Publicidad
Rodrigo Uprimny 15 Dic 2012 - 11:00 pm

Adicción punitiva

Rodrigo Uprimny

En América Latina es jurídicamente más grave contrabandear marihuana o cocaína a fin de que pueda ser vendida a alguien que quiere consumirla, que violar a una mujer o matar voluntariamente al vecino.

Por: Rodrigo Uprimny
  • 300Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/adiccion-punitiva-columna-392614
    http://tinyurl.com/cezhney
  • 0

Por ejemplo, en Bolivia, la pena máxima para tráfico de drogas es de 25 años, mientras que para el homicidio doloso, esto es, intencional, es de 20. Y en Colombia la pena máxima por tráfico es de 30 años, mientras que por violar a alguien es de 20 años.

En casi toda América Latina la situación es semejante, como lo mostramos en un libro con el mismo título de esta columna, elaborado en DeJusticia, con la colaboración de colegas de otros países, agrupados en el Colectivo de Estudios Drogas y Derecho-CEDD y que fue presentado la semana pasada en Bogotá. Este estudio muestra que nuestros sistemas jurídicos prevén penas no sólo crecientes sino mayores para el tráfico de drogas, sin violencia e incluso en cantidades a veces modestas, que para conductas tan atroces como la violencia sexual o el homicidio.

Aclaro que no estoy hablando de las penas por los crímenes violentos cometidos por los narcotraficantes para proteger su negocio ilícito, sino de las sanciones previstas por el tráfico en sí mismo considerado. Y por ello esta evolución normativa me parece injusta e irracional, pues es éticamente más grave matar a alguien o someter por la violencia a una mujer y violarla, que distribuir drogas, que finalmente unas personas desean voluntariamente consumir.

Esta irracionalidad se explica porque en las últimas décadas, y en especial desde los años ochenta, los países latinoamericanos, influidos por el marco prohibicionista internacional, cayeron en lo que metafóricamente podríamos llamar una adicción al punitivismo en materia de drogas… lo cual no deja de ser irónico.

Como se sabe, la adicción genera en el dependiente una necesidad cada vez mayor de consumir unas drogas que le producen cada vez menores efectos; finalmente, el adicto simplemente consume para evitar el síndrome de abstinencia. La legislación frente a las drogas en América Latina prosigue un camino similar: como la prohibición es un fracaso (y por razones estructurales, como muchos los hemos mostrado en otros textos), nuestros Estados sufren la constante tentación de incrementar las penas en relación con el tráfico de drogas, en principio para controlar un mercado ilícito en expansión; son cada vez menores los efectos de esa punibilidad acentuada en disminuir la oferta y el consumo de drogas ilícitas. Y así, al igual que el adicto que frente a la disminución de los efectos de la sustancia decide aumentar automáticamente la periodicidad y la dosis del consumo, los poderes públicos, al ver el escaso efecto de una punibilidad creciente, deciden aumentar la dosis y la periodicidad de la misma. Y nuestros Estados caen en una punibilidad adictiva, que explica las desproporciones punitivas que señalé anteriormente.

¿No será ya hora de salir de esa adicción punitiva?

  • 0
  • 13
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • EE.UU. urge a la formación de una alianza internacional para frenar al Estado Islámico
  • Persiste crisis carcelaria en Cartagena

Lo más compartido

13
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

JOSE ANDRES PERDOMO CASTAÑEDA

Jue, 12/20/2012 - 09:44
Excelente aseveración doctor, nuestros legisladores actuales nos tienen sumidos en la Adicción Punitiva, pretendiendo quedar bien, incrementando penas, en lugar de endurecer los mecanismos de aplicación de las mismas, lo cual se a suscitado a lo largo de nuestra historia, siempre respondiendo a quienes financian sus maquinarias politiqueras para que por medio de los mismos, desangren al pueblo y vivan como las mas acaudaladas y prestigiosas familias del país, perpetuandosen así en el poder, pues consideran que solo sus dinastías deben vivir del erario publico a costa de cualquier precio e inclusive enriqueciendo el interés internacional.
Opinión por:

andamu

Mar, 12/18/2012 - 22:51
En algún momento, el poder punitivo -retomando palabras de M. F.-, recayó sobre todo en ladrones de ganados, o en acusados de injuriar a otra persona de "superior calidad" sociocultural; o bien en aquellos sindicados de querer subvertir el orden social; en la actual coyuntura por la que atraviesa este nuestro orden económico, vale más el dinero que la vida; vale más la moral capitalista que el sentido común; resulta más delincuente un distribuidor al menudeo que un frenético psicópata. La centralidad del negocio de las drogas denota por qué la adicción punitiva está cebada hoy en este asunto y no en otros, ciertamente disímiles.
Opinión por:

domingos da guìa

Lun, 12/17/2012 - 10:04
para el procurador ordoñez y el senador gerlein. un debate a los gays es mas importante que una niña violada, o las constantes y brutales infracciones al D.I.H, efectuadas por la guerrilla, y que efectuaron los PARAS
Opinión por:

Alfredo O

Dom, 12/16/2012 - 16:53
El asunto no se limita a la pena con tal, sino al rasero de su aplicación. Es el caso del plagio o violación al derecho de autor en universidades de Colombia. Varios estudiantes han sido sancioados por cometer plagio en trabajos de grado, mientras que docentes denuncados por ello, han sido protegidos por la misma institución. El mal ejemplo empieza por casa. En la Universidad Nacional de Colombia, Sede Palmira, en el año 2003, el docente y directivo Martín Práger publicó el libro "Agricultura y ambiente", el cual fue retirado en silencio, mediante el decreto 1286 de noviembre de 2006, en lugar de ser denunciado ante la Fiscalía. Igualmente, en el año 2012 fue denunciado por el mismo deltio el libro "Agroecología" (Práger y otros, 2002), veremos qué pasa. Visite www.plagiosos.org
Opinión por:

Joselau

Dom, 12/16/2012 - 12:56
En un país fallido y con las rodillas peladas, es imposible.
Opinión por:

HOLARUNCHOS

Dom, 12/16/2012 - 10:51
FARUPRIMY.................. ES MEJOR QUE PASE ALER LA COLUMNA DEL GORDO RICARDO PUENTES MELO EN PREIODISMO SIN FRONTERAS......... SOBRE LAS CONFESIONES DE UN JUEZ....... SOBRE EL LLAMADO CARTEL DE LA TOGA.............................. COLUMNA RECOCOMENDADA IGUALMENTE PARA MARRANOS AMAESTRADOS EN LA JUCIO UP-M-19
Opinión por:

caballerocomprometido

Dom, 12/16/2012 - 10:24
dR.UPRIMMY NO BAJE LA GUARDIA CON SUS COLEGAS PORQUE ESTAMOS EN MINUTOS DE EFERVECENSIA Y CALOR. LOS ESTADOS Y SUS CIUDADES SE REVELAN. EUROPA SIGUE UNA POLITICA AUTONOMA. EN LATINOAMERICA AUMENTAS LAS VOCES CRITICAS. SANTOS SE UNE A ESTE PROCESO. LA ONU CITA EN PAR ANHOS CONFERENCIA INTERNACIONAL. TENDRAN QUE SURGIR NUEVAS FORMAS DE ENFRENTAR LA DROGADICCION. Y ESTAREMOS LISTOS PARA CON LOS PSIQUIATRAS Y PSICOLOGOS APARATO DE JUSTICIA, ABOGADOS ENCONTRAR LOS MEJORES IINSTRUMENTOS; ESTAS NORMAS PENALES CAMBIARAN DE LO ARCAICAS.
Opinión por:

Gonzalvo

Dom, 12/16/2012 - 10:13
Y que irá a decir Uprimny, de la desproporción en la penas, cuando en la mesa de la Habana se negocie la impunidad de los terroristas , culpables de delitos de lesa humanidad, igual a lo que sucedió con el M19, que el estado entró en la impunidad adictiva , o en ese caso si es justificable en aras de la paz?.
Opinión por:

Gonzalvo

Dom, 12/16/2012 - 15:15
Este arquero , no coge ni una, no tiene nada que ver?, si tiene mucho que ver dado el sesgo que le da Uprimny a sus columnas, o le explico.
Opinión por:

Arkero

Dom, 12/16/2012 - 14:55
Existió un estilo de poesía en la Islandia pre-cristiana que consistía en la adición de metáforas sobre metáforas, como por ejemplo el repetido uso del término lobo de abejas para referirse al oso; de ahí surge el nombre del héroe clásico Bewolf... ¿Qué? ¿No estábamos jugando a hablar pendejadas que no tienen absolutamente nada que ver con el tema de la columna?
Opinión por:

fernando artavia lizarazo

Dom, 12/16/2012 - 09:46
Dios nos libre de que triunfe ciertas ideas políticas porque dejan ver el facismo, la dictadura, como el columnista que a punta de opiniones - implícitamente - como progresista reclama penas de cadena perpetua y a muerte para ciertos crimenes porque en su sentir algunos merecen unas mas altas y otras, de aplaudir. Grave, gravísimo.
Opinión por:

Arkero

Dom, 12/16/2012 - 14:59
¿implícitamente? Que a usted no le de la cabeza para comprender un concepto como "no tiene sentido tener penas tan altas para un crimen donde no se viola la decisión de nadie" no significa que otros estén pidiendo pena de muerte.
Opinión por:

jaramo

Dom, 12/16/2012 - 08:55
La lucha contra las drogas,los mismo que la lucha contra el terrorismos, a nivel mundial es un invento de los norteamericanos para poder meterse donde les de la gana. Por qué Colombia en vez de llevar a jucio a los narcotraficantes o a los terroristas prefiere enviarlos a estados unidos??? necesita demostrarle al gran invasor y amamentista que tenemos la cerviz lista para ser cortada en el momento en que ellos digan. Si en Colombia había pruebas, inclusive ventiladas en el congreso contra el general santoyo, por qué tuvo que ser juzgado en estados unidos??? Cuando aprenderemos de Mujica, el presidente de Uruguay, antiguo tupamaro, que podemos actuar contra las drogas sin tener que pedirle permiso a estados unidos? somos unos vendidos y nos jactamos de ello.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio