Publicidad
Iván Mejía Álvarez 22 Jun 2013 - 10:00 pm

Bagunza

Iván Mejía Álvarez

Desde que la Fifa se inventó otro torneíto veraniego para seguir aumentando sus millonarios ingresos, para la entidad y para el bolsillo de sus directivos que consignan religiosamente en bancos suizos como ha sido plenamente comprobado, la Copa Confederaciones es considerada la prueba de fuego para el Mundial.

Por: Iván Mejía Álvarez

A 12 meses de Brasil 2014 la Copa Confederaciones es el banco de pruebas del evento ecuménico, donde sale a flote lo bueno y lo malo, lo que se ha hecho correctamente y todo lo que falta por ejecutar.

El balance de Brasil es inquietante, como se preveía, dada la desorganización absoluta de los brasileños, o ‘máis grandes’ en todo, incluso en lo que ellos mismos llaman la ‘bagunza’, es decir, el caos y el desorden. Quien conozca Brasil sabe que se trata de un país maravilloso, lindísimo, pero con un tráfico caótico, con distancias apocalípticas, con una corrupción cercana o superior a la nuestra. Brasil es Colombia al cubo en todo sentido.

Los estadios no están completamente terminados y a pocas horas del inicio todavía estaban trabajando en ellos, como acá, los aeropuertos siguen en obra negra, las comunicaciones han sido deficientes, el tránsito vehicular es pesadísimo y la movilidad compite con la de Petro. El césped en algunos estadios, incluido el Maracaná, se levanta porque no ha agarrado y como es época de invierno no ha afianzado el cespedón o panta. Los horarios no se cumplen, gravísimo para la Fifa, y Brasil-México arrancó cuatro minutos más tarde, inaceptable en un evento de talla mundial.

La producción de televisión ha sido regularete. Planos lejanos, malas repeticiones, errores en el generador de caracteres, confundir a Tabárez con el técnico de Nigeria es imperdonable, no hay primeros planos, pocos seguimientos y repeticiones tardías y sin buenas cámaras y ángulos. En TV el balance es deficiente. Brasil está lejos de encontrarse preparado para hacer un buen Mundial y ya sólo falta un año.

Y lo peor es que el sentimiento antimundial del pueblo es demasiado evidente. Un millón de personas protestando en las calles no puede ser minimizado ni puede taparse como han intentado la Fifa, las dirigencia local y los grandes medios que viven del negocio. Blatter ha pelado el cobre en forma lamentable y sus palabras fueron de un irrespetuoso total con el “povo” brasileño. A la Fifa, y a sus dirigentes, sólo le interesa el dinero de las coimas. Pregúntenles a Havelange, Léoz y Texeira cómo es el maní.

  • 0
  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Estas son las grandes obras viales de Bogotá
  • Colombianos brillan en Argentina, vitrina hacia el fútbol europeo
  • Fallas para recargar tarjetas del SITP fueron superadas

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio