Publicidad
Cartas de los lectores 26 Feb 2013 - 11:00 pm

¿Estado de golpe?

Cartas de los lectores

Cartas de los lectores

Este pasado domingo 24, El Espectador le ha rendido un homenaje fortísimo a la democracia deliberatoria.

Por: Cartas de los lectores
  • 3Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/cartas-de-los-lectores-columna-407085
    http://tinyurl.com/befbe8z
  • 0

Varios de sus más connotados columnistas hicieron gala de los mejores argumentos para colocar el estado de las cosas políticas en su sitio, todo a raíz del estropicio causado por la que Uprimny bien llama “defensa ofensiva” del litigante Nieto Loaiza ante la CIDH. Combinando estos argumentos con los que reafirma en entrevista la enhiesta exfiscal Buitrago, este lector aventura la hipótesis de que la fortaleza de los militares en Colombia nos colocaría, no como víctimas de golpe de Estado alguno, sino como enajenados en medio de un “estado de golpe”.

Esto es, sus tres poderes constitucionales y el cuarto poder ciudadano, la prensa, expuestos a que el subaparato militar del Estado opere en medio de la más alta impunidad en defensa de intereses personales, pisoteando sin pena alguna los de la patria que tiene el deber primario de defender. El episodio de la defensa de algunos militares colombianos ante el CIDH, no del Estado colombiano, lo único que tiene de democrático es que resulta pagado con nuestros impuestos.

Por todo lo demás, deja entrever que el subaparato militar activo y retirado configura un mecano de dominación sobre las decisiones, sobre todo del Poder Ejecutivo, que no tendría antecedentes, paradójicamente ahora que el jefe de Estado en ejercicio es también un militar retirado. De esta forma, sin necesidad de disparar un solo balazo adicional a los que vomitó contra el Palacio de Justicia en 1985, el subaparato militar estaría imponiendo sobre los otros poderes del Estado sus propios criterios sobre lo que es la guerra y, por supuesto, sobre lo que deberá ser la paz.

Razón por la cual tampoco resultaría aventurado especular acerca de que los ventorrillos que amenazan volverse huracanes que terminen arrasando la mesa de negociaciones de paz en La Habana, salieran disparados por el actual estado de cosas ratificando que en Colombia se hace (¿y se ha hecho?) lo que deciden los militares. Todo lo cual conduciría a concluir que Colombia, peor que sometida a “golpe de Estado” alguno, se encontraría desde hace años en “estado de golpe” en beneficio del subaparato militar y sus connotados voceros civiles inspirando una oposición pseudopartidista que se desnuda también de esencia verdeoliva.

Bernardo Congote. Bogotá.

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com

  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Nairo Quintana se mantiene segundo en la Vuelta a España
  • Piden que sea retirado Luis Carlos Villegas de embajada de Colombia en EE.UU.
  • ¿Qué se puede hacer por la industria de la moda y confección?

Lo más compartido

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio