Por: Columnista DATAiFX

En camino de romper los $1.700

El cierre del año sorprende con un descenso estrepitoso del dólar, desde los $1.800 hasta los $1.760, una referencia muy cercana al nivel mínimo más reciente de la cotización de nuestra divisa frente al dólar.

Los analistas preveíamos cerrando el año en una tasa próxima a los $1.800, pero ha sorprendido el hecho que el peso siga ganando terreno, aun cuando el escenario externo sigue siendo pesimista en lo que respecta a EE.UU.

En este sentido, los inversionistas han preferido refugiarse en el mismo dólar norteamericano u otros activos refugio, mientras evidenciamos sesiones bursátiles agotadoras que no hacen más que validar o refutar una salida negociada al techo de la deuda norteamericana. Entonces, extraña que el peso colombiano no se haya precipitado frente al dólar, es decir, depreciarse como ocurre con otros pares de países emergentes.

Y es que todos sabemos que Colombia sigue estando en el radar de los inversionistas y esto es evidente con el ingreso de jugadores extranjeros al sector financiero, minero y real en los últimos cinco años, además de los inversionistas y especuladores que entran al mercado de capitales y los que aún se espera lleguen en 2013 tras los beneficios a la inversión extranjera aprobados en la reforma tributaria, así que, aunque el escenario externo sea flojo, como creo será este 2013, el peso podría seguir avanzando frente al dólar en lo que podría convertir los siguientes años en nuevas cifras récords para la inversión extranjera directa y de portafolio.

 

*Juan Santana / Catedrático Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Buscar columnista