerzas Militares con las Farc, la zona de frontera entre Colombia y Ecuador se volvió una bomba de tiempo. Esa tensión quedó registrada en los cables diplomáticos enviados por la Embajada de Estados Unidos en Quito. Y, desde dos años antes de la operación militar en que fue abatido el jefe guerrillero Raúl Reyes, fueron múltiples los hechos documentados en informes a Washington.

A comienzos de 2006, por ejemplo, un cable revelado por Wikileaks informó que unidades militares de Ecuador desmantelaron el 18 de febrero de ese año un campamento de las Farc en la zona de Sucumbíos. En el reporte se anotó que cerca del sitio de la incursión militar se encontró un depósito de rifles, granadas, explosivos, detonadores, tanques de oxígeno y medicamentos. Dos supuestos estudiantes que visitaban el campamento fueron detenidos y se informó sobre sospechas de colaboración con la guerrilla por parte de algunos indígenas asentados en la región, que fueron liberados.

En ese momento, según la Embajada norteamericana en Quito, el deseo del gobierno ecuatoriano era mostrar rechazo a la presencia de las Farc para encarar las permanentes críticas del lado colombiano. Eso explica también un nuevo cable enviado en junio de 2006, en el que se reportó que habían sido detectados al menos 25 campamentos de las Farc y que las autoridades sólo habían reportado cinco de ellos, en los cuales los guerrilleros habían evacuado los lugares 24 horas antes. Con ello, se quería demostrar que las autoridades ecuatorianas protegían su frontera norte.

Después vino un tercer cable, cuando ya en Colombia se había presentado un relevo en la Cancillería y había asumido María Consuelo Araújo. Después de una reunión entre la funcionaria colombiana y su homólogo en Ecuador, Francisco Carrión, un nuevo cable diplomático recogió instancias de ese diálogo reseñando que la canciller Araújo había tenido un debut muy positivo en Ecuador y que se abría paso a un buen entendimiento en las relaciones entre los dos países, bajo la convicción de que la cooperación militar era clave en la región.

No obstante, entre junio y octubre del mismo año se produjo una sucesión de cables donde regresó la tensión. El detonante fue un ataque de morteros desde el lado colombiano, que produjo heridas a tres civiles ecuatorianos. La incomodidad en el vecino país fue calificada por varios de sus dirigentes como la muestra de las promesas vacías del gobierno colombiano. A renglón seguido, un nuevo cable diplomático incluyó los comentarios del entonces candidato presidencial Rafael Correa, en el sentido de que no consideraba terroristas a los guerrilleros de las Farc.

La expectativa estaba centrada en que seguramente en un gobierno del entonces candidato Rafael Correa, las relaciones bilaterales con Colombia se iban a volver más tensas. Tomando como fuente al entonces director general de Relaciones Fronterizas, Claudio Cevallos, en el cable quedó escrito que en criterio de este funcionario, la ideología radical de Rafael Correa y su arrogancia personal podrían llevarlo a posiciones difíciles con Colombia y que posiblemente se iba a dañar el amplio espectro de los temas bilaterales.

Y el anticipo de esas complejas relaciones se produjo a finales de 2006, cuando el entonces presidente Álvaro Uribe manifestó que Raúl Reyes se escondía en Ecuador. El canciller Francisco Carrión pidió evidencias y el candidato Correa acusó a Colombia y Estados Unidos de querer arrastrar a Ecuador al Plan Colombia. El director de Relaciones Fronterizas, Claudio Cevallos, agregó que la captura de Simón Trinidad en Ecuador demostraba que la cooperación era exitosa, pero que los comentarios de Uribe lo que iban a provocar era que se cuestionara en Ecuador la inteligencia colombiana.

Un año después, ya en el gobierno Rafael Correa, se produjo un hecho que ratificó lo que el gobierno colombiano venía diciendo. Un cable diplomático fechado en noviembre de ese año informó que la Cuarta División del Ejército de Ecuador, en desarrollo de confrontaciones militares en la provincia de Sucumbíos, había desmantelado un campamento de las Farc y que horas más tarde, cuando la guerrilla evacuó el lugar, se encontró suficiente evidencia de que allí estaba el comandante guerrillero Luis Édgar Devia Silva, alias Raúl Reyes.

En el cable se lee que junto a municiones y rastros de sangre, se encontraron documentos y libros que confirmaban que Reyes estaba presente en el campamento, y que eso explica por qué los guerrilleros no se retiraron de inmediato. Además, agregó el cable que el cadáver de una guerrillera de las Farc fue recuperado por los militares ecuatorianos, pero que se decidió enterrarlo en el lugar para no darle publicidad al caso. En otras acciones de la misma Cuarta División se encontraron tres campamentos más de la guerrilla de las Farc.

El comandante de la unidad militar ecuatoriana, general Fabián Narváez, les comentó a funcionarios de la Embajada que su propósito era eliminar las incursiones de las Farc en su país y que para enero de 2008, después de un entrenamiento para operaciones en la selva, tenían dispuesto realizar una operación extensiva. La Embajada comentó que la visión de Ecuador estaba cambiando desde que el ministro de Defensa, Wellington Sandoval, en un viaje a la frontera, constató que la presencia de las Farc era mucho mayor que lo que hasta ese momento él imaginaba.

En el cable quedó registrado que un nuevo liderazgo militar en Ecuador apuntaba al patrullaje en la frontera, pero que este compromiso podría tener problemas si el Ejército ecuatoriano empezaba a tener bajas y las Farc incrementaban sus actividades en la región. Al final, el primero de marzo de 2008, con el ataque del Ejército colombiano a un campamento de las Farc en Ecuador, logrando la baja del jefe guerrillero Raúl Reyes, el panorama cambió. Ecuador y Colombia entraron en conflicto diplomático y las Farc ya no tenían a quién custodiar en el vecino país.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 81
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Se inicia evacuación para derribar las últimas torres del Space de Medellín
  • Resultados de la Primera Conferencia Mundial sobre Pueblos Indígenas

Lo más compartido

  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
  • La capa de ozono comienza a recuperarse
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio