Publicidad
Cartas de los lectores 11 Sep 2013 - 8:56 pm

La coherencia de un Nobel de Paz

Cartas de los lectores

Cartas de los lectores

No es común que se retire un premio a alguien; es más usual que lo devuelva cuando siente o percibe que la adjudicación de un determinado galardón empieza a olvidar los propósitos que llevaron a su instauración, restándole valor y dignidad para quienes lo recibirán en adelante.

Por: Cartas de los lectores
  • 10Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/cartas-de-los-lectores-columna-445863
    http://tinyurl.com/ncm2mv8
  • 0
insertar

Por eso, conocer que el Comité Nobel del Parlamento de Noruega haga una solicitud para que se retire el premio al presidente Barack Obama resulta llamativo y positivo. Desde el principio le quedó claro al mundo que ese premio no se lo merecía. La sola expectativa que despertó y que era eso, expectativa, esperanza, ilusión…, no era mérito suficiente, ni siquiera para nominarlo, mucho menos para otorgárselo. Allí no se equivocó Obama, se equivocó el Comité y qué bueno que rectifique, porque se convierte en una lección para todos.

La selección de personas para distinguirlas con premios de cualquier categoría debe ser justa y transparente. Los criterios deben ser tan claros que no den lugar a equivocaciones como en las que incurrieron en Noruega. Con seguridad que eso le pasará a la Academia sueca también, pues a veces las distinciones desconciertan, y no me refiero, necesariamente a los de Literatura y Paz, que son los que más se conocen. ¿Cómo serán las equivocaciones y las injusticias en otras áreas del conocimiento? A veces se contamina de política y allí se pierde casi todo.

En todo caso, la actitud del organismo es sincera y noble al punto de señalar que: “las políticas seguidas por el presidente Obama, tanto en lo referente a política exterior, especialmente en Oriente Medio y Norte de África, como el inaceptable recorte en libertades de los ciudadanos de su país y del resto del mundo, con la utilización de programas espía como Prism, el mantenimiento de la prisión de Guantánamo, etc., hacen que considere totalmente inadecuado que ostente este galardón, por no ser merecedor del mismo”.

Esto también significa que cuando alguien recibe un premio, la responsabilidad no termina en el momento de recibirlo y agradecer. El compromiso es mantener la coherencia hasta el fin de la vida. Estas lecciones no deben pasar desapercibidas en ninguna parte, en ninguna organización pública y privada.

Ana María Córdoba B. Pasto.

Envíe sus cartas a [email protected]

  • Cartas de los lectores | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 3
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

3
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Toribioa

Jue, 09/12/2013 - 16:35
Hay que convenir en que para algo es la ONU, un organismo internacional, un jurado imparcial que puede decidir la intervención militar en algún país.
Opinión por:

ROGELIO VALLEJO OBANDO

Jue, 09/12/2013 - 16:21
LLEGA UNO a desencantarse cuando las variables de Lo Público, de lo que es de todos, son manejadas con la idea de buscarle rendimientos propios, cual si el servicio público fuera una tienda particular. Muchos de los problemas del país tienen un origen: actuaciones de muchos con espíritu particular, muchas veces establecen "poderes" para hacer y deshacer con los recursos del erario. No nos digamos mentiras; los delitos contra la administración pública tienen ese horroroso origen. Mala cosa que seres humanos tengan "la concha del disfraz", para aparecer ante la sociedad, confiada e inocente, como servidores públicos, pero es para cometer tropelías, que a tiempo no detectan los organismos de control, ya que la supervisión es posterior al daño causado a los bienes y rentas del Estado.
Opinión por:

ROGELIO VALLEJO OBANDO

Jue, 09/12/2013 - 08:05
NO DEJA de ser desafortunado y lamentable, que cuando servidores públicos están enterados de todos los sucesos y avatares de determinadas dependencias, lleguen cambios de personal. Eso precisamente le va a suceder al importante proyecto de renovación urbana de San José en Manizales. Cuando se tenía seguridad que su gerente se había sintonizado a la perfección con el objetivo de evidenciarle a la comunidad, que se encuentra angustiada y triste, que el magno proyecto caminaría con paso de vencedores, se va de allí. Se entendería el retiro por cambio de administración en el municipio, lo que trae aparejado renuncia en todos los cargos de libre nombramiento y remoción, pero ese no es el caso. El Alcalde no lo debió dejar ir. Otro gerente trae dinámicas de tardanza, mientras se entera de todo.
Opinión por:

Aracataka

Mie, 09/11/2013 - 21:53
Totalmente de acuerdo! ..confiemos que el premio al major colombiano tambien sea rectificado!!
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio