Por: Luis Fernando Montoya

Nacional

“El éxito exige la lealtad del objetivo”: Vince Lombardi.

El inicio de los cuadrangulares del fútbol colombiano ratifica que nuestro fútbol es muy irregular en su rendimiento y en los resultados. En una fecha unos equipos son de alto vuelo y en la otra fecha son de bajo vuelo, por eso hasta el momento no sobresale un equipo que marque el camino diferente para ser considerado el firme candidato a ser campeón de la Liga Postobón II.

La palabra competición se deriva de la latina competere, que significa “buscar conjuntamente” (com, conjuntar, y petere, buscar), por lo general implica competencia con otro u otros y, a menudo, también la evaluación de su rendimiento en términos comparativos, es decir, en comparación con el rendimiento de los demás.

La inversión económica hecha por el Atlético Nacional durante todo el año y en particular en el segundo semestre, es para que el equipo hubiera marcado la diferencia en el torneo todos contra todos y ahora en el cuadrangular B fuera el conjunto que estuviera por encima de los demás, pero le ha costado ratificar dicho favoritismo en el terreno de juego por diferentes circunstancias.

Aspectos positivos

1. La nómina de futbolistas es amplia, tienen dos jugadores por puesto, técnicamente bien dotados; los delanteros son rápidos, como Avilés Hurtado, John Pajoy, Félix Micolta y Luis Fernando Mosquera.
2. El respaldo económico de la organización Ardila Lulle.
3. El acompañamiento masivo de su hinchada de local y de visitante.

Aspectos a mejorar

1. Su juego debe ser más continuo, es decir, durante el partido tiene momentos en que pierde su eficacia y entre partidos sucede lo mismo.
2. Debe hacer respetar más su condición de local, durante el torneo todos contra todos y ahora en el cuadrangular no lo ha podido conseguir; por sorteo ya no sale más del departamento de Antioquia.
3. Los jugadores deben ser más conscientes del equipo que representan, por eso Luis Fernando Mosquera y Macnelly Torres deben ser más regulares en su rendimiento.

El camino al título aún es incierto, por rendimiento y por las fechas que faltan por jugar; el Atlético Nacional debe trabajar fuertemente en fortalecer sus aspectos positivos y sus aspectos a mejorar, para que su nivel sea el esperado por sus directivos y los aficionados.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya