Por: Columnista DATAiFX

Pronosticando la tasa de cambio

El descenso del dólar en casi $15,9 durante la semana anterior dejó el peso colombiano fluctuando sobre los $1.800, un escenario bajista que nuevamente retoma las discusiones de los analistas frente al probable cierre de 2012. Colombia es un destino atractivo para la inversión extranjera.

Podemos notar el crecimiento anual de la IED (inversión extranjera directa) en 10,2% hasta acumular en el año US$14.991 millones al cierre del 23 de noviembre, como exhibe la balanza cambiaria; mientras que la inversión de portafolio creció el 11% hasta acumular US$2.340 millones en lo transcurrido de 2012. En particular, la inversión extranjera de portafolio hacia fondos de renta fija ha retrocedido el 15% (US$2.616 millones a septiembre), debido al impacto que han tenido sobre los agentes las expectativas de política económica y el escenario externo; factor que contrasta notablemente con el crecimiento anual del 55,6% en la inversión hacia los fondos participativos, acumulando inversiones externas hacia Colombia por US$9.461 millones según las cifras disponibles a septiembre.

En este contexto, resulta interesante evidenciar que, aunque la tasa de cambio haya descendido por operaciones particulares (reintegros públicos, inversión externa, liquidación de futuros/forwards sobre dólar, reducción de PPC de los intermediarios cambiarios), la volatilidad diaria (entre $9 y $10) y el bajo volumen que aún se viene registrando, no podría descartar repuntes que lleven al dólar sin mayor problema hasta los $1.850; además del ruido que introducen temas externos como el fiscal Cliff en EE.UU., la deuda soberana en Europa y la recuperación económica china.

*Juan Camilo Santana **Profesionales de Bolsa.

Buscar columnista