Publicidad
Cartas de los lectores 26 Dic 2012 - 11:00 pm

Aborto, procuradora y mujer

Cartas de los lectores

Cartas de los lectores

En carta publicada por El Espectador el 23 de diciembre, Ilva Myriam Hoyos, procuradora para Infancia, Familia y Mujer, expresa su malestar por el perfil que sobre ella escribí el 8 de diciembre, como una de las celebridades que despertaron este año el interés de la opinión nacional.

Por: Cartas de los lectores
  • 37Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/cartas-de-los-lectores-columna-394201
    http://tinyurl.com/m74ms6f
  • 0

Se siente ella estigmatizada en su fe católica, desdeñada en sus acciones como funcionaria pública y tergiversada en sus afirmaciones. Se queja de que insinúo como suyas cosas que no dijo. En punto al aborto, sobre la eventualidad de tener que escoger entre la vida de la madre y la del feto, la viceprocuradora aboga por defender la vida de los dos. Y así lo expresa la nota. Mas ésta no la exime en forma expresa de la extendida percepción de que en aquel dilema lleva la mujer las de perder. Rendidas disculpas por la omisión involuntaria.

Acaso lo que resienta ella sobre todo sea que esta semblanza no buscara exaltar un modelo de virtudes morales sino interpretar la idea —ambivalente— que amplios sectores de opinión se han formado sobre personaje tan controversial y cuyas ejecutorias son, de suyo, objeto de escrutinio público. En particular de mujeres por miles que, en uso de su derecho al aborto terapéutico, reciben el puño de hierro de esta Procuraduría. Segunda al mando en una institución que ha sacrificado territorios del Estado de derecho a un principio religioso, aquella política segrega, por añadidura, a los no católicos.

Como a todo ciudadano, también a ella la asiste el derecho de profesar una fe. O ninguna. Pero no el de burlar el Estado laico que nos rige, desde la instancia misma llamada a preservar el ordenamiento jurídico. Empeño en hacer prevalecer la ley divina sobre la civil mediante presión política disfrazada de defecto administrativo, como lo registró con estupor el país cuando la Curia, la Procuraduría y la cofradía Provida frustraron la creación de una Clínica de la Mujer en Medellín. O mediante insubordinación contra la orden constitucional de instruir sobre derechos sexuales y reproductivos. Como se sabe, esta acción sacudió a la opinión y provocó reconvención de la Corte contra ella, figura estelar del Ministerio público.

Bienvenido el debate sereno y pacífico que la doctora Hoyos convoca. Principie la Procuraduría por equiparse de benevolencia hacia las mujeres, primeras víctimas de la violencia moral que nos asfixia.

Cristina de la Torre. 

Columnista de El Espectador.

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com.

  • 3
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Murió el actor Robin Williams
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
3
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

leon085

Jue, 12/27/2012 - 23:05
Es de sumo agrado poder dar mi concepto personal, con el cual no quiero que se me tilde de isquierdista o comunista. Sin animo de ofender pero aqui en este pais la persona que quiera el bien para la comunidad para el pueblo segun los poderosos debe darsele su merecido, el caso de el alcalde de nuestra capital, dejemonos de tantas trabas por el solo echo de ser costeño eso les afrenta a muchos del interior de nuestra maltrecha Colmbia con eso de la descriminacion,si el burgomaestro a cometido errores se le debe de hacer criticas constructivas, y el cuarto poder ese que quita y pone gobernantes en todo el mundo los amarillistas, se prestan para hacerles el juego, de como se amangualaron los que traian o tenian el poder de la recoleccion de las basuras, no recogerlas y hacer un caos. AMEN
Opinión por:

ROGELIO VALLEJO OBANDO

Jue, 12/27/2012 - 09:28
ES INNEGABLE que los ciudadanos y las familias en general,,detectan al instante a quienes manejan o conducen los hilos, de lo que es de todos, a " las perfectas patadas". Las familias esperan un comportamiento con seriedad y categoría de que todos los que lleguen al poder público. Se siente en muchas oportunidades que muchos servidores públicos, no son eso, sino unos seres humanos simples, a los que no se les puede entregar esa connotación; que entre otras cosas es grandiosa, pues lleva implícito el sentimiento de compromiso con la paz y la paciencia en sus espíritus. Un servidor público está a la altura de uno de los quehaceres, mas sublimes y bellos, como es el Sacerdocio. EL SERVIDOR PÚBLICO tiene que dimanar bonhomía y mucha suficiencia en su salud espiritual. Debe brillar.
Opinión por:

chococruz

Jue, 12/27/2012 - 08:57
La procuradora debe ceñirse a la Constitución como su carta de navegación, cualquier otro argumento está en el plano de la interpretación y esto en un funcionario público no puede suceder pues solo exacerba a los que piensan como ella y terminan imponiendo criterios personales al resto de la sociedad. Que renuncie y haga eso desde el pulpito de una iglesia o templo!.
Publicidad
19 Ago - 11:32 pm

Tristeza

18 Ago - 10:00 pm

La cumbre

17 Ago - 10:00 pm

Minambiente

14 Ago - 8:50 pm

Compás de espera

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio