Publicidad
Marianne Ponsford 24 Nov 2012 - 11:00 pm

Canción para un dinosaurio

Marianne Ponsford

Charly, préstamela:

Por: Marianne Ponsford
  • 61Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/cancion-un-dinosaurio-columna-388925
    http://tinyurl.com/d9k5kvr
  • 0

Los que son solitarios pueden desaparecer,

Con los labios pintados pueden desaparecer.

Los que no quieren partos pueden desaparecer.

La persona que amas puede desaparecer.

Los que abrazan espaldas, pueden desaparecer en la espalda.

Los que buscan la noche, pueden desaparecer en la noche.

Los que escriben poemas pueden desaparecer.

Pero los dinosaurios van a desaparecer.

No estoy tranquila, mi amor, hoy es jueves en la tarde, un político habla.

Oh mi amor, el orador es sucio.

Si los azules, mi amor, botan todo ese montón de excrecencias baratas,

Oh, mi amor, yo quiero ser lesbiana,

si en Colombia escupen por la boca,

lo que no pueden soltar abajo,

Imaginen a los dinosaurios en la cama.

Si en Colombia escupen por la boca,

lo que no pueden soltar abajo,

Imaginen a los dinosaurios en la cama.

Mis mejores amigos pueden desaparecer.

Y algún expresidente puede desaparecer.

Jaramillo y Vallejo pueden desaparecer.

Los padres amorosos pueden desaparecer.

Los maricas del barrio pueden desaparecer en el barrio.

Los varones en catres pueden desaparecer en el catre.

Los más grandes artistas pueden desaparecer.

Pero los dinosaurios van a desaparecer.

Estoy inquieta, mi amor, él licita esta noche las troncales urbanas,

Oh mi amor, doscientos mil millones.

Si su familia, mi amor, mete todo ese montón de dinero en el banco,

Oh, mi amor, yo quiero estar sin plata,

Cuando Valorcon ataca,

Es mejor no estar atado a nada.

Imaginen a los negociantes en la cana.

Los que son inocentes pueden desaparecer.

San José tan estéril puede desaparecer.

El obispo de turno puede desaparecer.

Las nulíparas monjas pueden desaparecer en las monjas.

El espíritu santo puede desaparecer

en el santo.

Los que adoptan criaturas pueden desaparecer.

Pero los animales van a desaparecer.

Sí estoy contenta, mi amor, hoy es sábado en la noche, él detesta mi alma.

Oh mi amor, para él soy vagina,

Si en sus sueños, mi amor, coge todo ese montón de excremento en la mano,

Oh, mi amor, yo quiero estar muy lejos.

Cuando un odia-mujeres reza,

Es mejor ser sordo y ciego.

Imaginen a los confundidos con su almohada.

 

 

*Marianne Ponsford

 

  • Marianne Ponsford | Elespectador.com

  • 0
  • 47
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Medicamentos biosimilares buscan aliviar bolsillo de colombianos: Santos

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador

Otras noticias de Marianne Ponsford

Marianne Ponsford

17 Nov 2012 - 11:00 pm

La patria

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio