Publicidad
Eduardo Sarmiento 13 Jul 2013 - 11:00 pm

La Alianza del Pacífico

Eduardo Sarmiento

En días pasados, Colombia, Chile Perú y México firmaron una alianza para fortalecer el libre comercio. La estrategia consiste en eliminar las restricciones comerciales entre los países y suscribir TLC con la mayoría de los países del mundo. De este modo, las economías quedarían totalmente abiertas al comercio internacional.

Por: Eduardo Sarmiento
  • 432Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/alianza-del-pacifico-columna-433431
    http://tinyurl.com/nmr38hc
  • 0
insertar

Las economías se especializarían en los bienes de ventaja comparativa, es decir que tienen menor diferencia de productividad con el resto del mundo, como los servicios y la minería, en tanto que adquirirían los otros bienes industriales y agrícolas en el exterior. Colombia perdería porque sus productos de ventaja comparativa tienen una menor demanda mundial. Así lo confirman los déficits comerciales del país con los tres aliados en conjunto y con el mundo. El ganador sería México que en la actualidad registra un superávit de US $ 5.500 millones con Colombia. De hecho, se acentuaría el estado actual de la economía colombiana en que la mayoría de los productos industriales y agrícolas se consiguen a menores precios en el exterior y opera con un déficit en cuenta corriente de 7% del PIB en términos reales. Se afianzaría la experiencia de los últimos veinte años. En este período la participación de la industria y la agricultura del producto bajo a la mitad y se acumularon los peores índices laborales de la región, en términos de ajuste salarial, desempleo e informalidad.

 

Muchas veces los TLC se justifican diciendo que la menor capacidad industrial del país se compensa por el mayor tamaño del agro. No se advierte que los países como Corea subsanan la falencia con importaciones de países, como Nueva Zelanda y Australia, que operan con productividades en los cereales y la ganadería varias veces mayores que la de Colombia. Es comprensible la desilusión de los dirigentes del sector que a diario advierten la escasa influencia de los TLC sobre las ventas externas.

La verdad es que la apertura, los TLC, el régimen cambiario flexible y ahora la Alianza del Pacífico están basados en la teoría de la ventaja comparativa que predice que los países están en capacidad de exportar indefinidamente los bienes que tienen esa propiedad y, en consecuencia, tienden a un equilibrio de la balanza de pagos. Esta proposición, que domina el pensamiento económico, ha resultado totalmente equivocada. Los superávits en cuenta corriente quedan en los países con perfiles de mayor productividad y demanda, como sucede con China, Alemania Japón y los Tigres Asiáticos. Los países con las características de Colombia se especializan en servicios y minería, adquieren la mayor parte de los bienes industriales y agrícolas en el exterior y registran déficits en cuenta corriente. En cierta forma, hacen las veces de los países periféricos de la zona euro.

 

Como se muestra en la evidencia de los últimos veinte años, el experimento es contrario al interés nacional. Lo que se gana con el abaratamiento de las importaciones se pierde con creces por la menor productividad de los servicios con respecto a la industria y la agricultura, la baja generación de empleo de la minería y la operación con desbalance externo.

 

Es hora que se entienda que el fundamentalismo de mercado es el principal obstáculo para la industria, la agricultura y el empleo formal. Los esfuerzos que se realicen para aumentar la productividad resultarán infructuosos mientras que los productos carezcan de demanda. Lo que se requiere es una nueva visión que le ponga coto al libre comercio, el libre cambio y la libre entrada de la inversión extranjera, a tiempo que avance en políticas industriales y agrícolas selectivas y adopte programas concretos para crear empleos y erradicar la informalidad.

 

  • Eduardo Sarmiento Palacio | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 14
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Corea Contemporánea, una muestra de la cultura asiática en el Teatro Mayor
  • Gareth Bale será baja para el partido contra el Granada
  • Una persona muerta tras explosión de nave espacial en EE.UU.

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • La impactante broma de los 27 millones de reproducciones en YouTube
  • 'No le preste atención a la gente pobre': Robert Kiyosaki
14
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

CuauhtémocMoctezuma

Lun, 07/15/2013 - 19:55
Sí es el Imperio y el subimperialismo mexicano, pero ojo Colombia, también es un llamado. Hay que industrializar el país, no todo puede ser café, flores y la minería que solo reprimariza su economía.
Opinión por:

preocupadoporcolombia

Dom, 07/14/2013 - 17:48
200 años esperaron los Estados Unidos despues de su independencia paa abrirse al libre comercio, si lo hubiesen hecho como lo hace Colombia ahora, hubiesen destruido su incipiente y poco competitiva industria, igual a la de Colombia en este momento, incipiente y pooco competitiva
Opinión por:

sincorruptos

Dom, 07/14/2013 - 14:28
Cocalombia va de qlo pal estanco. Y no hay frenos.
Opinión por:

lunes100

Dom, 07/14/2013 - 14:05
Excelente columna.
Opinión por:

CARV

Dom, 07/14/2013 - 11:36
Aunque, por su misma naturaleza de ser una mera 'columna periodìstica', esto es sòlo un apretado resumen de los argumentos acadèmicos y fàcticos para cuestionar los embelecos de los tales TLC's, el autor señala puntos absolutamente verificables e incontrovertibles. Para el caso de la gaseosa 'Alianza del Pacìfico', es muy clara la intenciòn de ser un simple ariete -impulsado por USA- para golpear y tratar de agrietar el promisorio (aunque zancadillado) Mercosur. Es triste y vergonzosa la actitud de nuestro gobierno al prestarse para ser el 'idiota ùtil' de los designios imperiales en nuestra regiòn.
Opinión por:

Hoax

Dom, 07/14/2013 - 10:50
Y si además tenemos en cuenta que Chocó y Cauca son dos de los tres departamentos más pobres de Colombia, y que la situación de Buenaventura es precaria en todo sentido,no queda más que darle la razón a sumercé.
Opinión por:

polista

Dom, 07/14/2013 - 10:14
Estamos perdidos , la propuesta-paradigma del libre comercio no ha traído sino miseria , desempleo y déficit comercial. No sabemos usar los juguetes y creemos los oropeles que el sector externo nos muestra y nuestros traicioneros líderes propusieron como panacea . Tenemos que aumentar la productividad , disminuir el desempleo y tener una balanza comercial superavitaria , controlar las importaciones y darle importancia a la producción nacional. Esa fiebre de los TLC´s como siempre se defendió era lesivo a Colombia.
Opinión por:

arturoarmenia

Dom, 07/14/2013 - 10:13
Imposible no criticar la política de tlc´s auspiciada por este y especialmente los dos anteriores de uribe. El desempleo podría ser menor al 4 o 5 por ciento si las condiciones de demanda fueran tolerables. No podemos exportar por que nuestra tecnología es obsoleta, y la técnica asume cambios vertiginosos.... lo cual entonces significa que no podremos alcanzar una posición al menos estabilizante para la cuenta corriente.... tendremos que subsanar el entuerto prestando y entregando el país con libre inversión extranjero... o como decía don uribe con el huevito de la confianza inversionista.... por ejemplo entregar el Vichada...para los que tienen verdadero músculo financiero..el buen profesor Sarmiento es la palabra mayor y de allí saquemos las verdaderas conclusiones....
Opinión por:

manamuisca

Dom, 07/14/2013 - 09:09
Como buen economista no debe asumir posiciones del mercantilismo italiano , español ni siquiera del francés, si bien es válido la critica al neoliberalismo en su versión neofisiócrata de Arias , no podemos sólo criticar la globalización y la mundialización económica, lo que se requiere es un Estado fuerte que busque los efectos compensatorios del teorema H-O
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 07/14/2013 - 08:58
Y pensar que nueve millones de imbéciles votaron por Santos, la quintaesencia del neoliberalismo (además de ser un economista mediocre).
Opinión por:

martaluribe

Dom, 07/14/2013 - 08:38
Producir comida en éste país, es muy costoso. Ya hasta los lecheros les advierten que no produzcan tanta leche, porque no la van a comprar. Entonces que vamos a esperar? las empresas grandes tienen una racionalidad sólo basada en ganancias de capital. Dentro de poco vamos a comer todo importado porque sale más barato. Si es que va haber para todo el mundo...
Opinión por:

chococruz

Dom, 07/14/2013 - 06:44
Al doctor Sarmiento con toda su sapiencia se nota que en los gobiernos de turno no lo leen o no le hacen caso o ambas cosas, igual nos pasa al resto de ciudadanos que como borregos solo atinamos a quejarnos y a encontrar en estas sabias opiniones canales de desfogue a tanta desilusión y desespero ante nuestra clase dirigente, sin embargo ante tamaña afrenta la sociedad resignada solo atina a mirar el robo continuado sin saber como unir fuerzas ante el desfalco. Los colombianos debemos de tener algún gen de avestruz o algo parecido porque la manera que hemos encontrado de castigar a los asesinos y corruptos es ignorándolos con religión, novelas, trago, drogas y todo tipo de auto-flagelaciones y en el mientras tanto, en la realidad del día a día estos bandidos hacen su agosto.
Opinión por:

Boyancio

Dom, 07/14/2013 - 04:39
Más claridad, para dónde. Don Sarmiento merece el aplauso, el agradecimiento nacional a favor de la capacidad laboral. Siempre se preocupa por el desempleo, que es a fin de cuentas el mayor de los problemas de hoy, del ayer, y al parecer, va pa pior, sumercé ( Solloso), esta jodía se está totiando, snf, snf más de lo que....( Llanto) su mercé lo está exportandoooooo, ¡ay! mi vida, ay, ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy, vida pa jijueputa.
Opinión por:

luispuyana

Dom, 07/14/2013 - 00:32
LA CORRUPCIÓN MÁS GRANDE QUE SUFRE COLOMBIA, ES MÁS, ES UN CRIMEN: ESOS 14 TLC CONTRA LOS 46 MILLONES DE COLOMBIANOS, y es la mejor evidencia de que santos mejoró eficientemente lo del uribe. Esa es la única diferencia entre esos dos neoliberales, el santos salió peor que su maestro, que con su embajador urrutia siguen en el despojo de tierras al total beneficio del capital financiero de confianza para robarnos millones de hectáreas más de tierras.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio