Por: Rodrigo Uprimny

Cabalmente en Guerra Fría

La mención por María Fernanda Cabal en un debate televisivo de que uno de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad (CS) de la ONU es la Unión Soviética (URSS) y no Rusia fue obviamente un error grande. Pero no fue un tema en el que la representante del CD insistiera en el programa sino que fue un simple lapsus en que incurrió de pasada.

Ese tipo de errores en general debería ser tomado con indulgencia y no generar debates ni burlas pues a cualquiera puede ocurrirle. A lo sumo, debió haber una amable corrección explicándole que la URSS no existe desde hace casi 30 años y que su lugar en el CS es ocupado hoy por Rusia, que fue reconocida como Estado sucesor de la URSS.

Pero en ocasiones los lapsus no son simples errores de inatención sino que expresan deseos, creencias o miedos inconscientes, que no pueden expresarse abiertamente. Freud situaba por ello los lapsus dentro de los llamados “actos fallidos”, que son equivocaciones banales de la vida cotidiana, que parecen inexplicables pero que en realidad pueden ser interpretados como una forma de expresión de esos sentimientos o mentalidades inconscientes. Por ejemplo, si un juez, al comenzar una audiencia difícil, dice equivocadamente que “la audiencia queda cerrada” en vez de decir que “queda abierta” es porque probablemente ese juez teme la realización de esa complicada audiencia.

Yo hice la tarea a la que nos conminó la representante Cabal al intentar defender, con su acostumbrada arrogancia, su error, y miré todo el programa y toda su discusión con el senador Iván Cepeda sobre la dejación de armas de las Farc. Y su lapsus es significativo pues ocurre cuando Cabal cuestiona la seriedad de la verificación de la ONU y argumenta que la ONU está prácticamente tomada por la izquierda mundial. Entonces Cepeda le replica que la verificación fue avalada por el CS donde están los cinco miembros permanentes y empieza a mencionar a países como Francia o EE. UU., y entonces Cabal lo interrumpe y añade que además están China y la URSS. Repito: Cabal añade a China y a la URSS pues en el fondo está convencida de que el CS tampoco es creíble porque estaría casi tomado por el comunismo, porque estarían las grandes potencias comunistas: China y la URSS, a pesar de que la URSS ya no existe y de que es difícil hoy calificar a China de comunista.

Este lapsus de Cabal merecía entonces la atención de la opinión pública, no tanto para burlarse de la representante, aunque sea difícil evitarlo, sino porque “desnudó la mentalidad de Guerra Fría que subyace al discurso anacrónico e incendiario del CD”, como bien lo dijo un excelente trino de @jotacerrerre.

El CD sigue cabalmente en plena Guerra Fría e intenta por todos los medios que Colombia quede atrapada en esa mentalidad anacrónica y divisiva. Por eso esta semana minimizó o distorsionó el desarme definitivo de las Farc, que es un paso histórico decisivo para superar nuestra guerra. No dejemos que esa mentalidad de Guerra Fría anclada en el pasado impida el futuro de paz que Colombia merece.

* Investigador de Dejusticia y profesor de la Universidad Nacional.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Rodrigo Uprimny