Por: Cartas de los lectores

Cartas de los lectores

Este papa Francisco cada día da más muestras de “bacanería”. Sospecho que un día de estos nos sale con que convierte el palacio en museo, con utilidades para los pobres, y se va a vivir y trabajar con todos sus subalternos a otro sitio mucho más modesto.

También sospecho que le dará el sacerdocio a las mujeres. Una mínima crítica: que siga siendo más filósofo de la bondad y menos camandulero de indulgencias y ese tipo de cosas.

Toribio Araújo Segovia. Bogotá.

Condolencias

Con el lamentable fallecimiento de don José Salgar, ilustre hijo de esa casa, va desapareciendo una admirable generación de periodistas que hicieron grande la profesión para el servicio de Colombia.

Por fortuna, El Espectador prepara ya el relevo generacional que tomará las banderas del nuevo periodismo, tan íntegro y competente como el que poco a poco apaga sus luces.

Mis sentidas condolencias por la muerte del maestro, y un fuerte y solidario abrazo.

Gonzalo Silva. Bogotá.

José Salgar

Lamento mucho el fallecimiento de Don José Salgar. Fue un gran ser humano y un gran periodista. Ojalá muchos sigamos su gran ejemplo de independencia, rigor y consagración al trabajo.

Le agradeceré siempre su asesoría en mi tesis de grado sobre El Espectador.

Mauricio Rodríguez. Bogotá.

Sobre una entrevista

Muy interesantes las declaraciones que le dio a El Espectador, a través de la entrevista realizada por Camila Zuluaga, el académico de Harvard James Robinson, experto en temas colombianos.

Se trata de una visión externa y ponderada sobre lo que en estos momentos pasa por nuestra realidad nacional. La protesta es sana, es verdad. Las razones para que la gente se levante (el atraso, el abandono, las carreteras sin terminar, el hambre) son más que válidas.

Pero acierta también el tratadista al decir que no es muy sano que el Gobierno atienda a todas las pretensiones económicas de forma compartimentada. Lo útil de todo esto, como lo dijo, es que “esa gente necesita no sólo quejarse de lo que tiene en frente, sino que necesita una voz común, una forma de articular cuáles son los problemas de este país y cuáles son las soluciones”. Que gran aporte.

Julio Peña. Bogotá.

Buscar columnista