Por: Columnista DATAiFX

Desequilibrio de la tasa de cambio

La Tasa de Cambio Real (TCR) es una buena alternativa para analizar el verdadero riesgo de la apreciación del peso colombiano.

Dicho índice compara el precio de una canasta de bienes y servicios en una misma moneda y para esto se utilizan los índices de precios al consumidor de dos economías, lo que lleva a que el análisis sea dinámico y comparable en el tiempo. Los desbalances de la TCR son peligrosos en la medida en que estos sean prolongados, ya que pueden derivar en caídas del producto interno bruto e incrementos en el desempleo.

A finales de los 90, Colombia sufrió desbalances en la TCR por cuenta de los altos flujos de dólares por concepto de inversión que llegaron al país. La apreciación real llevó a desequilibrios macroeconómicos y posteriormente, junto a otras variables, desencadenó la fuerte recesión que el país vivió durante ese período.

La pregunta que surge es si actualmente, cuando la TCR se acerca a niveles mínimos observados durante ese período, existen los mismos riesgos sistémicos y desbalances macroeconómicos. La respuesta no es un contundente sí, porque al compararla con la Tasa de Cambio Real de largo plazo y calcular así la brecha entre estas dos, habría espacio para que la apreciación continuara durante un tiempo adicional (esto podría ser incluso 1 o 2 años). Sin embargo, es evidente que los niveles actuales de apreciación real encienden las alarmas, más cuando este tipo de desequilibrios puede llevar a que Colombia sea más vulnerable a los choques externos, los cuales hoy son más comunes que en años anteriores.

* Francisco Chaves, Corredores Asociados

 

Buscar columnista