Publicidad
María Elvira Samper 22 Jun 2013 - 10:00 pm

Ambigüedad más omisión: caos jurídico

María Elvira Samper

La ambigüedad de la sentencia C-577 DE 2001, de la Corte Constitucional, que reconoce el carácter de familia a las parejas del mismo sexo y advierte sobre la necesidad de suplir el déficit de protección que tienen porque no existe un contrato que formalice esas uniones, pero se abstiene de mencionar el tipo de contrato mediante el cual podría superarse esa falta, y deja el asunto en manos del Legislativo, sumada a la omisión de legislar del Congreso, que prefirió hundir el proyecto sobre matrimonio igualitario tras un debate en el que brillaron por su ausencia los argumentos de fondo y sólo resonaron las expresiones homofóbicas y escatológicas del senador Gerlein, tienen sumidos en un caos jurídico a parejas del mismo sexo, notarios y jueces; enfrentados al fiscal Montealegre y al procurador Ordóñez, y al vocero de la Iglesia, monseñor Rubén Salazar, haciendo afirmaciones que ofenden la razón, como esa de que “negar derechos a quienes no los tienen no significa discriminar”.

Por: María Elvira Samper
  • 89Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/ambigueedad-mas-omision-caos-juridico-columna-429447
    http://tinyurl.com/kxzb2xd
  • 0

En un intento de salvar el impasse, la Unión Colegiada del Notariado propone una fórmula, el ‘contrato solemne’, que no convence: primero, porque los notarios no pueden crear contratos distintos de los que contemplan las leyes; segundo, porque aun si pudieran hacerlo, la nueva figura es excluyente, pues se trata de un contrato sólo para personas del mismo sexo, que no sólo perpetuaría la discriminación, sino que la consagraría legalmente; tercero, porque no se sabe qué obligaciones y derechos implica, lo cual lo hace muy riesgoso, y cuarto, porque si las parejas del mismo sexo constituyen familia, como dice la sentencia de marras, el matrimonio civil es el único contrato que da origen legal a la familia y, por consiguiente, el único que les da plenas garantías constitucionales y legales a las uniones del mismo sexo.

El matrimonio civil genera efectos legales inmediatos, mientras que el ‘contrato solemne’ no lo hace. Asuntos como el régimen común de bienes, los derechos y obligaciones contemplados en las leyes de familia, la disolución del vínculo, cambios en el estado civil, entre otros, no pueden resolverse mediante contratos distintos al matrimonio, sostiene Colombia Diversa, defensora de los derechos de la población LGBTI, que insiste en esa figura como la única aceptable.

Pero los notarios están advertidos —y amenazados— por el procurador, que persiste en la cruzada para impedir la legalización de las uniones homosexuales, en abierta contradicción con el fiscal general, que sostiene que jueces y notarios son libres de interpretar la sentencia y no incurrirán en falta disciplinaria si casan parejas del mismo sexo, y que sancionarlos por ello sería abuso de autoridad y extralimitación de poder. Afirma, además, que la objeción de conciencia —la vía de escape que les abrió Ordóñez para evitar sanciones— no cabe en esos casos.

Con los notarios entre la espada y la pared, las parejas del mismo sexo acudirán de preferencia a los jueces para pedir la legalización de sus uniones. A ellos corresponde interpretar la sentencia en lo que se refiere al déficit de protección, que en uno de sus apartes dice: “En el ordenamiento colombiano debe tener cabida una figura distinta de la unión de hecho como mecanismo para dar un origen solemne y formal a la familia conformada por la pareja homosexual”. Es decir, el matrimonio. Si los jueces se niegan a casar a las parejas que lo han pedido, vendrán tutelas y el asunto retornará a la Corte Constitucional. Tendrá, entonces, que hablar claro para resolver el caos jurídico generado por la Sentencia C-577 y el espíritu cavernario de las mayorías parlamentarias que se abstuvieron de legislar.

  • 0
  • 8
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Carlos Vives escoge sus teloneros para la gira "Más Corazón Profundo Tour"
  • Así les va a las regiones con el presupuesto

Lo más compartido

  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • El 'Ice Bucket Challenge' sólo ha generado en Colombia $50 mil
  • Opinión Ago 20 - 10:00 pm

    Vaginal

8
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

andrewpant

Dom, 06/23/2013 - 12:53
Excelente columna; podríamos decir que la situación actual es culpa del Congreso que no legisló sobre el tema e hiso un "debate" que brillo por el discurso homofóbico y excluyente; también están los notarios que interpretaron la sentencia de la peor manera y crearon un contrato discriminatorio que genera un caos jurídico para las parejas del mismo sexo y no resuelve el déficit de protección; de la misma forma el Procurador quien amenazó con sanciones disciplinarias a quienes contradigan sus convicciones religiosas; de la misma forma el Gobierno que calló y no hizo absolutamente nada por garantizar los derechos de los LGBT; pero aparte de éstos antagonistas de los derechos, también se encuentra otro personaje cuya responsabilidad en ésta situación no escapa, me refiero a la Corte Constitucional, ¿cómo es posible que un Tribunal Constitucional cree sentencias ambiguas que pueden ser interpretadas como se plazca y en medio de esas interpretaciones posibles se puedan vulnerar derechos fundamentales? Eso no tiene razón de ser; una Corte Constitucional seria jamás haría eso, pero lo hizo y en un tema delicado y de trascendencia para la población LGBT; con éste fallo la Corte no solo le dio la espalda a la comunidad, sino que vulneró sus derechos: primero, dejándolos a merced de un congreso homofóbico e indolente, y segundo, dejándolos a merced de interpretaciones de terceros como los notarios y la procuraduría, que han interpretado la sentencia de la forma más excluyente y discriminadora, ejemplos: el contrato de “unión solemne” que no garantiza en nada lo que dispone la Sentencia y la “objeción de conciencia” que propuso la procuraduría para que no se cumpla la sentencia. Hay que recordar que aunque la Corte consideró a las parejas del mismo sexo como familia, dejó en el aire su protección a un sinfín de interpretaciones posibles que violan la dignidad humana de los miembros de ésta comunidad, al ser tratados, incluso en la Corte, como personas de segunda, cuya familia como se puede ver, también es de segunda, porque de qué vale reconocer un derecho cuando no se garantiza que éste se cumpla; y éste tratamiento a la comunidad LGBT ya venía siendo atroz, un ejemplo de ello es el caso de las madres lesbianas de Medellín, cuyo caso lleva más de 3 años en la Corte sin resolverse, y que actualmente se encuentra en manos de un magistrado amigo del Procurador. Entonces la Corte tiene una responsabilidad en ésta situación, no sé si lo hizo al propósito, pero parece que así fue, todo esto tiene un tufillo a vulnerar derechos o evitar que se cumplan, al estilo de la Procuraduría General de la Nación. Hay que esperar que suceda, pero por ahora, la Corte Constitucional se convirtió en un antagonista de derechos.
Opinión por:

josefosion

Dom, 06/23/2013 - 12:42
EN COLOMBIA, PUES QUE CADA QUIEN EN SU VIDA INTIMA HAGA CON SUS GENITALES LO QUE LE PLAZCA, PERO QUE NO NOS CONVIERTAN EN UN PROBLEMA DE ESTADO, LAS ABERRACIONES DE ALGUNAS PERSONAS DESVIADAS DEL ORDEN NATURAL. EN ESTE TEMA EL PAÍS ESTA EN UN 95% CON EL PROCURADOR Y LA IGLESIA Y EL 5% SON LAS LESBIANAS Y LOS HOMOSEXUALES A QUIENES DEBE PERTENECER EL MARICON DEL FISCAL Y SUS AMIGOS COMO LOS GAVIRIA, YA QUE SEGÚN LA CONSTITUCIÓN DE 1.991 ES MUY CLARO QUE LA FAMILIA, EL MATRIMONIO, DEBE ESTAR INTEGRADO POR UN HOMBRE Y UNA MUJER. ALLÍ NO DICE QUE QUE POR DOS MARICAS O DOS LESBIANAS. ESO ES OBVIO PARA LA MAYORÍA DE CIUDADANOS, CLARO, NO PARA LOS LLAMADOS LGBT. POR TANTO, EN SU DERECHO A LA INTIMIDAD, PUEDEN HACER LO QUE LES PLAZCA, YA QUE LA MORAL Y LAS BUENAS COSTUMBRES NO LES INTERESAN
Opinión por:

andrewpant

Dom, 06/23/2013 - 12:58
Éste no es un tema de mayorías sobre minorías, y los "maricas" "antinaturales" como usted y su dios los llaman, tienen derechos, recuerde éste es un ESTADO LAICO, y así como pide que los LGBT vivan su vida encerrados o en la intimidad, yo le pido a usted que sus comentarios homofóbicos, groseros y discriminatorios los viva usted solito y en su intimidad. Gracias.
Opinión por:

pedroelias

Dom, 06/23/2013 - 11:30
pero es que no se han dado cuenta que el problema no se resuelve con una simple ley? Para satisfacer a los LGTB y demás letras que se les ocurran debe haber una reforma al articulo constitucional que solo acepta al hombre y mujer como una verdadera familia
Opinión por:

alexander naranjo

Dom, 06/23/2013 - 09:10
Se debe aclarar que la sentencia es de 2011. Y todo indica que la señora María Evira, no leyó la sentencia completa, o si lo hizo, se le "olvido" mencionar a la doctora Calle Correa, puesto que lo fundamental de su columna ya lo había advertido esta magistrada desde hace casi dos años en su salvamento parcial de voto. María Elvira le debe ese reconocimiento a la doctora Calle, puesto que no ha descubierto nada. En fin, el meollo del asunto ya lo había consignado en su escrito esta Magistrada. Tal cual.
Opinión por:

alexander naranjo

Dom, 06/23/2013 - 08:38
Dicho en otras palabras: la Corte Constitucional escurrió el bulto para quedar bien con Dios y con el Diablo (la iglesia y el procurador). Esta Corte parece que ya empezó a tener los mismos problemas de las otras altas cortes. La Corte Constitucional dijo pero no dijo, amparó derechos, pero.... Esa falta de berraquera fue advertida por la Magistrada María Victoria Calle Correa, quien hizo notar que la "decisión no resuelve (la ) incertidumbre respecto de la solución al déficit de protección", es decir, el fallo no indicó la manera como los jueces y notarios deberían proceder. Dejó un completo despelote. Hoy vemos que tenía toda la razón. En fin, esta señora tenía más claro el asunto y demostró también tener más pantalones que todos los demás magistrados juntos. Tal cual.
Opinión por:

Boyancio

Dom, 06/23/2013 - 04:49
He ahí, hermanos adscritos a las enseñamzas del padre Astete, lo que nos ha quedado: místicos a cutiplen, rezanderos de alcanfor, curas cacorros, pastores aleluyas, congresistas que van por el billete, namá. Señor, tú que dices que te las sabes todas...¿por qué nos tiras la mierda para este lado?
Opinión por:

polista

Dom, 06/23/2013 - 00:43
Si , resulta vergonzoso que se de mas vueltas a un asunto que ha sido debatido universalmente y ya ha encontrado soluciones y aceptación. El Estado no puede pararse en fundamentalismos y dejar estos limbos de contradicción e intolerancia. Sea por vía de los jueces o de los notarios las parejas deben encontrar una solución y que hartera que haya que recurrir a la tutela para ello.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio