Julio César Londoño 27 Ene 2012 - 11:00 pm

‘La carta robada’, Alá y el punto G

Julio César Londoño

Leo en El Espectador que el punto G puede desaparecer del alfabeto erótico.

Por: Julio César Londoño
  • 146Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/carta-robada-ala-y-el-punto-g-columna-323407
    http://www.elespectador.com/opinion/carta-robada-ala-y-el-punto-g-columna-323407
  • 0

Claro que algunos sexólogos insisten en que se trata de una zona del tamaño de una lenteja y dotada de una sensibilidad tal que al ser rozada por un objeto externo (natural o plástico, amoroso o mercenario) se desencadena “una tempestad de placer casi doloroso”.

Como no hay muchos registros de tales tempestades, los sexólogos deducen que el punto G debe estar localizado en las profundidades de la caverna vaginal; y que se requiere buena dotación para alcanzarlo, digamos una talla H o mayor; y que los demás, los fieles de la tierna creencia en que el tamaño no importa, deben resignarse a producir tan sólo hormigueos de intensidad francamente conyugal.

Otros piensan que el punto G existe pero está un poco más allá, quizá en el vecindario, y todo por ese maldito error de diseño que puso el erotismo en la calle y en el hogar apenas el cariño. Una chambonada, viejo.

Lo cierto es que un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine concluye, después de analizar muchas biopsias de tejidos recónditos, cientos de artículos científicos de los últimos sesenta años y miles de entrevistas a señoras competentes y caballeros de color, que el famoso punto no existe, que es otro mito como el de las amazonas (así llamadas porque eran fogosas y nonas).

El punto G, pues, está llamado a terminar en el baúl de las entelequias afrodisiacas, junto con las ostras, el polvillo de cuerno de rinoceronte y el guiso de güebas de toro. A no ser que otra investigación más aguda lo atrape mañana en cierto vértice de la cuadratura del círculo, caldeado por el flogisto y flotando en el éter de una pasión solitaria y otoñal.

Con todo, algunos investigadores creen que el punto G sí existe y que no lo hemos descubierto porque ha estado siempre en nuestras narices, como La carta robada de Poe. Es el clítoris, estúpidos, ese pite gocetas que debe su hipersensibilidad a los corpúsculos de Meissner, unos receptores nerviosos apiñados en cápsulas en forma de huevo entre la dermis y la epidermis. En el cuerpo humano hay unos 36 mil corpúsculos por cada centímetro cuadrado de piel lampiña: las palmas de las manos, las plantas de los pies, el clítoris, el pene, los pezones y la lengua. Son una especie de puntitos G y su divisa es: ¡donde hay goce, ahí estamos!

Como tantos otros en la historia de la ciencia, el descubrimiento del clítoris también fue obra del azar. Se produjo ayer nomás, en el siglo XVI, un día que Mateo Colón, músico, médico y astrólogo, examinaba con esmero los genitales de una dama de la corte del duque de Venecia, “una señora muy pálida y decaída hasta que los estímulos de las manos del médico, en cuyos dedos latían al tiempo la precisión del cirujano y la agilidad del pianista, le devolvieron como por ensalmo los colores a su rostro y la animación a su espléndido cuerpo” (Federico Andahazi, El anatomista).

Es paradójico que mientras la especie cuenta ya 160.000 años de aplicada lujuria, el clítoris sólo tenga cinco siglos. Es increíble que, a pesar de estar situado en un lugar prominente del vértice goloso del género parlanchín, semejante personaje haya pasado inadvertido para miles de millones de bípedos rijosos durante billones y billones de coitos. ¡Joder! La tardanza de este descubrimiento prueba, al tiempo, la morronguera de las señoras, la torpeza de los señores, la miopía de los médicos y la vigencia de la tesis de Poe: el mejor método para esconder algo es no esconderlo.

La verdad, a mí, paria talla B, la noticia de que no existe el famoso punto, o que existe y está al alcance de mis cortas posibilidades, me causa un alivio infinito. ¡Alá es glande!

  • 0
  • 55
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • 'Nunca busqué restringir los derechos'
  • Una expansión a punta de cerveza
  • Recuperan 691 piezas arqueológicas

Lo más compartido

55
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Relator

Dom, 01/29/2012 - 11:27
Londoño es un payaso de medio pelo que rebusca temas mediocres para salir del paso. La falta de preparación académica no se puede reemplazar con arena del mar.
Opinión por:

Renadsay

Lun, 02/06/2012 - 16:02
Igual que a Xembrador, JCL te manocea el punto G todos los Sabados.
Opinión por:

Relator

Dom, 01/29/2012 - 11:27
Londoño es un payaso de medio pelo que rebusca temas mediocres para salir del paso. La falta de preparación académica no se puede reemplazar con arena del mar.
Opinión por:

horcinus orca

Sab, 01/28/2012 - 22:03
Corrección de la tesis de Poe: El mejor método para esconder algo es ponerlo (colocarlo dicen en el interior del país) a la vista de todos.
Opinión por:

dalilo

Sab, 01/28/2012 - 21:11
Y yo por estar buscando el punto G no he vuelto a la casa en tres dias y mi mujer ya debe estar preocupada!
Opinión por:

lescio

Sab, 01/28/2012 - 20:29
El que quiera encontrar el Punto G, que lo busque en Google, que allí se encuentra todo. Antes estaba en las páginas amarillas, pero pocos lo veían, y por ello lo trasladaron a Google. Vas a tener suerte, !seguro!.
Opinión por:

AAlz

Sab, 01/28/2012 - 16:39
El punto G de Linda Lovelace estaba en su garganta.
Opinión por:

-shemp-bmx

Sab, 01/28/2012 - 15:21
¿Punto G? ¿Seguir buscándolo? Ester Vilar no se equivocaba cuando afirmó que mucho en la mujer no es más que mitos necesarios para mantener la importancia.
Opinión por:

Requeñeque

Sab, 01/28/2012 - 13:59
Genial!
Opinión por:

jumanjiz

Sab, 01/28/2012 - 13:39
Eso del punto G....se encuentra solo con Ganas...con Gusto....con Goce.....con Generosidad sexual y erótica!!!... Una persona con las hormonas alborotadas encuentra ese punto....en todos los puntos!!!!!
Opinión por:

Jairo Gonzalez Caro

Sab, 01/28/2012 - 11:49
Estas columnas divertidas y amenas junto con las de divulgacion cientifca son las que te tienen , Julio Cesar en el lugar donde estas....Felicitaciones. Lo mejor de la columna es esta prosa finamente redactada: " a pesar de estar situado en un lugar prominente del vertice goloso del genero parlanchin". Un Abrazo
Opinión por:

karissa

Sab, 01/28/2012 - 11:40
Geralmente el punto G, está en el Banco. Con un hombre pobre no hay punto G, que valga. Una mujer con hambre, unos hijos ídem, un hogar lleno de miseria, un marido peresozo, el único punto que se alborota es el G, pero del garrote, y las G. ganas de salir corriendo...
Opinión por:

jojecarte

Sab, 01/28/2012 - 13:35
Hasta que huela a patecaucho patético o sea a damier.
Opinión por:

otrofalsopositivo

Sab, 01/28/2012 - 10:54
El punto G de mi mujer está donde la vecina
Opinión por:

jojecarte

Sab, 01/28/2012 - 13:39
Para que vean que no es tan tarado y patético el genuflexo rodilladecaucho cybernético. wikipedia.
Opinión por:

carmen arevalo

Sab, 01/28/2012 - 10:14
jajajaja, muy bueno el artìculo. Le recomiendo que siga buscando con esmero el punto G, por de que existe existe.
Opinión por:

otrofalsopositivo

Sab, 01/28/2012 - 10:50
El punto g de mi mujer lo tiene la vecina
Opinión por:

jose chamiza

Sab, 01/28/2012 - 10:23
Punto G: invencion de faranduleros. Anatomicamente es solo la "raiz" del clitoris. Buscalo bien carmenarevalo.
Opinión por:

Xembrador

Sab, 01/28/2012 - 10:07
En google.com escribimos 'El punto G en el hombre' y aparecen varias respuestas para escoger o tirar a la basura. (Verdades y mitos). Usando la máquina del tiempo de la imaginación viajamos a la fecha que Adán vio a Eva cuando despertó de de su estado anestésico y empezó a observar y a comparar las diferencias físicas entre ambos cuerpos de una manera muy inocente y sin malicia. Pero tan pronto cometieron la falta de comer el fruto prohibido, la malicia inducida por Satán puso el punto G a funcionar. Desde luego, divagar es fácil. Debemos mantener 'an open mind' para alejar la ilusión de nuestras mentes. Julio César, no olvides pedirle a DIOS que te perdone.
Opinión por:

Perogrullo

Sab, 01/28/2012 - 20:06
Indudablemente el punto G de X es JCL. Debe ser demencial su espera semanal.
Opinión por:

jojecarte

Sab, 01/28/2012 - 13:43
El punto G de xembrador lo tiene entre sus nalgas. Patético ¡
Opinión por:

Contradictor

Sab, 01/28/2012 - 11:11
El punto G de Xembrador es el ruido que producen las motosierras.
Opinión por:

gente común

Sab, 01/28/2012 - 09:49
Muy simpática columna. Siempre da gusto leerlo.
Opinión por:

Boyancio

Sab, 01/28/2012 - 09:46
Si, yo no tengo tiempo para saber de dónde se copió; pero, si sale un día defendiendo a la Rata Caicedo, otro hablando de otrass vainas diferentes entre sí, así las cosas, hombe, huele a copia, pues no aporta nada, y parece que son posturas intelectualoides de vieja data y alevosía permanente, como dijo mi compadre el Pello.
Opinión por:

Requeñeque

Sab, 01/28/2012 - 14:13
Se enboyacó con Londoño, revise...
Opinión por:

jojecarte

Sab, 01/28/2012 - 13:54
Boyancio o samario. Aquí alguién está mintiendo y no solo Don Julio habla del buen acierto en la elección del alcalde de Santa Marta; o hubiese preferido el sucesor de los últimos podridos que han esquilmado la bahía. Es extraño el ardor de Don boyancio pero le creo a Don julio y a otros columnistas que ponderan la elección.
Opinión por:

epifanio

Sab, 01/28/2012 - 11:52
este pendejo no se cansa de decir lo mismo cada que escribe londoño...?? excelente artìculo , delicioso...no sea bobo , gòceselo viejo bobo!!
Opinión por:

jose chamiza

Sab, 01/28/2012 - 10:25
Don Boyancio: le quedaba mejor el pseudonimo de antes, "segregacionpatria". ¿ Por que lo cambiò...?
Opinión por:

karissa

Sab, 01/28/2012 - 09:34
Embaucador quien con una retórica barata de filosofrastro resentido pretende contradecir a los expertos. Puede haber millones de punto G en el cuerpo femenino, pero con un pelmaso frustrado como Sebastián Felipe no hay mujer alguna a menos que sea tarada que pueda sentir el más leve escalofrío...
Opinión por:

Lira.

Sab, 01/28/2012 - 08:24
El ser humano es esclavo del SEXO Y EL DINERO.Yo soy feliz y totalmente libre desde que me olvide por completo del sexo. El dinero lo exige el sistema y tengo que utilizarlo.
Opinión por:

Lira.

Sab, 01/28/2012 - 15:52
NO QUIERO SEXO, me sacaron la rabia los hombres que no piensan sino en el dinero y el sexo. SOY FELIZ.
Opinión por:

Requeñeque

Sab, 01/28/2012 - 14:15
Mentíras, de_Lira por un macho...
Opinión por:

epifanio

Sab, 01/28/2012 - 11:54
lo del dinero es cierto mi querida ostra...pero èchese una manoletina aunque sea..!
Opinión por:

saularboleda

Sab, 01/28/2012 - 11:39
Que aburrido
Opinión por:

consensopúblico

Sab, 01/28/2012 - 07:37
¿NO HAN PROBADO EL BESO NEGRO? EN EL 'CHIQUITO' HAY UN PUNTO 'G' PORTENTOSO, BIEN LAVADO, CON ENEMA INCLUSO...
Opinión por:

JDNA

Sab, 01/28/2012 - 06:36
Muy buena columna Profe Londoño. Busqué en el Diccionario de la RAE la palabra "gueba", y no existe; sugiere cambiarla por la palabra "hueva". En mi tierra a esa aberración culinaria con (al parecer verídicos) poderes afrodisiácos la llaman "Criadillas", que debo aclarar, tampoco aparece registrada en el citado diccionario, si la buscamos en plural; pero que en singular es explicada: "en los animales de matadero, testículo". Con respecto al descubrimiento del clítoris debo decirle que algunas tribus del Africa Sub-sahariana practican la mutilización forzosa de sus niñas haciéndoles ablación quirúrgica del órgano, en condiciones nada asépticas, por cierto. Sin ir muy lejos, entre las comidades Emberá-Chamí que habitan el Departamento de Risaralda se realizaba, desde épocas pre-colom...
Opinión por:

Xembrador

Sab, 01/28/2012 - 10:39
En vez de 'güeba' o hueva debemos decir 'gova' que tampoco aparece en el diccionario, pero suena más 'coloquial' o 'chic'.
Opinión por:

gente común

Sab, 01/28/2012 - 09:46
Buen apunte muy divertido.
Opinión por:

JDNA

Sab, 01/28/2012 - 06:42
(continua)...binas, esta salvaje práctica, que consiste en amputar "quirúrgicamente" el clítoris de las niñas pre-púberes. Mi profesor de sexología nos contaba (cuando éramos estudiantes de pre-grado) que en alguna ocasión un hijo preguntó a su padre: "es verdad que las mujeres tienen un órgano, que si uno logra tocarlo, se vuelven "locas"?... y el padre respondió, sí hijo, es verdad, ese órgano es el Corazón"). Muchas gracias por divertirnos cada semana con sus amenas columnas. Perdón por lo de "mutilización", no sé en qué diablos estaba pensando, tal vez en las "güebas" del toro.
Opinión por:

fernandoramirezdiaz

Sab, 01/28/2012 - 06:06
Mi corrección va más en el sentido de contar que este asunto del descubrimiento del clítoris, Andahazi lo tomó prestado de un capítulo del libro de Feher, Naddaf y Tazi denominado "fragmentos para una historia del cuerpo humano", lo vertió a novela y reclamó unos cuantos dólares por ello fruto de un premio donde participó. Al final se descubrió el entuerto y Andahazi se fue consumiendo poco a poco a tal punto que es el vago recuerdo de un suertudo, tramposo y mediocre escritor al que sólo le alcanzó su suerte para protagonizar una Feria Internacional del Libro de Bogotá.
Opinión por:

Loco Recuerdo

Sab, 01/28/2012 - 01:12
Deploráble, .lamentable , lastimoso y ¨ penoso ¨. ahí se pone de manifiésto; lo malos polvos que hemos sido , a través del tiempo, vaya nuestra firme y profunda disculpa.. El sitio está , el asunto es saberle llegar , imagínese un ayudante de bus gritando : -¨ ¡¡¡ DÉLE , DÉLE, DÉLE MÁS !!¡¡ DÉJELO ¨ AAYY !!! .Pocos tan privilegiádos como un joven ,cuya esposa lo demandaba para no tener ´fantasías eróticas ¨con otras mujeres,salió a relucir en la demanda,que ella no estaba dispuesta a compartirlo,debido a la dotación: ¨Que aunque no de gran tamaño,su forma de ´gancho¨ hacia arriba, la excitaba de sobremanera¨tanto así que los orgasmos parecían orines.los que no contamos con tal suerte, tenemos que usar el cerebro como primer órgano sexual . (Señor ¨GÜEVAS CON V)
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 01/28/2012 - 00:49
¡Vaya que escribió algo lujurioso, acaso memorando sus andanzas juveniles en Palmira, donde, cual sátiro, acosaba a todas las chicas, de lo que hay testimonio! El manido punto G no ha sido inquirido por ningún sexólogo, sino por faranduleros. Lea a Elí Alzate, el mejor sexólogo de Latinoamérica, para que se entere. Se nota que no ha leído literatura erótica si cree que el clítoris fue descubierto en el siglo XVI. Lea literatura árabe de más de dos milenios y verá quiénes descubrieron y degustaron el clítoris. Es aceptable "güevas", no "güebas"; "solo", no "sólo"; coma antes de "pero"... por lo que también le convendría revisar la ortografía o conseguir corrector de estilo, eso sí, que no sea el embaucador de Sófocles, porque entonces empeoraría.
Opinión por:

eradelhielo

Sab, 01/28/2012 - 03:57
Yo también corrijo: Sebastian Felipe.
Opinión por:

eradelhielo

Sab, 01/28/2012 - 03:59
Ah si, Sebstian Felipe, La real Academia de la Lengua Española dice que sea así, aunque eso se presenta a confusiones, porque como cita un comentarista, en el caso que se diga "me voy a tomar un refresco solo" no se sabría, si es que solamente me tomaré un refresco, o yo sin compañia de nadie, me tomaré el refresco.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 01/28/2012 - 02:43
Eradelhielo, digo.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 01/28/2012 - 02:45
No, Eradehielo, no es así. Revise la nueva Ortografía, y verá.
Opinión por:

eradelhielo

Sab, 01/28/2012 - 01:30
Sebastían Felipe, en este caso si es "sólo" porque se está empleando como solamente que sí se tilda y no como solo de estar solo.que no se tilda.
Opinión por:

Xembrador

Vie, 01/27/2012 - 23:55
Esta columna huele a plagio. Voy a esculcar las ondas informativas que observan todo con lupa de detective.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 01/28/2012 - 00:53
Xembrador, celebro su ánimo crítico-investigativo y, sobretodo (no "sobre todo", como dicen sin razón la Real Academia Española y sus adláteres), que haya cambiado improperios por argumentos. ¡Un abrazo!
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio