Publicidad
Para serle franco 30 Nov 2012 - 11:00 pm

Crítico de restaurantes

Andante Allegro Vivace

Para serle franco

Está ubicado en la ciudad amurallada de Cartagena, en un local de dimensiones mínimas, con techo por fortuna bastante alto y con capacidad máxima para unos 20 clientes. Lo impresionante y casi imposible de creer es que la cocina de Andante Allegro Vivace sea de menos de dos metros cuadrados, que tengan siete empleados y, al preparar los pedidos de la clientela, ¡no huela a frituras hervores o comida! Podría ganar un premio internacional al ingenio en logística, pues el resultado final, además, es una comida estupenda.

Por: Para serle franco
  • 91Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/andante-allegro-vivace-columna-390076
    http://tinyurl.com/crcahd2
  • 0

La buena atención, su espacio pequeño, su amoblado y sus clásicos manteles a cuadros rojos y blancos lo convierten en un lugar muy acogedor, casi íntimo, para hablar sotto voce, reservado. Su contacto con el exterior de la calle es su puerta de entrada, la cual se convierte en la práctica en una pantalla de cine, para que los de adentro observen a quienes pasen y para que quienes pasen observen en la media luz del interior una película representada por las personas sentadas a la mesa disfrutando algo suculento. Por algo será que la mesa contigua a la puerta es la más solicitada.

Una entrada, que por su tamaño puede ser plato principal, es el calamar mediterráneo, con el molusco preparado completo, y no en los tradicionales anillos, acompañado por verdura al estilo italiano, rodajas asadas de calabacín o berenjena, el ají dulce costeño y pimentón. Un buen aplauso para este plato.

El filete de mero a la plancha, aromatizado con romero y salvia, frugal, en su punto de cocción, suave y delicioso. Otro aplauso.

En la cocina colombiana la verdura se asocia con zanahoria, habichuela o espinacas en preparaciones hervidas o salteadas sin mayor mérito. En la cocina italiana son otras, como el calabacín, la berenjena, la alcachofa o el pimentón, sazonados con yerbas para un resultado mucho más gustoso.

Una característica de la cocina de este restaurante de nombre dedicado a la música clásica es la de utilizar yerbas a la manera italiana, lo que brinda frescura, sabores y aromas muy gratos.

Los precios son quizás un poco altos, y si se quiere disfrutar de sus platos se debe ir sin afán y dispuesto a esperar buen tiempo, pero vale la pena.

Relación CLAP, calidad-local-atención-precio: Muy buena.

 

 

*Para serle franco Crítico de restaurantes

  • *Para serle franco Crítico de restaurantes | Elespectador.com

TAGS:
  • 0
  • 8
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Plácido Domingo presenta una nueva final de su concurso Operalia
  • La fortaleza me la da mi hija: Nairo Quintana

Lo más compartido

  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • El 'Ice Bucket Challenge' sólo ha generado en Colombia $50 mil
  • Opinión Ago 20 - 10:00 pm

    Vaginal

8
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

El maestro dice

Dom, 12/09/2012 - 09:11
Es una lástima que estas columnas desaparezcan de la cartelera al día siguiente del que se hacen públicas. Pero existe un método de alargue y es el de hacer uso del sistema de envío, para llevarlas a las redes sociales, como en este momento procederé a hacerlo yo.
Opinión por:

suesse

Sab, 12/01/2012 - 14:49
Yo se que la nota no se merece, en si el comentario, pero le queda a uno un sabor extraño cuando lee uno las columnas de hoy sobre educación ( La de Julio Londoño) y la de Jose Roberto Acosta, sobre la reforma tributaria....qué sociedad, qué grupo "humano" somos cuando pasamos de la nota sobre la buena cocina italiana, a precios cartageneros, y hemos leido que estamos en la cola del mundo en términos de lecto-escritura, y ahora, para peor completar, quienes devengan algo más que el mínimo tendran que sostener las finanzas de un Estado que definitivamente no le sirve sino a los dueños de las tierras, vidas, y mentes esclavizadas que sobreviven en este feudo?? No se. Se me dañaría cualquier almuerzo de pensar en que solo violencia y una buena revolución ( pero a lo 48!) será lo que vendra!
Opinión por:

AndanteAllegro

Sab, 12/01/2012 - 20:22
Suesse, La espero en mi restaurante para que podamos debatir de todas estas cosas. La buena mesa y la cultura de estar en ella sirven y exaltar las tertulias. Gracias por su comentario
Opinión por:

suesse

Sab, 12/01/2012 - 14:54
Aunque debo reconocer que la aclaracion que hace el dueño del restaurante sobre el comentario pertinente de Condoricosas, hace que más bien me den ganas, algun dia, de ir a probar su cocina. Espero que mi comentario arriba se tome en el sentido estricto que quería hacerlo. No tengo nada en contra de la buena mesa, ni mucho menos, cuando está pensada y hecha con sentido de sostenibilidad medioambiental....Pero insisto, que mal que este tipo de opciones cada vez esté más lejos del alcance de la mayoría de una población que cada dia está más mal alimentada y enferma, por muchos motivos que seguramente, no están al alcance de la resolución de chefs, o comensales que quieren disfrutar de lo poco que queda de bueno en este sufrido país.
Opinión por:

JuliEcheverri

Sab, 12/01/2012 - 11:25
Andante Allegro Vivace... un verdadero placer al paladar.. no se pueden perder el Carpaccio de Pulpo, es diferente a todos los que hay en Colombia, los tallarines o pasta hecha en casa con cualquiera de sus salsas... y el Salami de Chocolate!!! por favor proxima parada obligada en Cartagena..
Opinión por:

Condoricosas

Sab, 12/01/2012 - 06:05
Los dueños del restaurante Andante Allegro Vivace están cometiendo un grave crimen ecológico. Ofrecer mero en el menú es un ecocido. Esta especie, que se ha puesto de moda en los restaurantes, está en peligro de extinción, porque alcanza la madurez sexual bastante tarde, y su lenta reproducción no logra compensar las capturas realizadas por el hombre. Invito a los lectores a que dejen de ir a los restaurantes que sirvan mero. ¡El mero se extingue, no se lo coma! http://www.eltiempo.com/carrusel/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-12154369.html
Opinión por:

suesse

Sab, 12/01/2012 - 14:55
Qué bien y que bueno es ver que estos espacios se pueden usar para dialogar, de verdad, y con quien corresponde!!
Opinión por:

Condoricosas

Sab, 12/01/2012 - 11:20
Muchos chefs comprometidos con el medio ambiente están explorando soluciones para evitar la extinción de las especies de moda, que están al borde de la extinción por efecto de la sobrepesca (es el caso de tiburones, atunes, meros, gambas, pez espada… la lista es larga). El chef Jorge Rausch ha ideado, por ejemplo, recetas de pez león, una especie invasora que está destruyendo los arrecifes caribeños. La página web Slow Fish es un buen ejemplo de está búsqueda que han emprendido algunos chefs para aplicar la creatividad a la salvaguarda de la naturaleza. Gracias por su respuesta. http://www.slowfood.com/slowfish/welcome_es.lasso
Opinión por:

AndanteAllegro

Sab, 12/01/2012 - 10:17
Soy el dueño de el restaurante en cuestión, no acostumbro comentar las sacrosantas opiniones de nuestros clientes. Pero en este caso quisiera hacer una excepción. Usted tiene razón sobre el problema grave de consumo de los productos naturales sobretodo si no son eco sostenibles. Nosotros evitamos usar, atún y otras especies en riesgo que son mucho mas populares en los restaurantes de todo el país. Trataremos de encontrar una alternativa a el Mero. Pero el punto acá es que desafortunadamente nuestro país no tiene un buen desarrollo en la industria pesquera, por lo tanto el producto fresco que se consigue es poco y no siempre de la calidad a la que estamos acostumbrados. La base de nuestro menú es de pastas rigurosamente HECHAS A MANO y con productos naturales. Gracias por su comentario.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio