Publicidad
Santiago Gamboa 12 Jul 2013 - 11:00 pm

Aeropuertos

Santiago Gamboa

Uno de los espacios más frecuentes de mi vida son los aeropuertos, y a pesar de que son la antesala del viaje, la verdad es que se han convertido en lugares realmente inhóspitos y aborrecibles.

Por: Santiago Gamboa

Sé que las histéricas medidas de seguridad se las debemos a los atentados de Al Qaeda y al narcotráfico, pero no sé por qué siempre que me quito cinturón y zapatos, monedas y celular, que atravieso la mirada gélida del guardia y levanto los brazos para que me pasen el detector de metales o me revise un señor con guantes, siento que más allá del cumplimiento de protocolos de seguridad hay también, en ciertos lugares más que en otros, un deseo de mortificar, de hacerle pagar un peaje al viajero. Como si dijeran: está bien, usted se va de viaje y la verdad es que se ve muy feliz, pero yo tengo que seguir acá con mi pobre vida de mierda, así que deje al menos que me divierta un poco: abra ese maletín, ¿qué lleva ahí?, ¿dónde compró este dentífrico?, ¿por qué lleva tantos libros?, ¿tiene las facturas? He visto guardias humillando y realmente agrediendo a mujeres, haciéndoles abrir sus maletas sin motivo, sólo por el evidente deseo de inmiscuirse en su vida privada, o incluso por el morboso impulso de ver y tocar su ropa íntima. Esos guardias tienen un poder sobre el desvalido viajero, ¡y claro que lo usan! ¿O si no para qué es el poder?

Hace poco viajé de Bogotá a Pereira. Dejando de lado el atroz servicio en tierra de la compañía Lan, que hace que uno olvide que está en un aeropuerto y piense que está en una terminal de buses de pueblo —me pregunto si el que ideó la organización de los pasajeros tendrá el bachillerato aprobado—, me dio asco el modo en que los guardias del viejo terminal de El Dorado hicieron poco menos que desvestir a varias mujeres que, oh casualidad, eran todas muy atractivas, como si la belleza fuera más peligrosa. Todo ante la complicidad risueña de otros viajeros. No es la primera vez que asisto a estos abusos y, por qué no, acosos sexuales disfrazados de protocolos de seguridad.

Pero sigo con los aeropuertos, pues otra cosa que veo es que son pocos los países que han dado al terminal aéreo de su capital el nombre de un artista. Los casos excepcionales son el de Roma, que se llama Leonardo Da Vinci, el José Martí de La Habana y el Federico Chopin de Varsovia. Pero por lo general tienen nombres de militares, políticos, y hay algunos que no tienen nombre, como el de Madrid, que se llama Barajas por el pueblo de al lado. Hace poco se habló de cambiarle el nombre a El Dorado por el de Luis Carlos Galán. ¿Por qué no José Asunción Silva o Gabriel García Márquez o Fernando Botero? El aeropuerto principal de un país es la primera cara que el extranjero encuentra al llegar y por eso sería deseable que lo remita a algo conocido. Gracias al trabajo de músicos, pintores y escritores muchos de los viajeros que llegan lo hacen con admiración y gran curiosidad, de ahí que sea lícito que se tome en cuenta a los artistas en los sondeos que se hacen para decidir estas cosas. Así sea para que pase lo mismo que con el bochornoso asunto del Gran Colombiano: para que un grupo de poder pase gato por liebre haciendo creer que una plataforma organizada y pagada es el voto espontáneo de una nación.

  • Santiago Gamboa | Elespectador.com

  • 11
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Ingrid Betancourt fue citada por trámites de divorcio en Colombia
  • Presentador de Canal Capital asegura que fue censurado por Hollman Morris
  • Administración busca la 'medicina' para las localidades más violentas

Lo más compartido

11
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

ross.0379@hotmail.com

Sab, 07/20/2013 - 23:13
Todavía le duele el sencillo pero humilde homenaje que espontáneamente, aprovechando el concurso abierto, quisimos hacerle unos pocos colombianos de bien al Dr. Uribe, igual no podríamos decir de usted ElGranEscritor.Deje la roncha, cómprese un manual de cómo no sucumbir ante el escozor de la envidia.
Opinión por:

martaluribe

Sab, 07/13/2013 - 15:33
Debe es darse por bien sevido, que pisa los aeropuertos...
Opinión por:

Leedor

Sab, 07/13/2013 - 14:20
Y el "John Lennon" en Liverpool!
Opinión por:

morenoelesceptico

Sab, 07/13/2013 - 12:12
Hombre Dn. Santiago, es de lo más natural que a los mamertos les fastididie todas esas raquetas con las que las gentes encargadas de la seguridad molestan a los viajeros importantes. Ustedes van seguros de que no serán secuestrados, ni sufrirán atentados por el terror de la izquierda.
Opinión por:

Ramiro Madrid Benítez

Sab, 07/13/2013 - 12:11
VALIOSO ESTE ARTÍCULO, PORQUE MUESTRA COMO EL CIUDADANO ES SOMETIDO A VEJÁMENES A NOMBRE DE LAS TALES SEGURIDADES DEMOCRÁTICAS. EN COLOMBIA SUFRIMOS ATROPELLOS TODOS LOS DÍAS Y NO HAY ESTADO QUE VALGA.EJEMPLO, LOS CENTROS DE LAS CIUDADES ESTÁN EN MANOS DE LA INFORMALIDAD, MUCHAS VECES RUIDOSA. EN ALGUNOS ALMACENES DE CADENA PESAN LA COMIDA PREPARADA EN LAS BALANZAS DONDE PESAN LA CARNE CRUDA,ETC, ETC. Y PAGUE Y PAGUE IMPUESTOS.
Opinión por:

Sergio Calle Noreña

Sab, 07/13/2013 - 10:40
Válidos los cpmrntários sobre el control en los aeropuertos.. Es indispensable establecer reglas y crear un código ético y hacerlo respetar. Sobre la referencia al nombre del aeropuerto, que aprovecho para comentar , con todo respeto a Luis Carlos Galán, para los colombianos es un privilegio tener "El Dorado", el tesoro inalcanzable de las indias, el sueño irrealizable. Ese concepto de llegar a "El Dorado" tiene mucho más valor mítico y echizo que el querido y respetado Dr Galán. A él que le hagan un parque a su nombre, digno de su valía y proyección, para que los colombianos podamos seguir soñando con el gobierno ideal que nunca se materializó, Y así, podríamos tener un segundo El Dorado en materia de gobernabilidad,
Opinión por:

leftright

Sab, 07/13/2013 - 09:48
NOJODAAA ! pero que desperdicio de columna,y de espacio,y por esto le pagan a la SANTI,deja de jugar a las muñecas y coja oficio,
Opinión por:

Nicomedez Santacruz

Sab, 07/13/2013 - 09:43
Un tanto clasistas y despectivas ciertas alusiones de su columna mi estimado y aburrido escritor. Lo digo por algunas de sus novelas. ¿Acaso los terminales de buses de pueblo no deben también estar a la altura de las necesidades y el trato decente que merecen las personas, así sean de ruana? ¿Quién dijo acaso que no ser bachiller implica ser bruto, indecente o falto de modales? Conozco doctores que son unos absolutos patanes, y analfabetas que deslumbran por su humildad y su decencia. De manera que nada tiene que ver el nivel educativo con el comportamiento humano. Muchos brutos nos han gobernado en Colombia y en el mundo, G. Busch en los EEUU, por ejemplo. Comparto eso si la crítica sobre las humillaciones a que somos sometidos en los aeropuertos, pero una cosas es una cosa y,...
Opinión por:

Gonzalvo

Sab, 07/13/2013 - 08:58
Para este social bacano , no es conocida , ni puede identificar al país ,la leyenda del Dorado y todo para seguir llorando por un concursito al que no le paro bolas el personaje escogido, pero los socialistas de cóctel son así, no hay remedio.
Opinión por:

swhelpley

Sab, 07/13/2013 - 06:51
Una parte de los aeropuertos tienen nombres de politicos o proceres de la independencia. Otros tienen nombre del pueblo. A algunos le ponen el nombre de un pionero de la aviacion (Por ej, el de Lima) Pero si es verdad es que muy pocos tienen nombre de artistas que dieron lustre a sus paises. Y mas raro aun, que tengan nombre de mujeres. Conozco solo uno.
Opinión por:

Boyancio

Sab, 07/13/2013 - 04:31
Trabaja, roba, y te compras tu jet, jejejejej Mira a los Nule. Pues no viajes más por avión, coge carretera. ¡Que vas a saber tú lo que es viajar a caballo por montañas y praderas, más que sea en burro, que vá, deja la jartera.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio