Por: Ana Milena Muñoz de Gaviria

Obama, oportunidad y retos

La victoria del candidato demócrata, presidente Barack Obama, en el colegio electoral no implica que Estados Unidos sea un país demócrata unido.

El estrecho triunfo en el voto popular 50% a 48% que se refleja en el mapa electoral muestra un país dividido, primero físicamente con un centro donde predominan estados más rurales y conservadores y una periferia, los estados de las costas, con regiones más modernas, urbanas, cosmopolitas y liberales. Y esa división va más allá de lo físico y electoral a lo ideológico por una polarización impuesta por los partidos, especialmente el republicano que pasó del centro a la derecha con ideologías cada vez más radicales y conservadoras que aspiran a un estado diferente en un país cambiante.

La división igualmente está en el Congreso con una Cámara republicana y un Senado demócrata lo que dificultará sacar adelante algunas reformas. El gran reto de Obama será la unión y la reconciliación y poder responder como presidente de todos los norteamericanos; y en este sentido la unidad y el trabajo de demócratas y republicanos es fundamental, como lo manifestó el candidato republicano, Romney, como una necesidad para la gobernabilidad y para sacar adelante este país que ha ido perdiendo liderazgo en el mundo como potencia económica ante China e India.

Esta nueva etapa para Obama será crucial no solo para dejar su legado sino para realizar los cambios y las transformaciones económicas y sociales La necesidad de reducir el déficit fiscal mediante el aumento de impuesto, reducción del gasto público y militar, e igualmente reactivar la economía para generar mayor empleo, continuar con la implantación de la reforma en salud y la necesidad de reformas en educación que permitan a toda la nación ir al ritmo de la tecnología y la globalización.

Estados Unidos es un país diferente y para los demócratas el voto de las minorías fue fundamental ya que este partido ha sido el abanderado de sus derechos. El voto hispano fue fundamental en la victoria y claramente los demócratas abogan por una reforma migratoria a su favor y los gay ven más libertad e inclusión y el apoyo en la aprobación del matrimonio que en muchos estados ya está vigente. Los afrodescendientes ven en Obama una esperanza en uno de los suyos. Finalmente Obama tendrá su segunda oportunidad por estar más cerca a la gente y a sus problemas, a pesar que la crisis no le ha ayudado; sin embargo, poco a poco la economía mejora.

En cuanto a política exterior hay una diferencia grande con los republicanos en temas de derechos humanos, intervención y comercio. Hay necesidad de cambios y de reafirmar su política exterior en países como Irán y su programa nuclear, Siria y la guerra de Assad, Israel y los árabes, Rusia y sus hostilidades y China y el comercio Nuestra región estuvo ausente en la campaña electoral. Los temas se concentraron en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, pero seguridad, comercio, medio ambiente y energía serán importantes. Colombia continuará siendo un aliado en la región pero esperamos acciones como tal pues en la agenda electoral poco se habló de ella.

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Ana Milena Muñoz de Gaviria