Publicidad
Manuel Drezner 9 Jul 2013 - 11:00 pm

El arte y la cultura

Cerámicas griegas en el Museo Nacional

Manuel Drezner

Es increíble la exposición que el museo Nacional de Colombia inaugura con piezas cerámicas que provienen del museo del Louvre en París.

Por: Manuel Drezner
  • 29Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/ceramicas-griegas-el-museo-nacional-columna-432717
    http://tinyurl.com/kfvje32
  • 0
insertar

La razón es que aunque si se acostumbra que museos presten entre sí obras de arte, ésta es una de las primeras veces que encuentro con que el préstamo consiste precisamente en muy valiosas piezas que por ser de cerámica son particularmente frágiles. Quienes hemos tenido que mover cerámicas de cualquier clase (y no hablo de antigüedades griegas) conoce muy bien la alta posibilidad de que algunas se rompan, y por eso es admirable que el Louvre haya prestado piezas de esta clase, lo cual habla muy bien de la capacidad de quienes hacen el embalaje en París y posteriormente en Bogotá, para devolverlas, sin decir nada de la confianza muy merecida que evidentemente inspira el Museo Nacional. Hay que agregar que esta no es cualquier exposición itinerante, sino que fue la respuesta a una petición específica de nuestro museo al francés, o sea que lo que veremos no fue ideado en el otro lado del océano, sino que fueron los colombianos quienes lo propusieron.

Dicho esto, hay que agregar que el tema de la muestra es el de dioses, mitos y religión de la antigua Grecia, a través de casi cien piezas pintadas y que está dividida en tres secciones: El panteón griego, La religión en la ciudad, y La religión y la esfera privada. Esto quiere decir que además de poder ver hermosas obras de arte, tiene el atractivo adicional de poder aprender sobre temas de la mitología griega, en especial en las relaciones entre dioses y hombres, ya que estos últimos cada vez que no se podían explicar como un fenómeno o un hecho de la naturaleza, inmediatamente se inventaban un dios al cual se los atribuían. En la exposición se analizarán igualmente la forma cómo esos dioses eran venerados en ceremonias públicas y cómo los adoraban en privado.

Habrá un complemento a la exposición consistente en una sala didáctica bautizada Keramos: el último templo de los dioses griegos, que mostrará la forma como las divinidades se presentaban a los creyentes. Todo lo anterior hace prometer algo del mayor interés y vale la pena hacer una invitación para conocer esa colección.

  • Manuel Drezner | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 4
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio