Publicidad
Ignacio Zuleta 2 Ene 2013 - 11:00 pm

Desiderata para el 2013

Ignacio Zuleta

Los comienzos de año traen su energía renovadora y sus propias esperanzas.

Por: Ignacio Zuleta
  • 7Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/columna-394884-desiderata-el-2013
    http://tinyurl.com/kdj4pk3
  • 0

La mente se dispone a quemar el año viejo, a corregir errores y a darles vida a las visiones de un ser humano mejor, un país mejor y un mejor mundo. Quisiera enunciar desde el optimismo, y pensando con las ganas, un par de temas que serán durante el año motivo de reflexiones más profundas. Deseamos:

Que los diálogos de paz nos abran los ojos pues la guerra no es gratuita y proviene de la desigualdad social, la inequidad en la tenencia de la tierra y el maltrato infantil, entre otras causas. Es importante escuchar con tolerancia, reflexionar sobre la dinámica y conveniencia de un sistema económico que ha probado ser injusto, depredador y cínico por naturaleza, para crear modelos nacionales propios, aun a costa de sacrificar algunas aparentes ventajas comparativas, que no son más que excusas para dejarnos explotar por otros.

Que los gobernantes no olviden que hoy en día el problema fundamental de la paz no es sólo la guerrilla. La violencia cotidiana actual también proviene de las bandas organizadas que heredamos de los paramilitares, de las falsas desmovilizaciones y de los golpes mediáticos a los minicapos, que han atomizado el crimen. No hay una sola región en el país libre de la vacuna impuesta igualitariamente al pobre y al rico. Los asesinatos por incumplimiento, a cuentagotas y sin registro en los medios, son la realidad habitual, asumida con resignación y desesperanza al ver que los organismos de seguridad del Estado también están corruptos.

Que haya un cambio en el sistema de salud, empezando por la concepción de la misma, pues se ha vuelto un asunto farmacéutico. Los precios, la falsificación y el tráfico de medicamentos, sumados a los sobornos de las multinacionales a los médicos y a la corrupción del sistema, nos han dejado sin verdadera salud pública y a merced de los vampiros. Es fundamental promocionar y oficializar la medicina natural tradicional, sencilla y de bajo costo, como lo han hecho muchos países de culturas más dignas, como la India con el Ayurveda, la China, el Tíbet y cientos de comunidades africanas con el regreso a las plantas y al saber tradicional.

Que la concepción de “progreso y desarrollo” basada en el dinero como medidor falaz del bienestar humano, dé paso a una visión integral, espiritual y telúrica del hombre. De lo contrario arrasaremos con lo que queda de las selvas y las plantas, los animales, el agua y las culturas aborígenes milenarias que apenas sobreviven. Aquí no ayuda la estúpida y fallida guerra contra las drogas, que es una guerra frontal contra la gente. Hay que pacificar el campo para fomentar un regreso a la tierra, pues promover un país urbano es un error: la ciudad gigantesca, especialmente si es una megalópolis del Tercer Mundo, es un monstruo que deshumaniza, desarraiga, y enloquece. Si ese es el desarrollo, no lo deseo para mis hijos y mis nietos.

  • Dharmadeva | Elespectador.com

  • 7
  • Enviar
  • Imprimir
7
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

CONCIENCIA LIBRE

Mar, 01/08/2013 - 06:55
EL SISTEMA... lo conformamos los colombianos y se hace a partir de la forma como cada uno piensa y actua. Especialmente de las emociones que lo dominan. Este conjunto forma la cultura. Esta cultura ha sido modelada por el espiritu mafioso y criminal que se apodero del pais a partir de 1980. Los lideres de esta cultura son nuestras elites:Politicos+terratenientes + ganaderos + grandes empresarios+ los dos banqueros+ fuerzas militares y paramilitares.
Opinión por:

doloresthomas

Mar, 01/08/2013 - 00:48
Me encanta cuando alguien me demuestra que estoy equivocada. Esta semana, Ignacio Zuleta - Dharmadeva, me ha probado que mis opiniones sobre su columna estaban erradas. Bella reflexión, además de fuerte y bien ompleta (orígenes de la violencia en el abuso infantil, por ejemplo). Excelente.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 01/08/2013 - 04:41
Mi estimada y muy respetada dama que me acompaña en estas cosas de las opiniones en este medio virtual, sumercé engalana los comentarios con reflexiones a lo bien expuestas; pero te digo una cosa...¿sabes por qué fracasan las naciones? Si lo sabes, por favor que no se te vaya por el camino viejo, y dile a tus amistades que algún día tendremos instituciones que no favorezcan a los privilegiados mafiosos que contratan y gobiernan al mismo tiempo, como la diada de cada cara de la misma moneda.
Opinión por:

Boyancio

Lun, 01/07/2013 - 04:24
Una cosa puede uno sacar en conclusión ciudadana: Que este tema no despierta ninguna clase entusiasmo, o su contrario: que es tan grande el apego a los dogmas tradicionales, que les da miedo escrutar posturas diferentes a las convencionales.
Opinión por:

anaviky

Mar, 01/08/2013 - 08:38
Sííí seeñor, donBoyancio II, eso de las posturas es básico para la escrutar adecuadamente. Oiga...¿a cómo amaneció el ñame en Galónsintapa, después de reyes? No he vuelto por allá porque pienso quedarme hasta la Guacherna en la Quilla. Saludos afectuosos!
Opinión por:

chococruz

Vie, 01/04/2013 - 09:25
Apreciado Dharmadeva lo quiero acompañar en los propositos de este nuevo ciclo que se inicia y en los mismos temas que propone, aunque son esperanzas bastante utópicas no deja de ser interesante hacer parte de una cadena de buenas energias y de buenas intenciones sobre propositos fundamentales en la existencia y desarrollo de nuestro país, lamentablemente existe a la par una energia negativa y mala pues mientras nuestros "padres de la patria" sean lo que son, son pocas las esperanzas pero igualmente como dice el refran popular las esperanzas son las ultimas que se pierden.
Opinión por:

gedanke99

Jue, 01/03/2013 - 12:23
Yo creo que el principal problema de Colombia está en la gente, la gente de nuestro país lo tiene al borde de un abismo que a pesar de todo se nos resiste, pero llegará el momento que nadie lo podrá detener. Nuestra gente es perezosa, facilista, violenta, egoísta, no mide las consecuencias de sus actos, busca el beneficio inmediato, considera que el éxito está en lo material y glorifica los actos ilegales como "astucia". Nuestra sociedad está carcomida por un "cáncer" mental y social, no tenemos solución.
Publicidad

Vea más de Ignacio Zuleta

10 Mar - 9:06 pm

No me trago la TV

24 Feb - 8:57 pm

El paseo de olla

10 Feb - 11:00 pm

La tienda de la esquina

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio