Publicidad
Cartas de los lectores 6 Dic 2012 - 11:00 pm

La sociedad del matoneo

Cartas de los lectores

Cartas de los lectores

El fenómeno del matoneo o bullying es una de las mayores preocupaciones de los padres de familia y establecimientos educativos.

Por: Cartas de los lectores
  • 5Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/cartas-de-los-lectores-columna-391170
    http://tinyurl.com/amzkdzo
  • 0

Sus víctimas se sienten indefensas frente a los abusos de otros niños que utilizan toda clase de estrategias para insultar o hacerles imposible la vida. Se configura una relación de poder donde el abusador ejerce una especie de dictadura oprobiosa sobre el abusado.

Pues bien, este abuso del poder no se limita al ámbito escolar. La reelección del procurador es uno de tantos ejemplos. No sólo bajo la compra de votos a través de contratos con familiares de congresistas se ha construido esa reelección; también a través de ejercer el poder de abrir o no investigaciones a quienes se le opongan —caso del actual ministro de Vivienda—, se ejerció un matoneo y un abuso de poder que facilitaron la reelección de Ordóñez. Y si lo hace Ordóñez, ¿por qué no lo pueden hacer otras entidades de control en otros niveles? Efectivamente, el matoneo de empleados de entidades de control que amenazan con abrir investigaciones, justificadas o no, y filtrarlas a la prensa, a cambio de prebendas, ya se está dando en algunas regiones. Si puede el procurador, ¿por qué nosotros no?

La reciente y efímera discusión sobre “periodismo empresarial” también ilustra una diferente variedad de matoneo. Aunque se ha basado sobre la supuesta compra de pauta para obtener una cobertura favorable, el siguiente paso obvio de bullying periodístico es el de iniciar una cobertura desfavorable y ofrecer compra de pauta a la empresa o entidad afectada posteriormente. Casos se han visto. Los periodistas monotemáticos, o aquellos que ven como un triunfo personal o de sus “fuentes” la caída de un funcionario o dirigente, no a raíz de un escándalo sino por estar en desacuerdo con sus políticas, son otro ejemplo de matoneo.

Pero los periodistas también son víctimas de matoneo. Cuando critican la forma en que algunos de sus colegas ejercen su oficio pueden enfrentarse a una suerte de “venganza editorial”, dirigida a desviar el debate y afectar la imagen de quienes hacen los cuestionamientos. El matoneo más frecuente, aunque poco efectivo, es el de los “comentaristas” de las redes sociales y los espacios que los medios brindan para insultar y plantear odios. Como sucede con los niños, los matones se aprovechan del anonimato virtual.

Existen muchos otros ejemplos. El matoneo de los abogados, que a través de demandas penales y la manipulación de los medios buscan intimidar a la contraparte. El matoneo de Twitter, que en menos de 140 caracteres pretende resolver con juicios de valor y máximas inapelables temas que requieren debate y juicios profundos. En fin, a pasos agigantados nos estamos convirtiendo en la sociedad del matoneo. 

León Felipe Simancas. Pereira.

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com

  • 5
  • Enviar
  • Imprimir
5
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

manamuisca

Dom, 12/09/2012 - 15:00
Si queremos reflejar unas instituciones representativas de la democracia contemporánea donde esta las figura del OBDUSMAN que anteponga a sus intereses y deseos personales y emmocionales como a sus querencias políticas, losprincipios del derecho y dela ética universal legitimado por lalos valores democráticos y laicos?donde elprocurador asume la defensa de la sociedad no de la iglesia cuyas funciones corresponden a la iglesia y sus obispos y cardenales?donde las instituciones de control en vesz de preocuparse por chivos expiatorios que a la larga no son sancionados se preocupan por establecer verdaderos controles eficaces y económicos del los recursos públicos?donde las autoridades civiles deciden más allá de lasprebendas de personas naturale sy jurídicas privadas?
Opinión por:

chococruz

Sab, 12/08/2012 - 07:55
Pero por que ocurren todas estas cosas, "por secula seculorum", en nuestro pais?. Porque como sociedad nos hemos acostumbrado a ser indolentes, no solo del dolor ajeno si no de nuestro propio bienestar. Se supone que estamos mas instruidos, pues sabemos que todas estas cosas pasan, pero al mismo tiempo somos mas ignorantesporque preferimos no asumir la responsabilidad que nos corresponde.
Opinión por:

ROGELIO VALLEJO OBANDO

Sab, 12/08/2012 - 03:20
Cuando EL ESPECTADOR y LA PATRIA editorializan sobre la enfermedad bárbara que aqueja a Colombia como es la corrupción, a raíz de los informes de transparencia internacional, me animo a expresar mis tesis respecto a los factores de su etiología, que al mismo tiempo conducirán a una solución estructural: 1.Colombia tiene a sus partidos en franca fragmentación, pues cada dirigente en los Departamentos le pone su apellido. 2. Colombia no tiene verdadera carrera administrativa, pues esta se vé aniquilada en razón de que los nombramientos no obedecen a un sistema serio de méritos. El servicio público en el país no tiene una real Y respetada carrera administrativa. Las nóminas paralelas le hacen mucho daño , además, al servicio público.3. Tenemos muchos seres humanos preparados ... ...
Opinión por:

ROGELIO VALLEJO OBANDO

Sab, 12/08/2012 - 03:28
... hasta la n potencia de la sapiencia, pero en el fondo los centros del saber no les han cultivado la Dignidad humana. Los altos índices de corrupción se dan por el entramado que producen los tres factores comentados. Es de suma gravedad que los funcionarios, que no servidores públicos, sigan proviniendo de los directorios de inexistentes partidos. Me pregunto: ¿ La Escuela superior de administración pública donde está?, ¿El Departamento administrativo de la función pública donde está? ¿ La Escuela de alto gobierno donde está?. Tres entidades que pueden entrar a generar las soluciones radicales para recomponer con alta dignidad humana el servicio público, con cursos intensivos y serios de crecimiento personal. Hay que liberar a muchos de ellos de la enfermedad: LA AVARICIA desbordada.
Opinión por:

JAIMEBAL

Vie, 12/07/2012 - 07:36
Muy acertado el comentario de LFS. Tomar conciencia de una situación negativa es ya comenzar a buscarle solución. En realidad, el chantaje, esa trampa con que los colombianos queremos sacar las cosas, las mías, las nuestras, adelante es algo parecido al matoneo, si es que no es lo mismo. Quizá se distinga en que éste tenga la "cargadera", o prolongación del dominio de una persona sobre otra durante un tiempo largo. otro. Una sociedad no será de verdad humana si no nos respetamos todos nuestros derechos.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio