Publicidad
Mauricio Botero Caicedo 29 Dic 2012 - 11:00 pm

¡Que la verdad no sea otra víctima! I

Mauricio Botero Caicedo

La revista Semana, en su edición del 17 de diciembre, trae un artículo de León Valencia, "Entre Fedegán y las Farc", y en aras de que la verdad no sea otra víctima, considero oportuno hacer algunas precisiones.

Por: Mauricio Botero Caicedo
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/columna-394455-verdad-no-sea-otra-victima-i
    http://tinyurl.com/lkr6cuk
  • 0

Valencia afirma: “Tenemos una aberrante concentración de la propiedad, quizá la más alta del mundo: el 1,5% de los propietarios tienen el 52% de la tierra cultivable; también el más absurdo uso del suelo: 4,9 millones de hectáreas se dedican a la agricultura, 39,5 millones a una ganadería extensiva e ineficiente…”.

Las estadísticas sobre la concentración de la tierra en Colombia se basan en el Informe Nacional de Desarrollo Humano 2011, preparado por el PNUD. Dicho informe contiene varios errores, concretamente cuando señala los índices de concentración de la tierra (Gini). En primer lugar, la muestra no es representativa, ya que se reseñan sólo 31 países de los 200 que existen. Segundo, brillan por su ausencia países con alta concentración en la propiedad de la tierra (y que, sin embargo, tienen enormes y eficaces producciones) como Estados Unidos (en donde el 1,5% de la población alimenta a los 350 millones de estadounidenses y parte de la población mundial), Canadá y Australia. Tercero, no es serio que para sacar hoy conclusiones a 2011 se utilicen estadísticas de Gini que tienen más de 20 años, algunas de 1990. Cuarto, en los nueve países de América Latina que aparecen, Colombia ocupa el puesto quinto, algo mejor que el promedio. Quinto, dentro del universo de los 31 países, en relación con el índice de desarrollo humano (IDH), Colombia con un 0,492 aparece en el puesto número 11, ligeramente por debajo del promedio. Entonces afirmar que Colombia tiene “quizá la más alta concentración de tierra en el mundo” es una distorsión de la realidad.

A continuación Valencia afirma que “…cerca de 10 millones de hectáreas han sido concedidas para una explotación —de bajo compromiso social y muy agresiva con el medio ambiente— de minas e hidrocarburos”. En relación con el número de hectáreas, el ministro de Minas y Energía, Federico Rengifo, en artículo en El Tiempo (Dic. 4/12), aclara: “ Estas dos actividades (la minería y la agricultura) no compiten por tierra. La minería no es una actividad extensiva en el uso del terreno. En Colombia existen hoy 9.400 títulos mineros que cubren 5,6 millones de hectáreas. De éstos, 3.760 están en explotación y abarcan cerca de 2,1 millones de hectáreas, un área cercana al 1,8% del territorio nacional. No toda el área de un título minero en explotación se utiliza en minería. Aun usando la cifra de 8% de impacto sobre el área de un título en explotación, en Colombia nos daría una cifra total de área de superficie intervenida por la minería de 168.000 hectáreas o el 0,14% del territorio nacional. Es decir, menos de lo que está sembrado en plátano en el país”. La verdad es que no son los 10 millones de hectáreas que reseña Valencia, sino el 1,68%, 168.000 hectáreas. Y si bien Valencia tiene razón en decir que la minería no genera mayor empleo y es agresiva con el medio ambiente, esta actividad contribuye con vías de penetración y redes eléctricas; y además de generar divisas, con las regalías los departamentos pueden adelantar obras de alto contenido social.

En otro parágrafo Valencia afirma: “…discutir (en La Habana) una estrategia de choque que nos lleve a una redistribución de la tierra; y ahí, o se pacta con los grandes terratenientes o se les doblega”. De los 130 millones de hectáreas rurales que están registrados en el “Codazzi”, 52% son de particulares, 26% de indígenas y negritudes, y el resto, 22%, del Estado. Teniendo en cuenta que hay 5 millones de hectáreas en manos de grupos ilegales, los dos grandes terratenientes en este país a quienes hay que doblegar, ¡oh sorpresa!, son el mismo Estado y los ilegales.

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Vea más de Mauricio Botero Caicedo

29 Mar - 10:00 pm

'Haciéndose los locos'

22 Mar - 1:06 pm

Uvas de nuestra (ment)ira

15 Mar - 10:00 pm

El ocaso de la izquierda

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio