Por: José Roberto Acosta

¿Caguan tributario?

Cada vez los países se van pareciendo mas a una zona de distención para grandes capitales especulativos e importantes evasores de impuestos.

Con la reforma tributaria en curso nuestro Estado parece arrodillarse ante los más poderosos extendiéndoles amnistías y rebajas impositivas a ver si se entregan.

Por una parte se plantea la reducción de impuestos a los capitales golondrinas que especulen en nuestro de deuda pública, abaratándoseles la entrada y salida de corto plazo e impregnado de mayor volatilidad las tasas de interés, dizque para estimular el apetito por nuestros títulos TES. De otra parte, a las herencias se les reduce el impuesto y a las empresas se les elimina buena parte del costo de parafiscales, con el pretexto de que paguen los primeros y de que den empleo los segundos. Mejor dicho: ¿Como estamos no somos atractivos? Pues no, si somos atractivos, lo que pasa es que para los dueños del capital nunca será suficiente.

Esta reforma hace llorar a la clase media, aquella a la que le retienen en la fuente sobre su salario sin escapatoria alguna, mientras no hace nada contra la evasión y elusión y si complica más el régimen para que los encumbrados asesores tributarios de los grandes conglomerados los pasen de agache con las artimañas de siempre.

El Gobierno es hipócrita, pues no persigue a los grandes evasores, como por ejemplo empresas petroleras que descuentan de su impuesto de renta las regalías que giran; o a los grandes grupos económicos que vía valorizaciones eluden el pago de una tarifa efectiva ordenada por Ley; o a las multinacionales que por medio de mentirosos precios de transferencia dejan sus utilidades en sus matrices inscritas en paraísos fiscales.

En Grecia acaban de exonerar a un periodista que publicó con nombre y apellido un listado de evasores fiscales, entregados por la actual directora de Fondo Monetario Internacional cuando era Ministra en Francia al Gobierno Griego hace dos años, y que este último escondió para no tocar a mucho poderoso. En Colombia ese listado debe existir y alguien lo tiene, pero no se publica. ¿Mejor proponer una Caguan, o un Ralito a esos criminales que no cumplen sus obligaciones fiscales pero si tiene el poder cargarle el peso a la clase media?

Buscar columnista