Publicidad
Aura Lucía Mera 3 Dic 2012 - 11:00 pm

Al fin, un pacto vallecaucano

Aura Lucía Mera

El Valle generalmente se ha comportado como un departamento federal consigo mismo...

Por: Aura Lucía Mera
  • 46Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/al-fin-un-pacto-vallecaucano-columna-390516
    http://tinyurl.com/lenwyps
  • 0
insertar

Los del norte se sienten paisas; los del occidente sienten que no pertenecen a nada y que siempre han sido ignorados; el nororiente está aislado (municipios como Sevilla, a pesar de su belleza geográfica, quedan donde el diablo pegó un grito y sus trochas son intransitables); los del suroriente, también abandonados a su suerte (Pradera, Florida, corredores de guerrilla, sin dolientes), y el sur sur, pues más caucano que vallecaucano.

Cali es un cruce de caminos que sólo hasta 1910 fue elevado a categoría de capital. Palmira o Buga eran muchísimo más señoriales e importantes. Muchos municipios bellísimos son inexistentes en nuestro imaginario. Pocos caleños conocen La Unión, Roldanillo, Caicedonia, Toro, Anserma. Jamás se nos ocurre pasar un fin de semana en el Guadalajara de Buga, un hotel a todo timbal. Preferimos agarrar para el Eje Cafetero. De Cartago conocemos sus bordados, pero pare de contar.

El Valle siempre ha sido un cruce de culturas y razas. Los cafeteros del piedemonte no tienen nada que ver con los cañicultores de la planicie. Los costeños jamás han oído hablar de La Buitrera, Tenerife o Potrerillo. En Cali la cultura del pescado es desconocida a pesar de estar a cuatro horas de carretera del mar. La “sagrada orden del bramadero” constituyó su clase dirigente. Hacendados enquistados en sus propiedades, ya fueran cañicultores o ganaderos, que se juntaron a vivir en Cali por el boom del ferrocarril del Pacífico, pero sin compartir prácticamente ninguna identidad que sirviera de común denominador.

Por eso en el Valle del Cauca fue donde más proliferaron y siguen proliferando los carteles de la droga, los matones y las bandas. Por eso nadie reaccionó cuando personajes vergonzosos se fueron tomando el poder. Por eso fuimos perdiendo liderazgo, no sólo económico sino cultural y político. Ningún otro departamento hubiera tolerado tantos años de malos manejos, de robos administrativos, de gamonales enriquecidos mangoneando pueblos y veredas, comprando votos, amarrando voluntades. Hemos sido indiferentes. No nos reconocemos unos a otros. Ni siquiera los caleños, ya más de dos millones, nos reconocemos.

Por eso es tan importante el Gran Pacto Vallecaucano, sellado por el gobernador Ubéimar Delgado y el alcalde Rodrigo Guerrero, que busca unirnos de verdad, mancomunadamente, solidariamente, conocernos y apoyarnos, elegir bien y a conciencia a nuestros gobernantes, trabajar honestamente y acabar la cultura mafiosa, ensiliconada y corrupta. Tenemos todo el material humano, la afluencia de todas las regiones del país y la diversidad étnica constituyen nuestra fuerza. Algo que debemos comprender, y actuar en consecuencia.

Quiero destacar, al respecto, el Premio Nacional a la Excelencia de la Infraestructura, otorgado en Cartagena la semana pasada a un vallecaucano de bandera, Roberto Caicedo Douat, quien ha sido, a lo largo de su vida profesional, uno de los ingenieros más importantes de Colombia. Un ejemplo de que en el Valle y en Cali tenemos el privilegio de contar con profesionales líderes en sus campos, no sólo a nivel nacional sino internacional. Nos llegó la hora de unirnos, de conocernos y de empezar a recobrar la identidad perdida, la dignidad, los valores, para demostrar que sí podemos y que ganaremos de nuevo liderazgo y respeto. El gran pacto vallecaucano comenzó con pie derecho. No podemos volver atrás.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 16
  • Enviar
  • Imprimir
16
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Patecaucho Cibernético

Mar, 12/04/2012 - 13:22
Cuando ví a Roy Barreras y a Fabiola Perdomo...Ahí fue cuando dije...¡ esto del pacto vallecaucano es un embeleco !.
Opinión por:

ragd

Mar, 12/04/2012 - 12:41
lo mejor de esta columna se encuentra expresado abajo por el forista Patriota verraco. No seren politica (hipocritamente) correctas pero son TODAS VERDAD. Nos esta matando la llegada de tanto malandro de todos lados, nada que sirva. Esa gentuza deberia se capturada, banada, cortada de cabello y montarlos en un bus de regreso para su tierra, a hacer danos alla..ese deberia ser el primer acto del pacto de la vallecaucanidad. El segundo recobrar nuestras empresas de gente de fuera y crear conciencia y crear el mjito DE CALI PARA LOS CALENOS, VALLE DEL CAUCA PARA LOS VALLECAUCANOS
Opinión por:

jeloco

Mar, 12/04/2012 - 10:15
Ese desden ansestral de las clases Vallecaucanas, alcanzó hasta cuando la industria de la caña era una industria mas humana, ahora solo deja infinitos dividendos para 5, y atraso y pobreza para el resto.
Opinión por:

patriota verraco

Mar, 12/04/2012 - 09:55
Doña Aura L. Mera deberia invitar sus familiares politicos, los LLoreda que estan huidos en Miami a que s eunan a ese pacto y en acto de buena voluntad devuelvan el dinero que se robaron de foncolpuertos, eso si seria como para alquilar balcon, el que un ladron y correcercas LLoreda devuelva lo que se ha robado.
Opinión por:

Xavierten

Mar, 12/04/2012 - 08:28
¿Que legitimidad va a tener ese pacto si fue 'sellado' por el clientelista de Delgado y el 'corrupto de Termoemcali' Guerrero? Pues ninguno. Está como dormida la Sra. Mera.
Opinión por:

patriota verraco

Mar, 12/04/2012 - 08:42
de dormida nada.! ella pertenece a esa nauseabunda rosca de los lloredas, holguin, cobos, y toda esa ralea cleptomana del club campestre "correcercas". por eso alaba ese pacto, aunque a decir verdad algo es algo, antes del pacto no habia nada, ahora por lo menos queda un compromiso etico y moral que no existia.
Opinión por:

patriota verraco

Mar, 12/04/2012 - 08:23
La falta de identidad cultural y ancestral en Cali es sencillamente porque no la tiene, no hay raizales de pura cepa y los pocos que lo son emigran a Bogota o al exterior, los que estan mandando la parada desde hace decadas en Cali no son las familias de alli sino provenientes de Buga, Tulua o de Antioquia, asi que de ahi la falta de compromiso con su ciudad y si hablamos de la oleada que invade a Cali desde los 80´s provenientes de Cauca, Nariño y Choco, que es pura chusma delincuencial en su mayoria , todo eso deja a la pobre Cali antes conocida como "sucursal del cielo", ahora mas bien se debe llamar "la cloaca racial" del suroccidente colombiano.
Opinión por:

patriota verraco

Mar, 12/04/2012 - 10:13
Usted lo ha dicho xavi, si es un audi muy seguramente tendra con que responder, si es un renault es muy probable que sea conducido por un iguazo de esos recien llegados y me deje tirado en la calle y siga rebuzcandose como taxi pirata o viendo que local se puede atracar.nada mas vea como esos nuevos ricos y recien llegados en todas las tonalidades,(negro, azules, morados, cafes con leche y palidos azucena) han llegado a otrora buenos barrios como el limonar, sanfernando, el ingenio, ciudad jardin, santa teresita, san antonio, granada, versalles, etc etc y los conviertieron en barrios populares con altos indices de criminalidad, si, es por esa gentuza iguaza del pacifico y antioquia que volvieron a Cali un antro y nido de ratas que hasta en la politica se nota, ¿cartel de cali? jajajajaja
Opinión por:

Xavierten

Mar, 12/04/2012 - 10:02
Jajaja. Muy gracioso 'patriota'. Apuesto a que sos de los que dicen: 'si me atropella un carro que sea un Audi y no un Renault'. jajaja
Opinión por:

patriota verraco

Mar, 12/04/2012 - 09:50
por lo menos no salen a atracar a los transeuntes o destruyen el mobiliario publico y dan mucho empleos, hasta los tombos los tenian en nomina eso es apoyar el pluriempleo, jajajaa lease "los jinetes de la cocaina" y vera nombres de ejemplares ciudadanos y empresarios, ¿ le suena baterias MAc? pues alli aparece el nombre de ese gran empresario y su hijo fue hasta ministro y dio orgullo a esa region de todos y de nadie, que es el Valle del Cauca. si usted esta ardido con ese cartel debe ser porque es admirador de pablito y su caterva de vandalos y sicarios antioqueños que tienen a toda Colombia vuelta caca. yo no admiro a ningun delincuente, pero no desconozco sus logros en pro de los ciudadanos de bien. asi ellos no lo sean.
Opinión por:

Xavierten

Mar, 12/04/2012 - 09:35
Los sicarios y narcotraficantes del cartel de Cali eran gente de 'bien'. jajajajaj. Este patriota si da mucha risa.
Opinión por:

patriota verraco

Mar, 12/04/2012 - 08:52
Los narcriminales del Cartel de Cali eran o son gente con estudios y de empresa, se acuerda de tecnoquimicas, jgb, drogas la rebaja, crispy y muchos otros negocios que daban muchisimos puestos de trabajo .... pues no compare a estos criminales con la chusma vulgar que invade las calles y destroza bienes y mobiliario particular y publico sin ningun pudor. Eso no es ser racista sino mas bien realista.
Opinión por:

patriota verraco

Mar, 12/04/2012 - 08:48
le suena la banda americana del "baron rojo", la colonia nariñense en el distrito de aguablanca en donde le da miedo entrar hasta a los del ESMAD, o potrero grande en donde las bandas imponen su ley, pues todos estos sitios y delincuentes so zambos, negros y provenientes en su mayoria de Bventura, Choco,barbacoas, pasto y hasta de antioquia, sino dese una vuelta por esos lares y despues me da la razon, Suerte en su correria por esas ollas.
Opinión por:

Xavierten

Mar, 12/04/2012 - 08:41
'Patriota' racista: No sabía que el Cartel de Cali venía de esas zonas.
Opinión por:

legionario200

Mar, 12/04/2012 - 05:32
Dado que los vallecaucanos no tienen una identidad común, la solución para las regiones olvidadas es la de unirse a su respectiva región cultural. Sevilla y Caicedonia para el Quindio, Cartago para Risaralda, Buenaventura para el Choco, etc. y problema resuelto.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 12/04/2012 - 03:14
Nena, te lo dije esa madrugada que te querías ir: la institucionalidad y pegue ideológico, como respeto a la ley, nos hace como semos: egoistas, indolentes ante el dolor de las gente que han quedado por fuera del reparto de privilegios, que no se puede pujar en igualdad de condiciones ¿No ve, que Bogotá conceptúa y protege a quien se le rinde en unión por lo alto, sea a la dirigencia local hecha sustancia en lo mejorcito, sea la buena familia? Para la muestra, una de las sociedades más inequitativas de la pelota, donde prima la ambisión desaforada por arriba y por abajo, corre el desempleo; pero tenemos, adios gracia, la protección del Sagrado Corazón y Bofe del señor y amo del universo encarnado en don Uribe y su correligionario cruzado de venganza...¡monseñor Ordóñez!, nos inrespetan,
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio