Publicidad
Juan Carlos Botero 20 Dic 2012 - 11:00 pm

Art Basel: simples ocurrencias

Juan Carlos Botero

Lo bueno de Art Basel Miami es que cualquier persona, en pocos días, se puede hacer una visión panorámica de lo que está pasando en el polémico mundo del arte moderno. Lo malo es que el balance final, desde el punto de vista estético, es desalentador.

Por: Juan Carlos Botero
  • 73Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/art-basel-simples-ocurrencias-columna-393571
    http://tinyurl.com/ctl5ef3
  • 0

En esta feria, siempre hay una fracción de obras de calidad indiscutible y el resto es poco menos que basura. No obstante, gracias a que lo bueno está expuesto junto a lo malo y a que todo se encuentra en un mismo recinto, la diferencia entre lo bello y lo vulgar (y entre lo perdurable y lo efímero) salta a la vista. Por algo, las grandes obras se exhiben en la entrada de la feria, y el arte conceptual ocupa la trastienda.

En el arte moderno, impera un concepto que no había existido antes: todo vale. Hoy cualquier cosa es considerada arte, y por primera vez en la historia los criterios de valoración estética son tan laxos e indulgentes. Pero lo grave no es sólo eso. Cuando todo vale, además, la crítica resulta superflua. Porque, ¿qué sentido tiene que un crítico valore, oriente, analice o ilumine una obra cuando nada es malo, cuando todo es aceptable y válido (incluso la copia descarada), y cuando una caja de zapatos vacía es comparada con la Capilla Sixtina de Miguel Ángel o con Las Damas de Avignon de Picasso?

Por suerte, varios críticos de prestigio están rechazando esta farsa. Su oposición nace de sentir que gran parte del arte actual es un fraude, un engaño hecho por artistas mediocres, aliados con poderosas galerías, para estafar a clientes incautos. La tesis detrás de casi todas estas creaciones es ésta: hoy en día lo que importa en el arte es la idea y el concepto, no la ejecución de la pieza. Pero esa tesis es absurda. ¿Acaso no había ideas y conceptos en las obras de los grandes maestros de la pintura universal? Pensar que los cuadros de Goya, Tiziano, Bellini, Velázquez o Leonardo, para sólo mencionar unos pocos, carecían de conceptos, es risible. Las obras de estos colosos estaban atiborradas de ideas y muy profundas, además, expresadas en pinturas sublimes que lograban deleitar, conmover e inspirar al público, elevando su espíritu. Eso no sucede con gran parte del arte conceptual.

Por ejemplo, en Art Basel sobresalía la pieza de Candy Noland: una llanta de automóvil. El cuadro de Ricci Albenda: una pared blanca con una frase: “Yo sólo estaba pensando”. La foto de Colby Bird: una camisa blanca. La pintura de Ed Ruscha: un lienzo con dos palabras: “El fin”. La instalación de Gareth James: tres neumáticos de bicicleta. La obra de Raquel Garbeloti: ladrillos de construcción. Cada una de estas piezas, y cien comparables, se ofrecían en miles de dólares.

No todo lo que se nos pasa por la cabeza tiene el valor de ser llamado una idea. Una vez en el colegio, recuerdo, uno de nuestros compañeros menos brillantes alzó la mano, feliz. ¡Tengo una idea!, exclamó. El maestro, que lo conocía de sobra, dejó escapar un suspiro. A ver, Fulanito, preguntó. ¿Cuál es su idea? Entonces el joven la dijo, y aunque no recuerdo la tontería que propuso, jamás olvidaré la réplica del profesor: Ésa no es una idea, señaló. Es apenas una ocurrencia.

El arte conceptual se ufana de ser, a diferencia del mejor arte del pasado, un semillero de ideas. Pero la verdad es que no son más que simples ocurrencias.

 

  • 8
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Se ordena apagar piloto 'Star'
  • Los perros también pueden sentir celos, según investigadores
  • ¿Estamos solos? La polución extraterrestre podría dar la respuesta

Lo más compartido

8
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

dalilo

Vie, 12/21/2012 - 15:27
Es verdad que hay mucha basura en las galerias pero creo que seria demasiado conservador pensar que el arte moderno con sus ideas y conceptos no vale. Nadie pone en el mismo nivel una caja de zapatos con la capilla sixtina, pero ambos tienen una importancia para el ojo y la mente, creo que usted esta exagerando en lo que dice. Se puede apreciar Davinci y tratar de pintar la belleza profunda de las cosas y tambien forzar su mente a tratar de ver el mundo patas arriba e inventarse formas de ver y de pensar que no habiamos explorado y porque no, a partir de una caja de zapatos, que importa, el cerebro en ultimas ha inventado todo y lo ha vuelto a destruir para mantenernos deleitados, creo que lo estetico es importante y la idea y el concepto tambien a veces unos pesan mas que los otros.
Opinión por:

pebeco

Vie, 12/21/2012 - 12:59
EL ARTE SE HA CONVERTIDO EN UNA CAJA LLENA DE DINERO EN LA QUE QUIENES SE CREEN "ARTISTAS" Y LO ESTIMAN LOS GALERSITAS INTRODUCEN LA MANO Y SACAN EL BILLETE A RODOS ES QUIENES VALEN EN ESTE MUNDO. PARA ELLO SE NECESITA SER UN "INNOVADOR CONCEPTUAL"... UN BRSSIERE COLOCADO EN UN EXTRACTOR DE JUGO DE NARANJA ES "UN CONCEPTO" Y SI DEL EXTRACTOR DE JUGO SALE SANGRE EL "CONCEPTO" ES AUN MAYOR,... Y SI LA SANGRE SE LA TOMA DRÁCULA. ES LO MÁXIMO .... EL MUNDO ESTA LLENO DE ZANGANOS - GARRAPATAS CHUPASANGRE Y BOBOS QUE ABREN LA BILLETERA QUE ES EL PRINCIPAL OBJETO ASRTÍSTICO CULTURAL DE LOS GALERISTAS. ESO ES TODO. ES UN UNIVERSO DE BOBOS AXPLOTADO POR POCOS VIVOS. DE ARTE NO HAY NADA SOLO NEGOCIO Y CHARLATANERÍA DE SEÑORAS HIGH LIFE (¿?) COMO LA ESPOSA DE GAVIRIA QUE SOLO SABE HACER AREPAS.
Opinión por:

pebeco

Vie, 12/21/2012 - 13:09
LA PINTURA COMO ARTE NO TIENE NI MESAJE NI INSPIRACIÓN. LA PINTURA COMO DECIA POUSSIN EN EL SIGOLO VXII "LA PINTURA SE EXPLICA POR SI SOLA" POR CONSIGIENTE NO PUEDE SER EXPLICADA NI POR EXPERTOS "HBLA MIERDA" NI POR PROFANOS TONTARRONES.ASÍ DE SENCILLO.........¿EXPLIQUEMONOS QUE TIENE DE SABROSOS UN STEAK? ¿EXPLIQUEMOS Y DESCRIBAMOS A FONOD CUAL ES SU VALOR GUSTATIVO?POR QUE NOS GUTSA?.....EÑ ARTE CON VALOR ES COMPULSIVO Y NO ES DE MENSAJES..PARA ELLO ESTAN LOS TELEGRAFOS COMO DECÍA RUFINO TAMAYO O LOS AVISOS DE COCA COLA
Opinión por:

pebeco

Vie, 12/21/2012 - 12:59
MAGNUFICO ARTÍCULO
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 12/21/2012 - 11:10
Bueno, yo pensaba que era el único que no entendía esas cosas del arte conceptual. Sin embargo, el hecho de no entenderlo, o de no disfrutarlo creo que no me hace autoridad para decir que eso no es arte. Simplemente hay gente que disfruta, como el burgués gentil-hombre, del esnobismo.
Opinión por:

Ocossa

Vie, 12/21/2012 - 10:50
Tiene razón. Uno de los "gurús" de la crítica de arte en Colombia, Miguel González, en alguna ocasión escribió que "una obra de arte es una idea", lo que fue considerado una genialidad por sus pares. Desde luego, tras esa ignorancia todo se cuela y el amiguismo cunde, cuando no los intereses comerciales.
Opinión por:

doloresthomas

Vie, 12/21/2012 - 03:21
Conservadora posición, que desconoce importantes eventos de la historia del arte contemporánea. No creo que pueda descartarse de un plumazo a Duchamp, o a Pollock, o a Rothko. Según sus criterios de evaluación, estos tres artistas no calificarían como tales. Sin embargo, otra mirada juzgaría un cuadro figurativo (aún con la caricatura de la deformación) como una obsolescencia, incapaz de dar cuenta de fenómenos urgentes en la sociedad actual. Artistas buenos y malos hay en todos los formatos. Buenos y malos pintores, buenos y malos artistas conceptuales. Creo que es mas prudente evaluarlo así, y no descartar una corriente entera porque algún despistado envasa sus heces o pinta un bodegón de tía desocupada.
Opinión por:

elquetieneojosve

Vie, 12/21/2012 - 13:03
De acuerdo doloresthomas. El arte siempre pretende "ayudar a ver", es como un baquiano que encabeza la marcha y trata de mostrar caminos. Por supuesto, para cumplir con este cometido, cada época plantea objetivos, metodología y lenguaje propios. Por ese camino se puede llegar a resultados excelentes o a verdaderos desastres.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio