J. William Pearl 10 Sep 2012 - 11:00 pm

Castro

J. William Pearl

Un hombre demócrata. De eso da muestra su manera de pensar.

Por: J. William Pearl
insertar

Cree en la libre expresión, respeta a los homosexuales, defiende el aborto, piensa que todos deben tener las mismas oportunidades, los mismos derechos. En fin, cree que su país puede ser mejor. Ha estado metido en la política desde pequeño. Su abuela trabajaba en casas de familia; su mamá, por el contrario, pudo obtener un título profesional y eso le permitió ayudar a Castro a cumplir su sueño.

Julián Castro nació en 1974, tiene 37 años, graduado de Stanford y Harvard. Es el alcalde de San Antonio, Texas, y tuvo la responsabilidad de dar un discurso en la Convención Demócrata. Y lo hizo muy bien: tenía un tiro y lo aprovechó. Como es apenas normal, defendió a Barack Obama y atacó a su oponente. Tiene un argumento, y es que los republicanos no entienden cómo funcionan las cosas, o piensan de manera diferente. Castro cree que los Estados Unidos debe ser un país de oportunidades como la que vivió su familia. Pasar de una abuela sin vivienda, a tener un nieto en Stanford, dice mucho de lo que es la democracia en Estados Unidos, y qué tan lejos se puede llegar con lucha y perseverancia. Dijo en su discurso que Romney había asistido a ver a unos jóvenes y los exhortó a que empezaran un negocio. Al preguntar uno de ellos que de dónde saldría el dinero, Romney dijo “pídeles a tus papás”. Según él, esa es la gran diferencia en la manera de pensar de unos y otros. Al pensar que todos tienen dinero, se deja de lado a los menos favorecidos. Otro gran argumento de Castro es que quien más dinero tiene, paga menos impuestos, en lugar de ser equivalentes. Dice que todos deben pagar según sus ingresos el mismo porcentaje.

El papel de los hispanos en la política de Norteamérica viene en ascenso. Ello, por la sencilla razón de que votan. Ambos partidos los quieren. Aparentemente los demócratas un poco más. Son una minoría en subida y en poco tiempo dejarán de serlo: suman ya cerca de cuarenta y cinco millones. Son como un país de América Latina habitando en territorio estadounidense. Los hispanos, a diferencia de muchos otros, tienen más hijos que los demás, por tal razón, crecerán más aprisa. Si hoy en día los Estados Unidos tienen como líder a una afrodescendiente, no es descabellado pensar que los hispanos van para allá, pues pueden conquistar el poder del país de las oportunidades. ¿Fácil? Para nada. Es un camino arduo y este joven está sacando la cabeza, como lo hizo Obama hace unos años en la Convención Demócrata, donde le dieron exactamente la misma oportunidad.

Estados Unidos es un país en constante cambio. Y los hispanos quieren ser poder y están remando para eso. Puede ser que les tome un tiempo, pero lo lograrán algún día. En un país cambiante, las nuevas fuerzas pueden llegar al poder. Tienen que hacer bien la tarea y no defraudar a sus electores, quienes confían en ellos. Ojalá se preparen bien, para que los votantes vean en ellos una salida y puedan mirar a los Estados Unidos como lo que son hoy en día: una mezcla de múltiples razas en las que puede confiar un país. Si los hispanos quieren ser poder, tienen que trabajar para llegar a lo más alto. De lo contrario, ese espacio lo ocupará alguien diferente. 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 9
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

9
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Andinista

Mie, 11/21/2012 - 16:55
De lejos. El peor 'opinador' del país. Las facultades de comunicación ya usan a Pearl como ejemplo de lo que no se debe hacer. La antítesis de un columnista serio, Pearl ya rebasó toda copa. Menuda mediocridad. El Espectador debería respetarse mas y sacar de su nómina a este papanatas.
Opinión por:

deberíaestartrabajando

Mie, 09/12/2012 - 04:02
Las opiniones de J.William Pearl siempre están fundadas en apariencias, datos inventados, fuentes inexistentes. En EEUU hay 52 millones de hispanos, no 45. Ser hispano es una etiqueta, no un certíficado de ideología. Los cubano-américanos, por ejemplo, son más conservadores que los demás. La omisión de la diversidad hispan hace que, en el fondo, el racismo de esta columna sea chocante. Cómo se nota que la ídea de multiculturalismo le escapa!
Opinión por:

ovejanegra

Mar, 09/11/2012 - 21:41
Un cretino irredimible ha descubierto que el agua moja! Que le den al menos el "Anti-Nobel"!!!
Opinión por:

Germinación

Mar, 09/11/2012 - 14:25
Este tipo es una vaca ... tiene más neuonas una lombriz. De verdad ¿qué propósito tiene El Espectador al darle un espacio a este animal? : ¿Poner un ejemplo acerca de cómo no se debe escibir? ¿De pronto mostrar que un oligofrénico puede, con mucho esfuerzo, intentar escribir alguna cosa? ¿Poner ejemplos de lectoescritura para discapacitados mentales?
Opinión por:

Joenace

Mar, 09/11/2012 - 13:46
Está cómo pasado de moda que a estas alturas de la vida cuando el imperio china nos respira en la nuca se venga a pensar que el modelo de prosperidad, de vida, de desarrollo y de democracia es el "gringo", porque ese el subfondo de esta columna. En la "edad de la ingenuidad" llegamos a creer en que USA era el modelo de democracia y que todo lo de allí era brillante, excelente. Hoy en día comprendemos: En EEUU hay libertad para drogarse, para salir desnudo, se puede ser con orgullo "gay", pero nadie puede meterse a criticar ni un milímetro del sistema económico-social, ni su régimen político porque corre GRAVE PELIGRO. Quien no lo crea que estudie el sistema electoral tan requeteenredado para asegurar él éxito de una cúpula financiera. Al pueblo nada.
Opinión por:

Cronopio snm

Mar, 09/11/2012 - 10:46
Que el espectador le pague un curso de redacción a este señor por favor! No he conocido a nadie que utilice los signos de puntuación tan MAL como él. De lejos es la peor columna de este diario. ¿será que nos cree idiotas?
Opinión por:

Cronopio snm

Mar, 09/11/2012 - 10:47
Ahhhhh pero lo mejor de todo son los títulos de sus columnas jajajajaja
Opinión por:

Requeñeque

Mar, 09/11/2012 - 07:10
Ah bruto!, yo pensé que iba a hablar de Fidel...
Opinión por:

digoall

Mar, 09/11/2012 - 00:22
jajajaj la madre que no se cómo hace este señor para escribir tan feo. Estoy encontrando -en serio- una especie de estilo único que sería muy difícil imitar porque es que escribe FEO, pero muy él. Ahora, si la lectura rica es la que evoca muchas sensaciones al lector ¿este señor es buen escritor por producirme inusitada molestia al leerlo? ¿Como lectora debo valorar y sacarle el mejor partido a la rabiesita que me da no más leer un subtítulo tan poco armonioso, tan atropellado, tan FEO como "Un hombre demócrata. De eso da muestra su manera de pensar."? Es una mezcla de tartamudeo con escritura de telegrama. Lo demás.. creo que intenta perfilarse como un analista internacional serísimo. Lo mismo opina de la "Unión Soviética" y de Japón, que de Cuba o Afganistán. Un analista berraquísimo.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio