Por: Felipe Jánica

Bogotá: la capital de las oportunidades digitales

El desarrollo económico de ciudades capitales marca una tendencia en relación con servicios diferenciados.

El desarrollo de tecnologías digitales podría convertir a Bogotá en una capital de talla mundial, pero sobre todo sostenible con su ecosistema.

El desarrollo de soluciones profesionales para industrias y servicios es tan versátil y cambiante en el mundo moderno que desafía a los innovadores en brindar soluciones de primer nivel, competitivas en precio y además diferentes al común denominador. Con un crecimiento económico envidiable por otras capitales y regiones del país y de Suramérica, Bogotá se puede convertir en una ciudad ícono en desarrollo de emprendimiento sostenible y de innovación.

Con una fuente de profesionales capacitados en las mejores universidades de Colombia, Bogotá está llamada a brindar soluciones diferenciadoras en el ámbito empresarial. Con el desarrollo de tecnologías digitales, por ejemplo, podrían generarse oportunidades para desarrolladores, los que a su vez podrían trabajar hombro con hombro con emprendedores en diferentes industrias e incluso con las compañías más prósperas del país. La creación de aplicaciones, software y soluciones digitales, podría ser el impulso que todos los sectores de la economía demandan, sobre todo si quiere ser sostenibles en el largo plazo.

Es por esto que el crecimiento económico de la ciudad no puede supeditarse a los sectores que la han venido jalonando. Por el contrario, las soluciones que se le puede brindar a sus pobladores no sólo deben hacer referencia al desarrollo de bienes primarios y secundarios sino que podría volcarse a bienes terciarios, donde se destacan los servicios profesionales, tecnológicos y en medios y entretenimiento, estos últimos con un componente digital. Si se logra atraer a las casas matrices de las principales compañías de Colombia y del mundo a Bogotá con una apuesta tecnológica de punta, el desarrollo de la región y de la ciudad podría ser más que sostenible.

Para poder ejecutar esta estrategia, la administración local debería empezar por facilitar la creación de empresas de tecnología y de servicios técnicos y profesionales en el área digital. Esta iniciativa podría ser quizá un propulsor del crecimiento económico sostenible diferenciado de la ciudad y de paso del país. Hay que recordar que según cifras del DNP, un cuarto del PIB es generado en Bogotá. Así las cosas, facilitar la creación de empresas digitales y de tecnología (start-ups) en Bogotá podría ser el inicio de cambios en la dependencia económica tradicional.

La creación de una agremiación dedicada a facilitar el crecimiento, innovación y acceso a la financiación de empresas nacientes y de emprendedores, podría ser un buen inicio. Con esta agremiación ahorraría esfuerzos para los emprendedores e innovadores y de paso facilitaría la cooperación con alianzas similares en el extranjero.

Así las cosas, si se facilita y se promueve la creación de compañías dedicadas a brindar soluciones empresariales y que éstas empleen tecnología digitales, por ejemplo, podría contribuir con la transformación de industrias tradicionales que por años han jalonado el crecimiento económico de la ciudad y del país, las que sin duda lograrían ser más competitivas y sostenibles.
 

Buscar columnista