Por: Iván Mejía Álvarez

La apuesta de Fuad

Fuad es todo un personaje. Hablar del Júnior sin mencionar a su propietario y benefactor durante los últimos cuarenta años, no tiene sentido.

El equipo barranquillero gira sobre Fuad Char y sus mejores momentos están siempre identificados con sus raptos de amor al equipo tiburón, con sus momentos de desencuentro con sus hijos y su alejamiento del comando de la institución.

De los que lo conocen un poco, algunos sostienen que Fuad es inescrutable y que es muy difícil acercarse a su talante, que está con el ánimo arriba y que le ha metido todo el apoyo y el impulso, es decir, la chequera que bien gruesa la tiene, a este nuevo proyecto del Júnior. Fuad, nos dicen, quiere la revancha tras la apuesta fallida que significo la presencia de Alexis García en el semestre pasado. Fuad le apostó a García, lo defendió, creyó que el proyecto despegaría y hasta lo respaldó en público prometiendo un apoyo a un proceso largo, pero los resultados fueron tan malos que al final se quedó sin argumentos.

Fuad es amigo del ‘Zurdo’ López, pero la Barranquilla futbolera no es amiga del técnico argentino, que llegó por séptima oportunidad al comando del elenco rojiblanco. Fuad le cree a López, pero el entorno no le tiene la más mínima confianza, pues su ciclo suena a naftalina y a perdedor. La última vez se fue de malas formas, pero Fuad con algunos amigos muy seleccionados tiene amnesia y olvida todo.

Para evitar que a su amigo personal le vaya mal, Fuad le ha dado chequera libre y hacía mucho tiempo que el Júnior no se reforzaba tanto, no traía tantos jugadores para iniciar una nueva etapa que limpie el fracaso del ultimo torneo. Eso indica, dicen los que lo conocen, que Fuad está comprometido con el proyecto y lo apoya. Esta vez manda él, no tienen voto Arturito ni Toñito, sus hijos, que cuando el saca la maleta y se aleja un poco, se hacen cargo del equipo y sus “chicharrones”.

Júnior rearmó su defensa con dos buenos laterales: Jamell Ramos y ‘Carachito’ Domínguez: llevó un buen central como el ‘Pecoso’ Correa, le metió marca al medio con Jherson Córdoba y el paraguayo Marco Riveros y talento con Michael Ortega y Tressor Moreno. Le falta gol y lo están buscando, pero es claro que detrás de toda la operación esta Fuad y su deseo de revancha.

Dicen que papá Fuad, con todo respeto, tiene una apuesta con los pelados: yo sí sé de esto, ¡ustedes no aprendieron!

Buscar columnista

Últimas Columnas de Iván Mejía Álvarez