Por: J. William Pearl

Republicanos

El perdedor en las elecciones Americanas fue el partido Republicano, su voto se concentró especialmente en el centro del país.

Mientras que el de los Demócratas se centró en las costas. En el centro tienden a vivir los americanos que llevan mucho tiempo establecidos en ese país, a diferencia de los hispanos y las personas de color que tienden a establecerse hacia las costas.

Después de las elecciones en las cuales Mittt Romney perdió la presidencia de los Estados Unidos, el partido Republicano debe estar planteando su estrategia a seguir, de aquí en adelante. El voto hispano y de color lo tiene casi perdido por la simple razón que sus teorías van en contra de lo que ellos piensan, ya que estas no los incluyen. Este segmento de la población, cada día crece más y es opuesto a las ideas republicanas, como son la no inmigración, el álgido tema de la salud, los impuestos y muchos otros más.

Los republicanos, que en las listas que estaban en juego para ambas cámaras, les fue mejor en la cámara baja, no se llevaron el premio mayor por el cual su candidato a la presidencia tanto luchó. Los Estados Unidos están cambiando en cuanto a su manera de pensar y por ende de votar. Ese partido, de no dar el giro que requiere, puede quedar más solo. Si le siguen apuntando a las teorías que han representando por muchos años, como son el no cambiar de ideas, corren un alto riesgo de quedar desolados, pues cada día son menos quienes comulgan con esas doctrinas. Los partidos políticos están para representar las personas, y los republicanos como van, no están cogiendo una gran tajada, sino más bien, cada vez la menor del ponqué.

Al contrario los hispanos crecen rápidamente, la gente de color también. Los Republicanos le apuntan más que todo a la gente del centro del país, que tiende a ser más conservadora; no es que los republicanos carezcan de votos en otros segmentos. Tienen adeptos, muchos aun, pero cada vez hay menos personas que se sientan representadas por dicho partido y como es apenas normal, hay más gente pobre, que gente rica. De seguir como van, en muy poco tiempo los Republicanos serán un partido en vías de extinción; la democracia más grande del planeta corre el riesgo de contar en unos años con menos partidos de los que hay en la actualidad. Tienen que reinventarse por el bien de sus votantes, de lo contrario tenderán a ser un partido pequeño, dando cabida a otras expresiones políticas.

Que se acaben como partido no es del todo malo, es una muestra del cambio de mentalidad de las personas y de su constante evolución. La democracia lleva muy poco tiempo, no la conocemos bien; pero al ser parte de un sistema es muy probable que algunos partidos puedan llegar a su fin. Dando cabida por ejemplo a los verdes que tan de moda están.

Por otro lado, los demócratas están muy contentos, pues tienen Presidente y más de un tema para seguir creciendo. En unos cuantos años los hispanos y la gente de color pueden ser la mayoría y ya tendrán los derechos adquiridos. Es probable que los votantes nuevos busquen otra salida y sus necesidades sean diferentes. En dado caso pasaran a la historia y es probable que surjan otros partidos políticos.

Es una muestra de que la democracia como casi todo, tiende a evolucionar, a llegar más lejos y así satisfacer los anhelos de los votantes a quienes representan, es increíble ver cómo las cosas tienden a desarrollarse con el tiempo, esa es la historia del ser humano, evolucionar.

Buscar columnista

Últimas Columnas de J. William Pearl