Por: Mario Fernando Prado

Cuando la verdad es otra

Metió la pata la unidad investigativa del acucioso columnista de Semana Daniel Coronell, quien en su afán de enlodar todo lo que huela a Valle del Cauca y en especial a caña de azúcar (remember Manuelita y Mayagüez), confundió peras con manzanas en su artículo en contra de María Clara Fernández de Soto de Dávila.

Acusa y sindica el escribano que la mamá de Juan Manuel Dávila, y por ende exsuegra de Valerie Domínguez, no sólo se apropió de 2.200 millones del programa AIS (que ya fueron devueltos), sino que además está pagando casa por cárcel (lo cual tampoco es verdad), y acto seguido la acusa a ella y a su familia de tener una hacienda de 777 hectáreas en el municipio de Ginebra por la que sólo pagan 58.100 pesos anuales de impuesto predial.

Lo anterior también es falso. La señora Fernández de Soto no es propietaria ni socia de dicha propiedad —cuya casa tampoco es monumento histórico o arquitectónico—. Su señora madre posee 69,66 hectáreas, 707,34 menos de las que afirma Coronell, por las que paga 6’330.000 pesos de impuesto predial y no los 58.000 que asegura el columnista en cuestión.

¿Qué pasó? Que simplemente a Coronell le metieron gato por liebre y lo han hecho quedar muy mal parado ante la contundente evidencia de las cifras. Su unidad investigativa, por ejemplo, confundió una vía que tiene 777 metros cuadrados, con una propiedad de 777 hectáreas y el mapa que aparece en la edición de internet es un viejo plano a mano alzada que no tiene ya validez y que no corresponde al predio cuestionado por el destacado periodista.

Pero como ya la falacia está andando se ha querido crear un ambiente hostil contra esta familia, por demás muy apreciada en el municipio cuna del Festival del Mono Núñez, con el consiguiente problema de seguridad que encarna tener semejante cantidad de tierra.

Ojalá el autor de esta columna, ante la contundencia de las cifras, tenga la gallardía de rectificar lo expresado en su columna de Semana, publicación amiga del Valle y que siempre se ha distinguido por investigar, oír y decir la verdad.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Fernando Prado