Por: Columnista DATAiFX

Contra la revaluación

Este es el primer año desde 1999 que el promedio de la tasa de cambio cierra por debajo de $1.800. Se podría hablar entonces de una derrota para las autoridades del país que han intentado “combatir” la revaluación, pero en defensa de ellos quiero destacar un segundo punto, y es el hecho que se ha reducido notablemente la volatilidad de la misma.

Una tasa de cambio menos volátil puede ayudar a reducir las pérdidas para los exportadores en la medida en que les da un mayor margen de maniobra a la hora de buscar coberturas, plasmar escenarios y cumplir objetivos, algo que en un ambiente de volatilidad alta es tarea bastante más difícil.

Y precisamente un tercer punto a tocar es la acción sincronizada entre Gobierno y Banco de la República. Este año se vio una buena comunicación entre Minhacienda y Banco de la República en temas de intervención. Un ejemplo claro es la reunión del Banrep en agosto, en la cual, en su última reunión antes de dejar el cargo, el exministro Echeverry anunció compras del Gobierno por US$700 mil millones que generaron los dividendos esperados.

Sin embargo, con el nuevo ministro se ha perdido ese énfasis de combatir la revaluación, en parte por la maratónica tarea de sacar una reforma tributaria que a la postre significará mayores flujos de dólares al país. Es necesario entonces que una vez se apruebe la reforma, se transmita al mercado la intención clara de combatir la revaluación, más con la desaceleración económica que se observa en el segundo semestre del 2012.

 * Francisco Chaves, Corredores Asociados

 

Buscar columnista