Por: Columnista DATAiFX

Freno al sistema financiero

Durante 2010 y 2011, la cartera de crédito mostró un crecimiento anual superior al 20%, en especial en la de consumo, que sufrió la mayor expansión del sistema financiero.

En línea con este crecimiento, la cartera ha comenzado a presentar síntomas de un deterioro que, sin embargo, no representa amenazas.

A pesar de la fortaleza del sistema financiero, las autoridades han encendido las alarmas y recientemente optaron por implementar medidas macroprudenciales que deberían ajustar el desbordado crecimiento de la cartera, cuya evolución, se determinó, podría ser insostenible en el largo plazo.

Dentro de las medidas encontramos el incremento en los requerimientos de liquidez y las provisiones de los establecimientos de crédito. Las autoridades creen que en medio del rápido crecimiento del crédito, los estándares de colocación se están relajando y el apetito por riesgo está aumentando.

Otro es el punto de los intermediarios financieros, que opinan que el deterioro en la cartera vencida es la respuesta natural a la expansión del crédito. Argumentan también que históricamente los indicadores de calidad y cubrimiento se encuentran en niveles saludables, y que todas las medidas para controlar el crecimiento del crédito terminan por incrementar su costo, reduciendo por la misma vía las utilidades del sector.

De momento, comienzan a ser evidentes los efectos de las medidas en los resultados de los establecimientos de crédito. Por ejemplo, Bancolombia mostró en el 2T una caída del 8% en sus utilidades, llevando el precio de la acción a retroceder hasta 11% en la semana.

El efecto de las medidas se trasladará a todo el sistema, aunque esperamos condiciones favorables para el sector en el segundo semestre.

* Acciones & Valores

Buscar columnista