Publicidad
Umberto Eco 11 Oct 2014 - 6:09 pm

Apuntes para una teoría de las conspiraciones

Umberto Eco

Massimo Polidoro, uno de los miembros más activos del Comité Italiano para la Investigación de las Afirmaciones de la Pseudociencia (CICAP), publicó recientemente Revelaciones: el libro de los secretos y las conspiraciones, el agregado más reciente de su vasta obra dedicada a los cuentos chinos que circulan en los medios de comunicación y entre el público en general.

Por: Umberto Eco
  • 652Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/apuntes-una-teoria-de-conspiraciones-columna-521770
    http://tinyurl.com/llmnxv4
  • 0
insertar

Massimo Polidoro, uno de los miembros más activos del Comité Italiano para la Investigación de las Afirmaciones de la Pseudociencia (CICAP), publicó recientemente Revelaciones: el libro de los secretos y las conspiraciones, el agregado más reciente de su vasta obra dedicada a los cuentos chinos que circulan en los medios de comunicación y entre el público en general.

Con un título tan tentador, parecería que Polidoro esperaba atraer a los entusiastas de todo tipo de secretos. Como observó John Chadwick, quien descifró el antiguo alfabeto griego micénico llamado Lineal B: “La urgencia de descubrir secretos está arraigada profundamente en la naturaleza humana; aun la mente menos curiosa se excita con la promesa de obtener conocimientos ocultos para los demás”.

Por supuesto que hay una gran diferencia entre dilucidar una escritura secreta que fue inteligible hace mucho tiempo y creer “secretos” como que los estadounidenses no llegaron a la Luna, que los atentados del 11 de septiembre fueron tramados por el entonces presidente George W. Bush o que “El Código da Vinci” en realidad no es una obra de ficción.

Pero es precisamente a los miembros de esta segunda corriente a quienes Polidoro dirige su obra. Su amable estilo de redacción quizá haga que al principio los lectores tengan la esperanza de que van a satisfacer todas sus curiosidades sobre las conspiraciones. Pero al final, Polidoro afirma que las supuestas conspiraciones detrás del asesinato de John F. Kennedy, de la muerte de Adolf Hitler y del matrimonio de Jesús con María Magdalena no son más que patrañas.

¿Por qué tienen tanto éxito los embustes? Porque pretenden ofrecer explicaciones de una forma que atrae a quienes sienten que se les ha negado información importante. En su libro más reciente, Polidoro menciona la obra de Karl Popper, filósofo de la ciencia que estudió la teoría social de las conspiraciones: la idea de que muchas conspiraciones de hecho son constructos sociales.

En La sociedad abierta y sus enemigos (1962), Popper señaló que, por supuesto, existen algunas conspiraciones, pero también que “el sorprendente hecho que, a pesar de su ocurrencia, desmiente la teoría de la conspiración es que pocas de estas conspiraciones tienen éxito a fin de cuentas. Los conspiradores rara vez consuman su conspiración”.

Polidoro también señala la obra de Richard Hofstadter, historiador que examinó a los teóricos de la conspiración a través de la lente de la psiquiatría. En un artículo publicado en 1964 en la revista Harper’s Magazine, Hofstadter emplea el término “paranoico” para subrayar que el conspiracionista “ve el sino de las conspiraciones en términos apocalípticos; trafica con el nacimiento y la muerte de mundos enteros, de órdenes políticos completos, de sistemas completos de valores humanos”. Y agrega: “Siempre está en las barricadas de la civilización. Vive constantemente en momentos decisivos”.

Ahora bien, Hofstadter emplea el término “paranoico” no en el sentido clínico sino como recurso retórico. La persona clínicamente paranoica piensa que los demás están conjurados contra él en lo personal, mientras que el paranoico social piensa que los poderes ocultos están persiguiendo a su clase, su nación o su religión. Yo sostendría que este último es más peligroso, pues ve su calvario como algo compartido, quizá con millones de personas más. Esto valida su paranoia y, para él, le explica eventos tanto históricos como actuales.

En teoría, la idea de que el mundo está lleno de teóricos de la conspiración no debería de molestarnos. Por ejemplo, si determinado número de personas piensa que los estadounidenses no llegaron a la Luna, eso simplemente es malo para ellas. Pero resulta que dicha desinformación puede tener consecuencias que lleguen más allá.

En un estudio publicado el año pasado en el British Journal of Psychology, Daniel Jolley y Karen Douglas encontraron que la exposición a las teorías de la conspiración reduce la posibilidad de que esa persona participe en los procesos políticos, a diferencia de alguien que cuenta con información que refuta las teorías de la conspiración.

En la práctica, si yo me topo con alguien que está convencido de que los asuntos mundiales están manejados por los Illuminati, el grupo Bilderberger o alguna otra sociedad secreta, ¿qué hago al respecto? Me doy por vencido. Y me preocupo. Toda teoría de la conspiración dirige la psiquis pública hacia peligros imaginarios, con lo que la distrae de las verdaderas amenazas.

Como indicó alguna vez Noam Chomsky, quizás el mayor beneficiario de una descabellada teoría de la conspiración sea la misma persona o institución que la teoría supuestamente trata de atacar en primer lugar.

Pensemos, por ejemplo, que en 2003, la teoría de que Bush había maquinado el colapso de las Torres Gemelas para justificar la invasión de Irak fue suficiente para impedir que un buen número de personas se detuviera a pensar en las verdaderas razones de la guerra.

Todo esto nos llevaría a pensar que fue el mismo Bush el que inició los rumores de su supuesta implicación en los atentados de 2001. Pero nosotros no podríamos tener una mente tan conspiratoria.

 

  • UMBERTO ECO ** Novelista y semiólogo italiano. / | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
31
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 02:50
Está claro pues que el ascenso del nazismo al poder político en Alemania (década de 1930) fue una operación transparente, expuesta democráticamente a través de los medios a la opinión pública del pueblo alemán. Como también fue invención de Borges, usada en más de uno de sus cuentos, la tenaz “sangre de papa” de los esquiroles irlandeses que traicionaron más de un intento separatista, a espaldas de Londres, por conquistar por todos los medios la soberanía irlandesa k
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:42
Para il Dottore Eco queda claro que lo que revelan los relatos borgianos no es, en ningún caso, la innegable existencia de una conspiración independentista. Quizás Eco considera que los atentados contra la vida del jefe de Estado de Francia, el general De Gaulle, llevados a cabo por perseverantes celulas patrióticas de la resistencia argelina le fueron previamente comunicadas a los cuerpos de seguridad del Estado francés a través de corteses y simpáticas esquelas.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:38
Todo loco, cada loco invariablemente asumido de uno en uno, que salga con un revólver a dispararle a John Lenon o Ronald Reagan son para Eco miembros eternos de una cofradía sin membresía explicita cuyo nombre bien podría ser "Fans de Lee Harvey Oswald", como el sujeto que mató a Gaitán, o los sicarios a sueldo que acabaron con L.C. Galán o con A, Gómez Hurtado, el doctor Abad Gómez, Pizarro, Jesús María Valle- Si no hubiese constado en las peliculas de Hollywood, La operación Valkiria de 1944 sería también, algo así, como un sainete de tuertos de Sabados Felices
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:31
De hecho, aquellos jóvenes arios que armados hasta los dientes, después de grabarse en You Tube para salir luego a dispararle a cuanto cristiano encontraran en los campus de High Schools representan la estadística excentricidad, la mínima partícula molecular de una insania social que tiene de todo menos de conspiración. Dicho de otro modo, cada sicópata es la célula de explicación suficiente que desvirtúa la pendejada de las tesis de la conspiración.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:29
Parece claro que aquello de archivos clasificados que se desclasifican a los 50 o no sé cuántos años después son cualquier cosa menos que una precaución secreta, cierto formalismo burocrático. "¡Ah no, pero eso es Secreto de Estado... que es otra cosa!“. Teniendo que aceptar esta hipotética respuesta autosuficiente quedaría la espinita clavada de que a ciertas acciones legales del Estado no se les puede llamar conspir-aciones sino -acciones legales al servicio de los altos intereses de la patria.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:27
Y así pues, la Stassi y la Mossad son compuestas por pibes que de nenes fueron boy-scouts. El mundo feliz de Eco como el Huxley asume como cristalina realidad la validez semántica de las buenas intenciones, y sobre todo, siempre previsibles para sus jefes, de que los servicios de inteligencia nacionales sean solo eso = “servicios de inteligencia”. Puros, transparentes, filantrópicos, sicoanalíticamente sanos. No importa que en orillo de sus ropas se lee en letra menuda: “servicios secretos”.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:26
Ahora ¿qué tan secretos? ¿La puntica no más? García Márquez, en el ejercicio de poder del general Aureliano Buendía lo pone de una manera harto cínica= sus oficiales hacían la voluntad de su jefe y éste -siendo ellos hombres de plena confianza- les daba órdenes pero no les daba instrucciones precisas sobre lo que sabían que tenían que hacer.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:24
El novelado asunto no es redundante en cuanto a ejemplos. Nuestro Nobel habla para quienes tienen ojos y quieran ver= los subalternos del general Buendía hacían más de lo que éste les ordenaba y las mayoría de las veces su crueldad alcanzaba a excesos tan insospechados a los que el mismo Aureliano Buendía tal vez no se hubiese atrevido. Por lo demás, tras cada ciclo de ordenes o bandos emitidos por el Estado Mayor, el cetrino héroe macondiano sólo recibía un satisfactorio "orden cumplida, mi general" que prescindía de engorrosos detalles operacionales.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:21
~~Amante de la historia como es, Eco parece no importarle la menuda de las connotaciones que comporta aquello de "servicios secretos", un término históricamente asaz usado pero unido a épocas en las que éstos eran ¿siguen siendo?) los “equilibradores” del poder y artífices de la paz mundial.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:19
Y el hecho de que el establecimiento de un sistema de control democrático de los Servicios de inteligencia sea ahora uno de los desafíos de los Estados constitucionales incardinanados en la estructura del Estado no da derecho a sospechar que, en ningún caso -siguiendo el rigor académico de la razón ilustrada faro, de la inteligencia del profesor de boloñés- que no se sometan al principio de legalidad, o juren fidelidad eterna al Derecho y respeto escrupuloso de los derechos fundamentales que se ha convertido en el principio inspirador de todo el sistema.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:15
De lo contrario entraríamos al grotesco espectáculo de la contradicción “umbertina”. De que tengamos que aceptar sin chistar que los servicios secretos no se equivocan, ni se “tuercen”, o que son cosas del pasado, irrepetibles en la civilización moderna y apenas al servicio de tragedias shakespereanas, que el atentado que terminó con el asesinato de César haya sido liderado o consentido o cohonestado por Bruto. Es decir, ya no puede haber conspiraciones porque ya no hay Brutos.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:12
No deja de ser curioso el cómo —la manera— se cumplen ciertos “chascarrillos” teológicos esbozados por Borges= “uno de los atributos de Dios es su invisibilidad” pero la invisibilidad que comporta la descomunal grandeza de su presencia= es tan grande que no lo vemos. Como el mar para el pez. Así de grande como el Destiny Manifiest
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:11
Así pues, los EEUU de Norteamérica y su destino manifiesto, insuflado con no poca sazón sionista en los últimos 100 años, está libre, dentro y fuera de sus fronteras, de toda sospecha de llevar a cabo la más mínima conspiración. Haberse metido a las dos últimas guerras mundiales en terreno ajeno —very far away— es producto de la más sensata decisión. Como prueba incontestable se nos presente al viejo Roosevelt, como gran demócrata alegando y sopesando ante un senado de humanistas spinoziandps, el de su país, las razones para responderle, yes or not, a herr Adolf.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:06
Aun con todas las irrefutables explicaciones "anti-conspis" que nos dan los historiadores, lo curioso es que, en ambos conflictos agenciados por el hemiferio Norte, el Águila sólo entró en acción después de largos años de haberse desatado el conflicto armado. De los rusos se supo con más detalle que el pacto de no agresión entre URSS y Alemania era "caridad con uñas”, es decir, esperar a que Europa se desangrara para que el Oso Siberiano, luego de un tiempo prudente, "entrara a saco“sobre unos Estados debilitados, devastados por los excesos de la guerra, inermes ante la codicia expansionista del comunismo soviético.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 03:03
Decir que es una estupidez suponer que el presidente de la USA sabía lo de las Torres del 11-S le deja, por lo menos a mí, sabar a bombón de trapo ¿Por qué diablos tendría que estar un alcohólico delfín texano-petrolero al tanto de los detalles pre-while-post 11-S diseñados por la insomne máquina de estrategia geopolitica? Al menos, también para mí, postulo el síndrome de delegación de decisiones políticas, que transitoriamente podríamos llamar "el síndrome universal de inmune deficiencia Ejecutiva Aureliano Buendía".
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 02:57
Dejando aparte el ejemplo de los lideres políticos de las dos guerras mundiales —pero por otras razones casi todas relacionadas con ser "los buenos", los representantes Aliados— los presidentes del siglo XX son burócratas al servicio del Libre Comercio —así se cite con falso desgaire la contraprueba del club Bilderberg—.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 02:56
Me parece, sospecho (existen fundamentos materiales actuales para tener "dudas razonables") que Eco mismo es objeto de una conspiración. De las conspiraciones que no parecen ni tienen cara ni pueden ser vistas como conspiración. ¿Por qué lo digo? Mi respuesta esta invalidada por las mismas lúcidas razones que, como lo habrá descubierto ya el lector de esta columna, el profesor de la universidad de Bolonia tampoco puedo demostrar, a pesar de haber citado a tanta eminencia junta.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 02:54
Digo, pues, que el “Cementerio de Praga”, uno de sus últimos best sellers, alborotó la paranoia de algunos ilustres y poderosos guetos judíos contemporáneos.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 02:52
Por fortuna existe el recurso de las apostillas —fortuna o desgracia, según quiera verse el tener que salir después a explicar lo que sus lectores no le entendieron en sus textos originales—, y a ellos tuvo que recurrir de manera solapada para medio calmar la sensiblería de los amigos judíos, cuyo poder ciertamente no se reduce al solecismo plutocrático del jetsetsudo club Bilderberg.
Opinión por:

luispuyana

Dom, 10/12/2014 - 17:34
CON O SIN CONSPIRACIONES, LO QUE HAY QUE ENTENDER ES QUE CLASE SOCIAL GOBIERNA EL PLANETA Y EL MODELO ECONÓMICO QUE IMPONE. Ello lo dejo bien claro el padre de la independencia norteamericana, Thomas Jefferson, al advertirle a sus ciudadanos estadounidenses que los banqueros es la clase más peligrosa para la Nación y sus ciudadanos, veamos la cita completa: *****"Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate.////Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, PRIMERO POR MEDIO DE LA INFLACIÓN, ENSEGUIDA POR LA RECESIÓN, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron."***** El ilustre hombre de las luces norteamericano, Jefferson fue profético, pues en 1848, bajo ya la dirección de los banqueros a sangre y fuego se robaron la Mitad de México, precisamente la parte norte de México contentiva de Petróleo, luego globalizaron su hegemonismo imperial en 1898 con el pretexto de la guerra contra España, igual a sangre y fuego invadieron cuatro islas: Guam, Filipinas, Pto. Rico y Cuba, esta que hoy la aplastan al prohibirles con penas penales y administrativas a sus ciudadanos y empresas que entren a negociar con Cuba, como represalía de haberse rebelado el pueblo cubano en 1961, aplastando la invasión norteamericana y sacando sus terratenientes y capital inversionista financiero especulativo de Cuba. ES DESDE ESA FECHA QUE SE IMPUSO EL EMBARGO CONTRA CUBA QUE ES RECHAZADO POR EL 99 POR CIENTO DE LAS NACIONES EN LA ONU. Y no hablo de su gobierno sino del pueblo cubano que sufre esa dictatorial medida económica.
Opinión por:

luigi rodini

Dom, 11/02/2014 - 03:19
....y al 11 de sept. siguieron la invasion del iraq, las limitciones de la libertad de los ciudadanos y el aumento de los gastos militares que actualmente constituyen el 52 % del producto interno usa, el verdadero imperio del mal.
Opinión por:

Marmota Perezosa

Dom, 10/12/2014 - 13:30
Sobre este tema hay que recordar un texto clásico : El mundo y sus demonios , del sabio Sagan
Opinión por:

OZcvrvm

Dom, 10/12/2014 - 11:26
al final todo se remite a una cuestion filosofica. por cada argumento que sostiene una hipotesis, hay dos que lo niegan con el mismo peso de las palabras. ante el viaje de la luna por ejemplo, yo me pregunto, habiendo tanta tecnologia, recuerdo que hace solo 4 años atras, italia habia desarrollado una tecnologia para fotografiar desde el espacio con detalle hasta 50 cm del suelo cualquier objetivo terrestre. y bien, digo yo: porque no existe UNA SOLA FOTO SATELITAL del primer y unico alunizaje del hombre en la tierra? no quiero ver la primera huella, quiero ver la tan famosa bandera americana, los residuos de chatarra dejados, que no fueron tuerquitas ni arandelitas. ahi les suelto esa papita
Opinión por:

jose chamiza

Dom, 10/12/2014 - 10:43
¨Pero, la verdad es que los gringos nunca llegaron a la luna.
Opinión por:

Hoax

Dom, 10/12/2014 - 09:52
Yo tengo una: Josh Saviano no es Marilyn Manson. ¡Supérenlo!
Opinión por:

tigreagamenon

Dom, 10/12/2014 - 08:45
Don Humberto pone como ejemplo de la teoria de las conspiraciones el atentado a las torres gemelas, pero parece que no esta muy enterado de como los grandes poderes tratan por todos los medios (incluido el terrorismo) de mantenerse en el poder. Muchos de los falsos atentados que han ocurrido en el mundo y que han dado origen a guerras o a que grupos específicos lleguen al poder no son invenciones. Ejemplo el ataque a un navío estadounidense en el golfo de Tonkin para iniciar la guerra de Vietnam, o los atentados contra las sedes de la AMIA y la DAIA en Argentina con otros fines: http://actualidad.rt.com/expertos/salbuchi/view/54985-cristina-kirchner-iran-atentado-amia Leer tambien: http://actualidad.rt.com/expertos/salbuchi/view/141786-ataques-bandera-falsa-pasado-presente-futuro
Opinión por:

cbenitesg88

Mar, 10/21/2014 - 21:32
Creo que Eco está bien informado, pero obviamente existen casos, sobretodo en latinoamérica, que han sido perfectamente investigados como hecho conspiracional. En vez de tu lista, yo agregaría éstas otras. Los paradigmáticos casos de la CIA. Los 2 golpes de estado , una en Guatemala para derrocar a Jacobo Arbenz (1954) y la otra muy conocida en Chile, para derrocar a Salvador Allende (1974)... y para Noam Chomsky, el principal crítico de las políticas de USA, inclusive un golpe de Estado fallido en Venezuela ad portas del S.XXI para derrocar a Hugo Chávez.
Opinión por:

pebeco

Dom, 10/12/2014 - 08:01
No fueron los rusos los que pusieron el primer ser vivo en el espacio: fue la perrita Laika por propio esfuerzo (un "peito"). Lo mismo paso con los primeros gringos en la luna pues los puso von Braun que fabricó con su ingeniería los cohetes Atlanitis y Titan .....otro "peito" gringo
Opinión por:

judaro

Dom, 10/12/2014 - 05:50
"¿Por qué tienen tanto éxito los embustes? Porque pretenden ofrecer explicaciones de una forma que atrae a quienes sienten que se les ha negado información importante". Pues fácil, no hay que negarle a la cuidadanía la información importante, cosa que desafortunadamente se hace a diario. En los ámbitos político, económico y científico todos los días hay negocios, arreglos y descubrimientos que pasan por debajo de la mesa y los medios no juegan tampoco un verdadero papel de divulgación con imparcialidad. Si esto lo hacen personas con formación, ¿Qué se le puede pedir a gente menos formada o no formada?
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 10/13/2014 - 01:05
Muy buen punto. He seguido a Eco y pareciera que en él obrara y se desarrollara uno de los rasgos de la personalidad de William de Basrkerville= el punto indeterminado en el que el rigor académico se (con)funde con el solipcismo. Está bien que tengamos que reconocer que sin el método usado por Copernico y Galileo aún estuviéramos subyugados por la Insquisición. Pero muchos magnos profesores primermundistas y no pocos herr professors lustrados por sus honoris causa parecen avisarnos que el mito profundo (la razón) de la Ilustración adquirió la silla de la última palabra.
Opinión por:

Boyancio

Dom, 10/12/2014 - 04:41
Gracias, don Eco, si nos seguimos por su mirar, pues eso nos facilita proyectarnos a lo bien alto; pero, tiene sus desventajas: los rezagados seguirán siendo mayoría.
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$423.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio