Por: Columnista DATAiFX

El 'Armagedón fiscal'

El principal riesgo que corre el mundo tiene que ver con el abismo fiscal al cual se está dirigiendo con rapidez Estados Unidos.

En las urnas quedó definido que Obama continuará manejando (o intentando hacerlo) los destinos de la economía más importante, tarea nada fácil porque, si no se llega a ningún acuerdo frente al problema fiscal norteamericano, la responsabilidad de una nueva recesión de la economía recaería sobre sus hombros. Y es que el problema no es la falta de soluciones plausibles, sino la polarización extrema entre los dos partidos.

Si algo hemos aprendido en este quinquenio de crisis de las economías desarrolladas, es que su clase política dista de ser aquella a la que se le pudiera confiar la solución de los problemas que actualmente aquejan el mundo.

Y lo que es más triste es que una de las supuestas “democracias insignia” como Estados Unidos no encuentre una manera concertada de tomar soluciones que para el resto del mundo parecen, más que necesarias, casi obvias. De no tomar una decisión conjunta entre republicanos y demócratas, el 1º de enero de 2013 se desataría un ‘Armagedón fiscal’, con un incremento en los impuestos (el Payroll Tax subiría del 4,2% al 6,2%), así como un fuerte recorte en los gastos gubernamentales, todo de manera simultánea.

Aunque nuestra expectativa apunta a una salida concertada que evite que la economía se dirija al fondo del abismo fiscal, que el rumbo de la economía dependa de la voluntad de la clase política muestra de por sí lo cerca que el mundo está de una nueva debacle económica.

*Francisco  Cháves / Corredores Asociados.

Buscar columnista