Por: Javier Moreno

Especulación científica

Cada cierto tiempo los científicos colombianos prometen desarrollo a cambio de apostar más fondos públicos a sus proyectos.

Aseguran como si fuera evidente que la inversión en investigación científica a secas es una condición necesaria para avanzar social y económicamente como nación.

Esto último, sin embargo, no es para nada claro. Los estudios al respecto nunca son suficientemente concluyentes. La investigación en ciencias en países como el nuestro es casi siempre un lujo más que una necesidad.

De hecho, podría decirse que dado el tamaño relativo de Colombia dentro de la economía mundial y nuestros innumerables problemas sociales urgentes, el país invierte más que suficiente en investigación científica. Tan es así que buena parte de esa plata se desperdicia en subvencionar excentricidades caprichosas y turismo académico difícil de justificar.

En lugar de exigir aumentos de presupuesto discutibles, los científicos colombianos deberían preocuparse por hacer un mejor trabajo divulgando la relevancia de sus investigaciones dentro de la sociedad que con tanto esfuerzo los financia. Antes de prometernos futuros brillantes deberían presentarnos resultados que justifiquen la renovación de nuestra apuesta colectiva en su trabajo.

Asimismo, convendría que la poca investigación que nos podemos dar el lujo de financiar estuviera enfocada principalmente a ofrecer soluciones para problemas propios del país y/o generar riqueza de forma responsable aprovechando nuestras particularidades ecológicas, culturales y geográficas.

Por su parte, al gobierno colombiano le corresponde dejar de pagar favores políticos con la dirección de Colciencias y reducir los obstáculos burocráticos que dificultan innecesariamente la labor de los científicos locales.

Sin una hoja de ruta seria, clara y pertinente, la inversión pública en ciencias es una inversión perdida.

http://finiterank.com/notas 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Javier Moreno