Publicidad
J. William Pearl 13 Feb 2012 - 10:29 pm

Camino

J. William Pearl

Las biografías del cofundador de Apple, Steve Jobs, y del francés Henri Charriere, más conocido como 'Papillon', arrojan una gran enseñanza y es que cuando un hombre se propone algo, cuando se fija metas claras, las puede alcanzar.

Por: J. William Pearl
  • 21Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/camino-columna-326472
    http://www.elespectador.com/opinion/camino-columna-326472
  • 0

En el libro sobre Jobs, escrito por Walter Isaacson, este visionario de la tecnología logró dejar una gran herencia al mundo, no por ser el más inteligente, sino por ser el más obstinado. Por eso, se ponía pocas metas y sólo cuando las cumplía, pasaba a la siguiente. ‘Papillon’, por su parte, fue un rebelde con causa, que se propuso durante muchos años una sola meta: fugarse. Lo intentó muchas veces, con botes de variadas clases hasta que finalmente logró escapar en una embarcación elaborada con cocos.

Tanto Jobs como ‘Papillon’ sabían que sus metas no eran fáciles de alcanzar, pero la perseverancia, su obstinación, su compromiso con los retos se convirtieron en el secreto de su éxito. Existen muchas personas que al no tener una meta fija, terminan aspirando a varias cosas a la vez, con el inconveniente que al disparar en varios frentes, a veces, terminan por perder el foco y el secreto.

Tener muchas o pocas metas no es el problema, sino el camino como se llega a ellas. Es como en la cacería: se puede practicar con una escopeta que dispara múltiples bolas de acero y esperar que alguna de ellas le pegue al animal, o hacerlo con un arma de precisión, en el que se persigue un solo objetivo, un solo disparo para capturar o dejar escapar la presa.

En los negocios, un ejemplo de esto fue lo que le sucedió al Grupo Santo Domingo, a medida que  fue diversificando sus empresas, perdió su foco y terminó perdiendo dinero en algunas compañías. Ahora, tienen menos empresas, ordenaron la casa y emprendieron de nuevo el camino del progreso.   También existen casos, como el del Grupo de Ardila Lulle que consolidó una organización empresarial con más de 80 compañías que generan más de 40.000 puestos de trabajo en el país y que está integrada por empresas dedicadas a la producción y transformación de bienes y las  comunicaciones entre otros.  Luís Carlos Sarmiento, por su parte, logró amasar una gran fortuna, y convertirse en el multimillonario más rico de Colombia, enfocando todos sus negocios principalmente en el sector bancario.

Pero no todas las metas son económicas. Para Jobs y ‘Papillon’, el dinero no era el objetivo, a pesar de ser apreciado, en el caso de Jobs, era simplemente un medio para alcanzar otras metas, como la libertad que tanto añoraba “Papillon”.

Cuando una persona se traza una meta tiene dos caminos: o hace lo que sea por lograrla o lo hace a medias, ahí está el secreto del éxito o del fracaso. Si persevera, si lucha sin temor a la muerte, sin perder la esperanza aunque le tome tiempo, algún día, lo más seguro, logrará conquistar sus sueños. Y en caso contrario, si no lo logra paso la vida intentando, no se rindió y dio ejemplo, ya decía Albert Einstein “el ejemplo  no es la mejor manera de educar sino la única”.

  • 0
  • 8
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Goldman Sachs confiesa vínculos con el antiguo régimen de Gadafi
  • ¿Qué pasa después del boom de la economía en América Latina?
  • Gatos y la depresión, ver a Jesús en tostadas y otros experimentos locos

Lo más compartido

  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
8
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

centurion

Mar, 02/21/2012 - 17:52
Muy bien que William esté de nuevo en las páginas de El Espectador. Buena reflexión sobre la estrategia para ser exitosos, no solamente en el trabajo, en cualquier actividad.
Opinión por:

ovejanegra

Mar, 02/14/2012 - 14:25
He aquí los resultados de leer excesivamente y obsesivamente los libros de autoayuda: pura basura!
Opinión por:

Fantasma Invisible

Mar, 02/14/2012 - 12:39
Sospecho que el columnista escribe el original en otro idioma y se lo pone a un traductor mecánico para que lo edite en español. El problema con un artículo de esta naturaleza es doble; ofende al lector y pierde seriedad al volverse una graciosa broma por contener tanto disparate gramatical. Señores del Espectador, regresen a Carolina Sanín, páguenle triple para que los salve de tanto aprendiz de brujo.
Opinión por:

Germinación

Mar, 02/14/2012 - 11:49
¿Dónde putas cursó el bachillerato este pelagatos? Es difícil conseguir un tipo que redacte y piense peor que este animal... ni siquiera en provincia.
Opinión por:

jumanjiz

Mar, 02/14/2012 - 06:01
BUEN TEMA...ES POR ESO QUE LA EDUCACION ES TAN MEDIOCRE....NO SE ENSEÑAN LOS VERDADEROS VALORES Y ESTE ES PRIMORDIAL....FIJARSE METAS Y SER OBSTINADOS.....ASI LOGRAMOS PROGRESO INFINITO!!
Opinión por:

esedejota

Mar, 02/14/2012 - 02:28
Excelente...es el secreto de la tenacidad,..." La clave del éxito - escribía el filósofo Fernando gonzález- está en mantener la atención en el fin". Felicitaciones William!!!
Opinión por:

Sebastián Felipe

Mar, 02/14/2012 - 00:59
"Henri Charrière", con tilde grave. Se presta a confusión "este visionario". Steve Jobs no fue "el más obstinado", sino solo "obstinado". Papillon, ¿rebelde con causa? Papillon (no requiere comillas) escapó varias veces de prisión, no solo una vez. Hay queísmo en "inconveniente que al disparar". Propiamente, las escopetas disparan perdigones de plomo, no "bolas de acero". Revise la frase "un arma de precisión, en el que se persigue un solo objetivo, un solo disparo para capturar o dejar escapar la presa", y verá cuántos marros cometió en tan corto espacio. Y yerros más. La puntuación es muy deficiente. Y yerros más.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Mar, 02/14/2012 - 00:58
Al editar la opinión, omití borrar el primer "Y yerros más".
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio