Publicidad
Jaime Arocha 12 Nov 2012 - 11:00 pm

¿Hacia La Calera por la calle 153?

Jaime Arocha

Al menos una vez por semana, hacemos la fila interminable para llegar a Bogotá desde La Calera. Una mañana, mientras esperábamos, contamos 15 furgones para transportar de a 20 perros cada uno.

Por: Jaime Arocha
  • 44Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/calera-calle-153-columna-386620
    http://tinyurl.com/k7murjb
  • 0

 Mientras sus dueños trabajan, los animales juegan en el campo y mandan su caca al río Teusacá o al embalse de San Rafael. Por eso, de nuevo, nos preguntamos por el modelo de desarrollo basado en el consumo ilimitado e irresponsable que se nos impone. El 7 de noviembre, Darío Arizmendi lo defendió de manera airada al entrevistar al gobernador de Cundinamarca sobre la carretera que podría unir a Bogotá con La Calera a partir de un camino que ya existe por la calle 153. El gobernador Cruz rememoró el recorrido que el 16 de agosto hizo por allá, junto con representantes de una alianza público-privada con Cemex, la Agencia Nacional de Infraestructura, los propietarios de los terrenos donde terminaría la carretera y los cuales albergarían un conjunto residencial de lujo. Aquí ya me he referido a esa vía, por cuanto es parte de la acción popular que pobladores de veredas como El Triunfo, La Aurora y Márquez interpusimos para defender reservas forestales protectoras o productoras de agua como la de El Sapo San Rafael. Alimentan los acueductos veredales de El Ajizal, Pozo de la Nutria, San José del Triunfo, Aurora Alta, Chorro de la Pita, Martán, y Asuarma, de los cuales dependen mil familias del municipio. Quienes adelantamos esa diligencia legal somos conscientes de que la congestión de vehículos crece en proporción con las licencias de urbanización que el municipio otorga con pocos miramientos por la salvaguardia ambiental. De ahí que hayamos apoyado la petición que los colegios de la zona, liderados por el Cambridge, le han hecho al mismo gobernador en cuanto a ampliar la vía que ya existe por la calle 170 y cuyos efectos ambientales y sociales son objeto de propuestas ciudadanas, como la de la construcción de un CAI en predios que una de las familias del área está dispuesta a facilitar.

Considerando el riesgo que la opción por la 153 representa para las reservas forestales, el 24 de septiembre varios vecinos de la zona nos reunimos con el secretario de Planeación Distrital de Bogotá. Examinamos la propuesta, incluyendo proyecciones fotográficas en photoshop hasta de la ciclorruta cuya construcción el gobernador también impulsa. Sin embargo, el profesor Ardila Calderón fue tajante en que para el Distrito Capital es prioritaria la custodia de los cerros orientales de Bogotá, y que desde esa perspectiva, aun no hay luz verde para la vía por la 153.

Esa es la posición que para 6 a.m. de Caracol es retrógrada porque representa la negación del progreso, y la cual, al cierre del programa, fue objeto de descalificación por parte de su director. Él hizo una comparación con las urbanizaciones de Rionegro, conectadas con Medellín por medio de diversas carreteras. Sin embargo, los costos geológicos y humanos por los deslizamientos que han plagado vías como la que va por Las Palmas ponen en tela de juicio esa noción incuestionada de progreso. Mejor infraestructura, sí, pero con las debidas garantías para la naturaleza.

  • Jaime Arocha | Elespectador.com

  • 7
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio