Por: Aura Lucía Mera

¡Agua! ¡Educación! ¡Salud!

¡Minorías unidas jamás serán vencidas! Y se demostró en Buenaventura, que si lo miramos en el contexto del país, es una ciudad olvidada de mayorías negras, pero que son minoría en la Nación (odio la denominación afrodescendiente... ¿yo qué sería? ¿Pirata-mestiza-india-iberodescendiente?).

El Gobierno Nacional, centralista, creyó que este paro era uno de tantos, de aquellos que podía engatusar como siempre, enviando ministricos, políticos de turno, prometer y chao-candao... Lo que no sabía era que era una protesta preparada, disciplinada, con grupos base organizados, unidos todos en exigir la dignidad que les ha sido negada por centurias. Un paro que estaba preparado para no dejarse ni intimidar ni provocar. Un paro que, lejos de ser improvisado, fruto de emociones acumuladas, fue una manifestación pacífica pero firme, estructurada, que no va a permitir que se pasen sus peticiones por la faja.

Han acordado cesar las manifestaciones durante tres meses. Una tregua. Una oportunidad para que el Gobierno inicie el cumplimiento de todo lo acordado. Que no se quede en el papel, porque el papel puede con todo. Si no, pregúntenle al papel higiénico, el de mayor consumo.

Felicito a los garantes, los que hicieron posible el diálogo. La unión entre la Iglesia y la sociedad civil, las mujeres, los transportadores, los estudiantes, los niños, los trabajadores, los pescadores, los comerciantes... como una ola compacta que, como escribe bellamente Alfredo Molano en su crónica del domingo en El Espectador, se fue transformando en tsunami, esa ola centenaria ya sin reversa.

¿Quién manejará el dinero? ¿Quién vigilará al que maneja el fondo? ¿Quién vigilará al que vigila al que maneja el fondo? ¿Y así sucesivamente? Porque el dinero se escapa como la arena entre los dedos... y si esto sucede, el tsunami no perdonará esta filtración.

¡Salud! ¡Educación! ¡Agua! ¡Empleo! Buenaventura está en tregua, pero sigue unida, vigilante, alerta y organizada.

¡Minorías unidas jamás serán vencidas! Bonaverenses, no se descuiden, manténganse alerta y vigilantes. Mucho pillo electorero debe estar husmeando qué tajada saca. Y se acercan elecciones en un país lleno de mentiras, de carencias, de odios y de corrupción.

Posdata: Hablando de minorías unidas... ¿cuándo nos uniremos para marchar, sacar cacerolas, pitos, pancartas y pañuelos la inmensa minoría de taurinos, galleros, aficionados a las corralejas , los coleos, la pesca? ¿O nos vamos a quedar estáticos, permitendo que por unos cuantos votos se prohíban en todo el territorio nacional estos espectáculos, minoritarios, sí, pero que merecen respeto? ¡A unirnos! ¡Somos una inmensa minoría! No tan pequeña si está unida.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Aura Lucía Mera