Por: Indalecio Dangond B.

El personaje del año 2012

Por estos dias, como suele suceder todos los años, los medios de comunicación hacen un balance para escoger a los personajes más destacados de los últimos doce meses por su aporte a la sociedad o que hayan contribuido particularmente a la defensa de los derechos humanos, la paz y los asuntos internacionales.

Confieso que llevo una semana con el tema dando vueltas en mi cabeza, y he llegado a la conclusión de que el personaje del año debiera ser compartido entre uno físico y otro intangible: Catalina Escobar y los movimientos de la sociedad civil creados a través de las redes sociales.

Catalina es todo un personaje por la significativa e impactante labor social que desarrolla en favor de miles de madres adolescentes y niños desamparados a través de la Fundación Juan Felipe Gómez. Ese trabajo consistente y coherente con las necesidades del entorno social de Cartagena, le mereció una postulación como Héroe internacional del año por la cadena CNN.

Por otra parte, los movimientos sociales han sido tan representativos en la coyuntura actual que gracias a esa fuerza, se logró que se echara para atrás la corrupta y vulgar Reforma a la Justicia aprobada por el Congreso de la República, además de la inequitativa Reforma a la Educación, dos iniciativas legislativas presentadas por el Gobierno Santos.

Indudablemente debemos destacar los triunfos de Mariana Pajón (medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres), del samario Radamel Falcao y de nuestra selección de futbol que con su buen juego nos acerca a la clasificación del mundial Brasil 2014. Otros que merecen el reconocimiento, son nuestros mas insignes embajadores ante el mundo, encabezados por Juanes, Shakira, Sofia Vergara, Luis Alberto Moreno y los que repiten todos los años, el maestro Fernando Botero y el Nobel Gabriel Garcia Márquez.

Si buscamos en el plano político nacional, que entre el diablo y escoja porque no hay uno que despierte admiración, respeto y confianza por parte de los colombianos. La decepción frente a las instituciones públicas y sus funcionarios se reflejó en la última encuesta de Ipsos Napoleon Franco en la cual tan solo el 32% de los encuestados piensa que las cosas en Colombia van por buen camino. La imagen de la Procuraduria, Fiscalia, Contraloria y las altas Cortes no supera el 30% y el 64% de los encuestados piensa que el presidente Santos, no ha cumplido con las promesas que hizo a los colombianos al inicio de su mandato.

Lo anterior es con razón. Los resultados en materia inversión social son deficientes. De 17 ministros, solo tres (Comunicaciones, Vivienda y Comercio) han mostrado gestión en sus carteras. El desempeño de los demás ha sido flojo y por no cumplir con las metas de ejecución de los presupuestos de inversión las locomotoras perdieron el impulso.

De regalo de Navidad quisiera que alguien me explicara en qué proyectos de inversión social o infraestructura se ejecutaron los $9.1 billones de las regalias que se trajo el ex ministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry para Bogotá, los $5 billones que le giraron a Bruce McMaster el director del Departamento Administrativo para la Prosperidad Social y los $14 billones que maneja Jorge Londoño, Presidente del Fondo de Adaptación creado para ayudar a los afectados por las pasadas inundaciones. Es con razón que la imagen del presidente Santos haya disminuido del 71% al 45% en el último año. No hay confianza.

Mi respeto y admiración a Catalina Escobar y los líderes de estos movimientos por gestionar, edificar y buscar el bien común de nuestra población más necesitada. Son un verdadero ejemplo a seguir.

Twitter: @indadangond

Buscar columnista

Últimas Columnas de Indalecio Dangond B.