Publicidad
Columnista invitado 19 Ago 2013 - 10:00 pm

2014 será un mejor año para la economía

Columnista invitado

Es un buen momento para pensar en lo que nos deparará el 2014 en materia de crecimiento económico. El partido del año 2013 ya está jugado y la cifra de cierre no debería estar muy lejos de 4,1% anual. Respecto a 2014 creemos que la economía continuará ganando tracción y consolidará una expansión de 4,7% anual.

Por: Columnista invitado
  • 13Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/2014-sera-un-mejor-ano-economia-columna-440971
    http://tinyurl.com/l6bs3y2
  • 0
insertar

Esta cifra para 2014 es buena. Acerca a la economía a su aumento promedio de los últimos años, a su potencial y la mete en una senda de expansión que se consolidaría en los siguientes años. La demanda interna será determinante en el mejor comportamiento.

A nivel global esperamos un aterrizaje suave de China, buenos precios de los productos básicos, un retiro ordenado de liquidez por parte de la FED en un panorama de mejor desempeño de Estados Unidos, eso sí sin descartar períodos de aumentos de la volatilidad.

El consumo privado se recuperará con gradualidad. La inversión privada crecerá cerca del 8% anual gracias a una recuperación gradual de la inversión no residencial impulsada por un mejor comportamiento de la industria y una buena dinámica de la construcción.

En lo que tiene que ver con la industria, el crecimiento que esperamos es modesto, pero sí creemos que se dará un cambio de tendencia del ligeramente negativo 2013.

Para las obras públicas incluimos un buen ritmo de ejecución durante el año para las que están en marcha y el inicio, también a buen ritmo, de las previstas en 4G. Las exportaciones ganarán tracción gracias al mejor desempeño de Estados Unidos y a los precios de productos básicos.

¿Es esta perspectiva muy optimista? Por composición y crecimientos intertrimestrales esperados hay espacio para este escenario. Después de que se materialice una mejor segunda parte de este año, las mejoras necesarias trimestre a trimestre en 2014 no son exigentes. Claro que este no es un escenario sin incertidumbres: un aterrizaje forzoso de China, un mercado global que responda de manera no esperada a las decisiones de la FED y una pobre ejecución de las obras públicas son factores que implicarían un sesgo a la baja.

 

* Juana Tellez, Economista jefe de Banco Bilvabo Viscaya Argentaria - Colombia

  • Juana Téllez | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
26 Jul - 11:15 pm f

Rostros

Delante de mí, la persiana; después de la persiana, fantasmas: Robert Graves, Baudelaire, Sartre, Camus, Piaf, Storni, Woolf, Cortázar, Borges, Quiroga, y más y más fantasmas que no quieren traspasar la persiana que me obstino en dejar entreabierta. Cierro la ventana y se cierra el mundo, deseo hacer memoria de los rostros de los maestros del pensamiento occidental para reconocer en ellos la alegría de las que tanto nos ufanamos. Paso la página para buscar mejores rostros, más humanos y más sosegados pero, por el contrario, me encuentro con los rostros de Beckett, Artaud, Van Gogh, García Márquez, Castaneda, Carpentier, Rulfo: fantasmas que se evaden por regiones de ilusión, protagonistas de una obra que ha escrito alguien en medio de una vasta soledad. Tal vez si buscamos rostros en el fútbol: Pelé, Maradona, Batistuta, Higuita, Mondragón, Raffo, Goycochea. Más rostros pletóricos de tristezas por sus derrotas. Rostros que aluden al fútbol siempre en falta, con ganas de reír pero con la tristeza profunda de quien nace derrotado: el fútbol es el espacio de la celebración de la desesperanza porque la derrota le gana. Un instante de felicidad mientras se hace el gol, pero un eterno nubarrón porque se acabó el partido y hay derrota. Abro la persiana y el mundo permanece cerrado, una Copa América es un evento americano, pero a Lio Messi le obligan a ser algo más que un futbolista mundial; le exigen ganar siempre porque está en deuda pero, paradójicamente, lo ha ganado todo. ¿Todo? Wilde, Unamuno, Poe, Dostoievski, Maupassant, Balzac, Calderón de la Barca, Vargas Vila, Quevedo, Dante, Moliere, Sófocles, Van Gogh, Cioran y Heidegger. El rostro de Messi, después de la derrota ante Chile, representa el gran triunfo de la caída, el triunfo de quienes caen y ya no quieren renacer. Este rostro me recordó que somos frágiles y que la cacareada felicidad depende de detalles simples (un abrazo, una conquista con los afectos). El rostro de Messi, que se ha hecho viral, es el virus de la dignidad hecha trizas por el fútbol, es deporte en el que todo está en juego: el amor, la locura y la muerte. Messi está lejos de ser un dios y, por ello, no puede ser más: un ser humano con sus debilidades, amores e, incluso, con sus mudeces y rayones “No le pidamos peras al olmo”, las peras no meten goles y los olmos son olmos. El colmo. Es falible, como todos. Lo tiene todo y hoy está vacío. Me duele el rostro de Messi.

25 Jul - 9:00 pm

Un plebiscito cordial

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$423.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio